Cómo y por qué debes invertir incluso si tienes poco dinero.

Todos los días hazte esta pregunta: ¿Qué puedo aprender hoy que tendrá el mayor impacto en mi vida y mi situación financiera?

Si tienes poco o nada de dinero es obvio que la idea de invertir no esté entre tus planes. No obstante, es precisamente ese pensamiento el que no te permite incrementar tus ingresos, ahorrar más y finalmente invertir para asegurar tu futuro.


Uno de los grandes problemas es que siempre esperamos a estar en una posición cómoda para empezar a invertir y la realidad es que debemos hacerlo lo más pronto posible, teniendo en cuenta los beneficios y el gran poder del interés compuesto para el crecimiento de tu dinero.

Adicionalmente, invertir es más que una simple actividad, es un hábito, y entre más rápido lo adoptes a tu rutina, más rápido verás los resultados.

Cómo y por qué debes invertir incluso si tienes poco dinero.

El primer paso es claramente cubrir tus necesidades básicas (Vivienda, comida, etc.) ¿Qué debo hacer después?

Responde lo siguiente. ¿En qué puedo utilizar el poco dinero que me queda hoy para generar un mayor impacto a largo plazo?

Encuentra a continuación 3 movimientos inteligentes que te permitirán empezar a invertir así tengas poco dinero:

1. Paga todas tus deudas.

¿Pagar deudas? Es posible que pienses que eso no es invertir. Sin embargo, si piensas detenidamente y por supuesto a largo plazo, pagar deudas es una de las maneras más simples de inversión.


Las tasas de interés de una tarjeta de crédito están por encima del 20%, pero si revisas los rendimientos presentados por el mercado accionario no superan el 10%. Es precisamente por este motivo que deshacerte de esas deudas que presentan tan altos intereses es una acción que debes tomar lo más pronto posible.

Si sigues pensando que esa no es una inversión, te equivocas. Así tu cuenta bancaria no esté creciendo, como lo haría si invirtieras en una acción en crecimiento, estarás ahorrando mucho dinero al no pagar esos altos interés.

2. Empieza a invertir en acciones.

Una de las mejores formas para empezar, es invirtiendo en acciones. No necesariamente debes invertir en la bolsa de valores de tu país, incluso puedes hacerlo en la bolsa de valores de Nueva York y recibir ingresos en dólares.

Lee también: Qué es la bolsa de valores y cómo invertir en acciones.

Así no tengas experiencia, ponte a la tarea de averiguar cómo empezar a hacerlo. No debes comprar miles de acciones, puedes comenzar comprando una o dos acciones de empresas que hayas analizado y creas que tengan oportunidades de crecimiento. De esta manera podrás practicar y entrenarte para cuando puedas hacer mayores inversiones.

De esta forma es como los ricos se hacen más ricos, invirtiendo en acciones. ¿Haz escuchado hablar de Warren Buffett? Bueno, él es uno de los hombres más ricos del mundo. ¿Sabes cómo ha hecho su fortuna? Invirtiendo en Acciones.

Bill Gates no es el hombre más rico del mundo solo por Microsoft, él tiene su dinero invertido en muchas otras empresas que le generan gran rentabilidad.

Tony Robbins, uno de los más reconocidos coach motivacionales y autor de varios libros best seller como “Money: Master the Game”, no ha hecho su fortuna solo dando sus charlas. Ha usado ese dinero invirtiendo en acciones para multiplicar sus ganancias.


En esta etapa donde realmente no tienes mucho dinero para invertir, empezar tu entrenamiento es el primer paso que debes dar.

3. Aprende a invertir en Opciones Binarias.

Otra opción de inversión son las opciones binarias. Te proponemos este método porque es más simple y directo que entrar directamente a la inversión en acciones. Aunque debes prepararte de igual manera, las opciones binarias tienen ciertas diferencias que te harán la vida un poco más fácil. ¿De qué se trata?

Las opciones binarias son activos financieros en los cuales puedes invertir tu dinero apostando hacia qué dirección va su valor. Es decir, apuestas si el precio sube o baja, y ganas un monto fijo sin importar de cuánto fue el aumento o la disminución en el precio de opción.

Cada opción tiene una fecha límite y un valor máximo. Tu posición estará abierta hasta que se cumpla la fecha limite o se alcance el valor máximo. Si apuestas que la opción sube y no lo hace, o viceversa, pierdes tu inversión.

Uno de los elementos positivos de este método es que conocerás de antemano cuánto dinero puedes ganar o perder al realizar la inversión. Invertir en opciones binarias es una forma rápida y fácil de invertir. Solo seleccionas un activo financiero y apuestas a una de las posiciones, subida o bajada.

Si quieres conocer más sobre este tema, este curso te ayudará a incursionar en el mundo de las opciones binarias. Para acceder haz click aquí.

¿Pero cómo invierto si tengo poco dinero?

Una mala situación económica no siempre es 100% un efecto de las circunstancias. De hecho, gran parte de este problema es tu forma de pensar. Por este motivo una de las mejores inversiones que puedes hacer es invertir en ti mismo. Y hacerlo no te costará un ojo de la cara.

Hacer una inversión monetaria es un movimiento inteligente. Pero la mejor inversión puede ser tan simple como invertir en ti mismo.

Invertir en ti mismo puede ser tan simple como un libro o incluso reservar un tiempo para aprender una nueva habilidad. Internet está lleno de cursos, ¡y muchos gratuitos!

Lee también: 17 simples e inteligentes formas de ahorrar más dinero.

En definitiva, son tus habilidades las que te llevarán desde la pobreza hacia donde quieres ir.

Entonces, ¿qué puedes aprender hoy que tendrá el mayor impacto en tu vida y situación financiera?

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Comentarios