Cómo crear una empresa y trabajar al mismo tiempo.

Cómo crear una empresa y trabajar al mismo tiempo.

Lo que leerás a continuación es parte de nuestro libro Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar, tu tiempo, utilizar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra que puedes adquirir haciendo click en este link. 

Crear empresa mientras trabajas es uno de los más grandes retos que afrontan muchos profesionales, sin embargo es una gran manera de probar tu idea y tus habilidades como emprendedor.

El panorama perfecto para crear empresa seria tener el dinero suficiente para invertir en tu idea de negocio y a su vez no tener que preocuparte por tus gastos personales y/o familiares. Pero afrontémoslo, este panorama es utópico en la gran mayoría de los casos. Muy pocos corren con la suerte de estar financieramente asegurados para poder concentrarse exclusivamente en su nuevo proyecto.

Lee también: Cómo paso a paso puedes puedes hacer tu primer millón de dólares


Por este motivo, renunciar a tu empleo puede ser un lujo que no puedes tomar. Seguramente tienes deudas, cuentas por pagar y el sueldo no te alcanza para ahorrar. No obstante, no hay ninguna motivo que te impida hacer las dos cosas al mismo tiempo. Requerirá de sacrificio pero no es imposible.

La mayor parte de las dificultades para realizar las dos actividades, tienen que ver con la administración del tiempo y la energía que tengas para aumentar tu carga de trabajo. Encuentra a continuación 4 estrategias que te ayudarán a cumplir tus sueños sin dejar tu trabajo.

1. Organiza tu tiempo cuidadosamente.

Es de vital importancia que crees una clara y muy realista agenda de trabajo que te permita dedicar algunas horas de tu día a tu idea de negocio. Tendrás unos días más ocupados que otros, pero lo más importante es que al menos reserves una hora diaria. Una hora puede no parecer el suficiente tiempo, sin embargo te sorprenderá lo que habrás avanzado en una semana o un mes.

Crea una rutina que te permita trabajar en tu idea algunas horas semanalmente, de esta manera podrás medir tus avances con mayor facilidad.

2. Crea objetivos diarios.

La clave principal es la administración del tiempo, de tal manera que si quieres sacar el mayor provecho de él, deberás crear metas detalladas de lo que quieres lograr. Si empiezas el día sin saber que harás exactamente, desperdiciarás el espacio que destinaste para trabajar, en planeación. Haz una lista y crea fechas límite. Es importante que seas estricto con el cumplimiento de estos objetivos.

Para hacer esta lista, marca cada meta con un nivel de prioridad y el tiempo aproximado que te tomará terminarla. De esta manera podrás determinar que actividades requieren de mayor atención y podrás decidir cuales debes realizar personalmente y cuales puedes delegar.


3. Haz sacrificios, valdrá la pena.

Nuestro cuerpo tiene limites. Trabajar 8 horas en una empresa para luego llegar a casa a continuar trabajando requerirá de toda tu energía. No obstante, estos límites son creados por nuestra mente y en la mayoría de los casos no son reales.

Nuestro cerebro nos engaña continuamente. Si debes elegir entre trabajar o ver tu correo electrónico, tu mente elegirá la segunda opción, ¿Por qué? ¿Porque es más fácil?. Eso nos sucede continuamente y es por este motivo que caemos en la trampa de la procrastinación. Posponemos todas aquellas actividades que tienen cierto grado de dificultad y las reemplazamos por otras más sencillas.

Tal vez sentarte en el sofá de tu casa a ver televisión es el plan perfecto después de llegar del trabajo, sin embargo es un tiempo valioso que puedes aprovechar para crear tu empresa. Mereces ese espacio para descansar es cierto, pero ¿Estas dispuesto a hacer el sacrificio?.

4. Ejercicio y alimentación.

Este es uno de los aspectos más importantes y al que menos atención se le dá. ¿Por qué es el más importante?. Para aumentar tu carga de trabajo vas a necesitar más energía, de otra forma será más difícil que tomes la decisión de trabajar en tu idea de negocio, y para hacerlo tienes dos opciones, ejercicio y buena alimentación.

Es posible que pienses que no tienes energía para hacer ejercicio y mucho menos si ahora tienes dos trabajos. Sin embargo, científicos han demostrado que hacer ejercicio incrementa tus niveles de energía y te brinda la oportunidad de ser más productivo. Al hacer ejercicio, tu cuerpo eleva la carga energética para cumplir con la actividad física, creando un impulso que continua horas después del ejercicio.

Lee también: 4 Pasos para crear una rutina de ejercicios

Por otro lado, son los alimentos los que sirven como fuente de energía. Depende de ti si consumes los adecuados. Aumenta considerablemente el consumo de proteinas, que encuentras en la carne, pollo y pescado y disminuye el consumo de azúcar. Evita las comidas pesadas y en grandes cantidades especialmente en horas de la noche, pues tu cuerpo necesitará mucha energía para digerir los alimentos.

Lee también: Hábitos alimenticios que aumentan tu productividad

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 1]

Comentarios