Cómo escuchar para aprender más y más rápido.

Cómo escuchar

Escuchar se ha convertido en algo secundario para la gran mayoría, preferimos hablar y pasar por alto la opinión ajena. No podemos olvidar que sabiendo cómo escuchar nos conectamos con nuestro entorno y aprendemos de las personas que nos rodean.

En nuestro camino al éxito nos encontramos con personas de gran experiencia y solo sabiendo escuchar nos pueden dejar grandes enseñanzas.

Como emprendedor, saber escuchar a tus clientes y empleados te traerá innumerables beneficios que se verán reflejados en el crecimiento de tu negocio. Lo importante no es lo que tú sabes, esa información ya te pertenece; lo importantes es lo que puedas extraer de las mentes de las personas que te rodean.

Para esto es necesario que tus acciones demuestren el interés por conocer dicha información. A continuación te presentamos algunos tips para que sepas cómo escuchar para aprender más y más rápido.




Cómo aprender a escuchar.

1. Adopta un “modo de escucha”.

Según el modo de escucha que adoptes, te puedes ver en una situación donde debes interrumpir para dar tu opinión o dirigir el destino de la conversación. Aquí debes ser muy cuidadoso, ya que lo último que quieres es que el interlocutor sienta que no se puede expresar o que su opinión no vale.

Trata de no dejar a la otra persona con palabras cortadas, en lo posible déjalo terminar de hablar y ten presente que entre más lo escuches, más conocimiento vas a tener sobre él y sus ideas.

2. Ten cuidado con la comunicación no verbal.

Si quieres que el interlocutor se sienta escuchado, debes tener en cuenta que tu cuerpo le da a entender si estás o no interesado en lo que escuchas. Reacciones como cruzar los brazos, revisar el celular o estar más enfocado en la conversación de la mesa de al lado, le gritan al interlocutor: “¡NO ME IMPORTA LO QUE ESTÁS DICIENDO!” Así que mantén la mirada, sonríe y asiente ocasionalmente para darle vía libre a la otra persona a que se siga expresando. Si la conversación se torna larga y no la puedes interrumpir, se paciente y no descuides tu lenguaje corporal.

Lee también: Proyecta más liderazgo con estas 6 posturas.




3. Haz preguntas.

Si estás escuchando atentamente estás en capacidad de formular preguntas que le dan a entender a la otra persona que estás poniendo atención. Además el tipo de preguntas que hagas reflejará muchas cosas sobre tu capacidad de entendimiento sin necesidad de que hables demasiado.

4. Crea el hábito.

No estamos acostumbrados a escuchar atentamente porque vivimos rodeados de ruido, nos aislamos en nuestros audífonos y nuestro ego siempre quiere decir: “estoy presente”, diciendo lo que pensamos sin escuchar a los demás. Así que es hora de practicar, bajar la guardia y ¡tomar por costumbre escuchar antes de hablar!

Lee también:Estudios demuestran qué debes hacer para crear hábitos millonarios.

5. Diferencia entre oír y escuchar.

Oímos todo el tiempo, ya sea el viento o el tráfico. Es un proceso inconsciente del cual no podemos escapar pero escuchar requiere que seamos consientes. Así que si vas a escuchar, concéntrate y asegúrate de entender lo que te están diciendo. De esta forma le das más valor a tu tiempo y al de los demás haciendo que tus conversaciones sean productivas. No querrás ser esa persona que la gente evita porque sienten que van a perder el tiempo.

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Cómo escuchar para aprender más y más rápido.
5 1 vote

Comentarios