7 cosas que debes enseñarle a tus hijos para que sean emprendedores.

7 cosas que debes enseñarle a tus hijos para que sean emprendedores.

Tener éxito como emprendedor no es nada fácil. Pasé siete años estudiando a 177 millonarios y debo decir que están entre los individuos mas valientes que he conocido.

Ellos ponen todo en juego y toman enormes riesgos para perseguir sus sueños. Si quieres que tus hijos crezcan como emprendedores, existen ciertas cosas que tú como padre puedes hacer para enseñarles a pensar como emprendedor y no como empleados.

1. Enséñales a ser optimistas.

El optimismo es una de las grandes cualidades de las personas exitosas. 67% de los millonarios analizados en mi estudio eran fanáticos optimistas.

Lee también: ¿Cómo conseguir dinero? Trabaja primero en tu manera de pensar.

Incluso sabiendo que el camino para ser emprendedores podría ser muy largo, difícil y lleno de obstáculos, ellos creían firmemente que podrían sobrevivir y llegar hasta el final.


Enseñarle a tus hijos a ser optimistas les dará una gran ventaja sobre cualquier persona con la que estén compitiendo en su edad adulta, ya que es el optimismo quien impulsa, motiva y da las fuerzas para superar los errores y fracasos que puedan cometer.

Aquellos que sean los más optimistas, serán también los más persistentes, y la persistencia es un requisito del éxito.

El que es optimista es persistente, y la persistencia es un requisito del éxito. Click To Tweet

2. Ayuda a tu hijo a crear un pequeño negocio.

Los emprendedores generan ideas y las materializan. En el proceso cometen errores, superan obstáculos y algunas veces fallan.

El mejor momento para cometer errores es en la juventud cuando no existen grandes responsabilidades como la hipoteca de la casa, los niños y las cuentas por pagar.

Estas son algunas ideas para que ayudes a tu hijo a despertar su espíritu emprendedor.

  • Abrir un puesto de venta de limonada o helado casero.
  • Vender pulseras hechas a mano.
  • Tener una venta de garaje y poner a su hijo a cargo de la venta y la recolección de dinero. Dale una comisión sobre cada venta, el 20%, por ejemplo.
  • Vender dulces en la escuela.
  • Vender bandas, sombreros o camisas personalizadas.

Como padre, tienes la responsabilidad de ofrecerle a tu hijo sus primeras experiencias como emprendedor y que aprenda de sus errores desde pequeño.




3. Enséñale a tus hijos la diferencia entre buenos y malos objetivos.

Los emprendedores exitosos establecen objetivos que los ayudan a cumplir sus sueños. Conocen la diferencia entre los buenos y los malos objetivos.

Difícilmente has escuchado a alguien hablando de objetivos desde una perspectiva negativa, ya que siempre son percibidos como algo bueno.

Sin embargo, encontré en mi investigación que existen algunos no le dan valor real a tu vida. ¿Cómo saber que tipo de objetivos debo enseñarle a mi futuro hijo emprendedor?.

Lee también: La habilidad que no enseñan las escuelas y tus hijos deben aprender.

Los objetivos buenos crean beneficios de largo plazo y una felicidad duradera cuando son alcanzados. Ellos te permiten crecer como individuo y transforman tu comportamiento de forma positiva. Te llevarán del punto A al punto B, donde el punto B es un mejor lugar, donde habrá más riqueza, una mejor oportunidad o un mejor ingreso.

Un ejemplo de un buen objetivo sería perder peso. Esta meta te obliga a mantener un régimen diario de ejercicio, buena alimentación y te motivará a mantener un estilo de vida saludable. Esto también te impulsará a moderar el consumo de alcohol y dejar el cigarrillo.

Cuando logres perder peso disfrutarás los buenos comentarios de la gente, te sentirás sano y todo esto te traerá felicidad.

Lee también: Cómo educar financieramente a mis hijos para que sepan manejar el dinero.

Los malos objetivos crean felicidad y beneficios de corto plazo. Un ejemplo es adquirir un Ferrari.

Para adquirir un vehículo de esta clase debes ganar más dinero. Más dinero puede significar más trabajo o caer en un gran riesgo financiero.

Existe un costo beneficio de trabajar más, el tiempo que inviertes nunca lo recuperarás. No me mal entiendas, trabajar más para ganar dinero puede ser algo bueno, pero el gastarlo para comprar cosas materiales como un Ferrari, no lo es.

La felicidad que trae ser poseedor de algo material muere al poco tiempo, sus beneficios son de corto plazo.

Por otro lado, el tiempo que invertiste nunca podrá ser recuperado. Si el objetivo, por el contrario, fuera invertir ese dinero extra en un riesgo calculado como en una empresa o una propiedad que te permitan pasar más tiempo con tu familia, entonces estableciste un buen objetivo.

