Cómo saber si soy un emprendedor (25 señales que lo comprueban)

Cómo saber si soy un emprendedor

Es posible que te hayas preguntado: Soy un emprendedor?

Ya sea porque no has intentado crear tu propio negocio o porque ya empezaste y no has conseguido los resultados que buscas.

La realidad es que existen muchas variables que te indicarán si en realidad puedes decir “soy un emprendedor”, y van más allá de tener tu propio negocio. Incluso una persona capaz de crear empresa puede no ser emprendedor. Déjame explicar.

Una de las características principales del emprendedor es su resiliencia. Es posible que tengas suerte y crees empresa muy rápido, la cuestión está en qué pasará cuando haya problemas, qué pasará cuando lo que empezó como un paraíso se vuelva un infierno.

Es a largo plazo que sabrás si eres emprendedor o no. Pero si quieres empezar a salir de dudas sin necesidad de crear empresa y ver qué sucede, revisa esta lista. Si tienes estas características, podrás gritarle al mundo: ¡Soy un emprendedor!




Cómo saber si soy un emprendedor.

SOY UN EMPRENDEDOR

1. Te sientes seguro de ti mismo.

Esto no se trata de nunca sentirse inseguro, pero si pones en una balanza qué pesan más, si tus seguridades o tus inseguridades, ya sabes hacia dónde debe inclinarse.
Sentirte bien te proyectará como una persona mucho más capaz, este estudio lo demuestra.

2. Estás dispuesto a arriesgarte.

Si puedes decir con toda certeza: Soy un emprendedor, es porque eres cercano al riesgo.

Emprender no es un paso a paso que sigues al pie de la letra. En muy probable que debas arriesgarte después de planear y minimizar riesgos. Conoce 4 motivos por los que debes arriesgarte ahora mismo.

3. Puedes soñar en grande…

Visualizar “el final del camino” te permite crear un plan. Además te hace entender que cada paso que des debe ir en una dirección en concreto.

4. …y valoras los pasos pequeños.

Un emprendedor entiende que a los grandes objetivos se llega con pequeños pasos. Por eso valoran cada pequeña victoria y entienden que cada una es una inyección de motivación.

Te podría interesar: 100 frases para motivar a todo emprendedor.

5. Te gusta planear.

Si te gusta hacerte cargo de la organización y planeación en tu día a día, evidencias capacidades de liderazgo y delegación: 2 características que comparten los grandes emprendedores.

6. Te adaptas a la incomodidad.

Emprender está lleno de momentos incómodos y difíciles. Cualquier persona que pueda decir “soy un emprendedor”, de seguro se ha enfrentado a situaciones que lo sacan de su zona de confort, pero sin importar eso, hace lo posible por entregar siempre los mejores resultados.

7. Te interesa más la educación que el entretenimiento.

Por lo general nuestro tiempo libre lo destinamos al entretenimiento. Pero un emprendedor entiende la importancia de prepararse día a día y sabe que el tiempo libre lo puede aprovechar para aprender cosas nuevas.


8. Valoras el trabajo inteligente.

Está claro que un emprendedor puede trabajar duro, pero no por eso puede dar mejores resultados. Lo que sí lo garantiza es saber cómo trabajar de forma inteligente. Un emprendedor está en una búsqueda constante de herramientas y estrategias que les permitan optimizar su tiempo y abarcar más tareas más rápidamente.

9. No necesitas un jefe.

Una de las cosas más difíciles de emprender, es que eres tú el que decide qué hacer después. A diferencia de un trabajo, en el que casi siempre un superior indica hacia dónde se dirigen los proyectos, al emprender debes ser totalmente pro-activo, de lo contrario, no avanzarás.

10. Entiendes el fracaso.

Pretender emprender sin conocer el fracaso es una barbaridad. Sin importar nuestra excelente planeación y el cuidado con los detalles, son muchas las variables que pueden cambiar y perjudicarnos.

Lo importante está en entender que es posible que suceda y estar en la capacidad de levantarse, aprender de los errores y seguir con paso más firme.

11. Quieres encontrar soluciones a todo.

Un emprendedor confía es su capacidad de discernimiento y la quiere emplear a menudo. Lo ve como una práctica a su capacidad de pensar diferente y encontrar soluciones donde los demás solo ven problemas.

12. Puedes trabajar donde sea.

Trabajar para avanzar es un requisito que no siempre se puede cumplir desde la comodidad de una oficina. Un emprendedor lo entiende y está preparado para trabajar en cualquier lugar, ya que tiene la disposición y las herramientas necesarias.

Lee también: 6 tips para trabajar desde casa y hacerlo como un profesional.

13. Puedes hacer el trabajo sucio.

¿Toca hacer una llamada a un cliente y solo tú te atreves a hacerla? ¿Hay que improvisar un poco en una presentación y eres tú el que pone el pecho y se arriesga? Si quieres decir “soy un emprendedor”, debes ser capaz de hacer el trabajo que nadie más quiere hacer.

14. Te sientes cómodo aislado.

Pasarás noches y noches haciendo cosas que nadie hará por ti. Esto implica un entendimiento profundo de por qué estás haciéndolo para que la motivación siempre esté a tu lado.

15. Te gusta el debate.

Escuchar, entender cómo piensan los demás y después dar tu punto de vista es algo que hacen todos los emprendedores. Ya sea con socios, trabajadores o inversionistas, siempre debes saber cómo escuchar para encontrar los “puntos débiles” de la otra persona y hacer que tus palabras cumplan un objetivo claro.

Podría interesarte: Cómo hablar en público (21 estrategias)

16. Tienes interés por las demás personas.

Los emprendedores se caracterizan por querer conocer a los demás. Les gusta saber qué piensan. Su trato con los demás es una búsqueda de conocimiento y oportunidades.

17. Te entusiasman las nuevas ideas.

Eres de los que escucha un nueva idea y no deja de pensar en todo lo que podría derivarse de ahí. Además conoces modelos de negocio y lo que piensas tratas de aterrizarlo a un plano “realizable”.

18. Sales con gente más inteligente que tú.

Entiendes con quién repartir tu tiempo para sacar el máximo provecho a tus relaciones. Las personas más inteligentes que tú reducirán tu curva de aprendizaje y por ende alcanzarás mejores resultados en menos tiempo.


19. Respetas tus compromisos.

Emprender requiere no solamente planeación, si no cumplimiento de lo que se planea. Si tienes una lista detallada de tareas, le das prioridad a esa lista y no te distraes con lo que vaya saliendo.

20. De niño tuviste un “mini emprendimiento”.

Muchos padres, sin querer, enseñan hábitos de pobreza a sus hijos. Pero algunos, les inculcan una lección muy valiosa: El dinero no cae del cielo.
Si vendiste dulces, limonada o como yo, CD piratas, cuando eras niño; esa lección te quedó muy clara.

21. Siempre buscas oportunidades.

Tienes tus proyectos tan presentes que cada cosa que ves es una posible oportunidad para potenciarlos. Las personas que saben cómo leer lo suficiente, lo hacen porque entienden el mundo de posibilidades al que acceden en los libros.

Cuando hablan con los demás, ven publicidad en la calle, ven documentales…en fin, en todo lo que ven, buscan oportunidades de mejorar.

Si te gusta leer, estos libros en español para emprendedores te serán de gran ayuda.

22. Disfrutas la investigación.

Emprender requiere ser autodidacta. Puedes conocer mucho de un tema, pero de seguro no conoces lo suficiente de todas las áreas para poder crear un negocio, así que debes investigar cómo hacer muchas cosas.

23. Sigues más perfiles de motivación que de personas.

Instagram es una plataforma increíble, pero sabes que le puedes sacar más provecho llenándote de motivación siguiendo los perfiles indicados, en lugar de ver las fotos del cumpleaños de la vecina.

24. Tienes diferencias con el sistema de educación actual.

Entiendes las falencias de la educación actual. Por lo general, nos preparan para ser el mejor empleado que podemos ser, pero tú entiendes que hay áreas indispensables para el emprendimiento que tus profesores nunca pensaron en enseñarte.

25. Te gusta la variedad.

Entiendes que probar nuevas cosas y conocer nuevos lugares expande tu perspectiva y eso te brinda nuevas posibilidades para abrir tu mente y mejorar tus proyectos.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

 

Cómo saber si soy un emprendedor (25 señales que lo comprueban)
¿Qué tal te pareció?

Comentarios