Lee también: Cómo invertir bien tu dinero (7 estrategias de Warren Buffett)

4. Ayuda a tus hijos a descubrir sus talentos únicos.

Todos tenemos ciertos talentos innatos que son únicos y nos pertenecen. Desafortunadamente la mayoría de nosotros nunca nos enteramos de cuales son.

Como resultado, cuando llegamos a ser adultos, nos encontramos atrapados en trabajos que no nos permiten utilizar nuestros talentos individuales. Esto crea infelicidad en nuestras vidas.

Donde los padres fallan más a menudo es en incluir a sus hijos en dos o tres actividades, normalmente actividades deportivas. ¿Cómo puede un niño encontrar sus talentos si se limitan solo a estas actividades?

Existe una solución. Cada 6 meses expón a tus hijos a una nueva actividad basada en habilidades. Estas podrían ser entrar al periódico de la escuela, al grupo de actuación, a un grupo de música o arte. Deja que tu hijo experimente algo nuevo cada 6 meses.

Lee también: 13 características que tienen los padres de hijos exitosos.

Sabrás que tu hijo ha encontrado algo en lo que es realmente bueno porque querrá continuar haciendo esa actividad. No será necesario que lo fuerces a continuar.


5. Tu primera doctrina.

Los humanos por naturaleza estamos concentrados y obsesionados con nuestras propias vidas. Cuándo alguien se acerca a nosotros de manera honesta y nos muestra interés en nuestros intereses, nos derretimos como mantequilla.

La clave para construir relaciones fuertes y duraderas es detener un poco nuestro afán de pensar solo en nosotros mismos y tener en cuenta los intereses de aquellos que me rodean. Cuando le enseñas a tus hijos acerca de la doctrina de “Yo primero”, los ayudarás a ganar sobre casi cualquier persona.

Lee también: Qué debo enseñarle a mis hijos sobre el dinero para que nunca dependan de el.

En el juego del éxito las relaciones juegan un papel crítico abriendo puertas que de otra manera estarían cerradas. Si quieres ganar el juego, necesitas seguir las reglas. Cuando le enseñas a tu hijo esta doctrina, le estas enseñando la regla más importante para ganar el juego del éxito.

6. Enrola a tu hijo en la Universidad equivocada.

Los errores son cosas hermosas. No solo te enseñan qué no debes hacer, también te ayudan a avanzar hacia la dirección correcta.

Los errores son muy importantes en el éxito de todo emprendedor y aquellos padres que quieren educar futuros emprendedores necesitan enseñarles que cometer errores no es algo malo. Existe una herramienta que puedes utilizar para enseñarle esto a tus hijos, yo la llamo la “carpeta del error”.

Es una lista de todos los errores que has cometido en la vida. Cada error es documentado en una página que se divide en cuatro partes.

  • ¿Cuál fue el error?.
  • ¿Por qué sucedió así?.
  • ¿Cómo evitar este error en el futuro?.
  • ¿Qué aprendí al cometer este error?.

El objetivo es que hagas que tu hijo tome el hábito de responder estas preguntas cada vez que se equivoca. Hazlo que pase algunos minutos analizando estos errores.

Esto los ayudará a aprender y a mantener estas equivocaciones en su memoria, funcionando como un radar que los alerta cuando están a punto de cometer un error similar. Esta herramienta eliminará la percepción negativa que caracteriza al hecho de fallar.

De esta manera, tus hijos pronto se encontrarán pensando como emprendedores, aprendiendo de sus errores y transmitiendo esos conocimientos a los demás.

7. Enseña a tu futuro emprendedor la importancia de buscar un mentor.

De los 177 millonarios que participaron en mi estudio, aquellos que encontraron un mentor, cortaron su camino al éxito entre 32 y 12 años. Aún mas importante, acumularon dos veces la fortuna promedio ($7.4 millones vs. $3.4 millones) sobre otros millonarios en mi análisis. No es fácil encontrar buenos mentores, pero si no buscas nunca los vas a encontrar.

Enseña a tus hijos la importancia de buscar aquellas personas que puedan ayudarlos a encontrar el éxito. Lo creas o no, los emprendedores más exitosos son increíblemente felices ayudando a otros a lograr sus sueños, y eso incluye tus hijos. Aquellos que han logrado sus metas, desean compartir sus conocimientos con personas que tengan una mentalidad similar.

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Este artículo fue originalmente publicado en richhabits.net. Su traducción y publicación en ModoEmprendedor ha sido autorizada directamente por el autor y no puede ser reproducida por ningún otro medio.

 

7 cosas que debes enseñarle a tus hijos para que sean emprendedores.
¿Qué tal te pareció?

Comentarios