31 Trucos psicológicos que funcionan en el 99% de las personas.

trucos psicológicos

En este artículo conocerás 31 trucos psicológicos que te ayudarán a sacar más provecho en todas tus relaciones y además funcionan con muchas personas.

Somos seres sociales y a raíz de eso debemos entender cómo sacar el máximo beneficio a las relaciones que tengamos. Principalmente porque nos facilitará conseguir lo que queremos.

Imagina que quieres crear una empresa pero se te dificulta mucho conocer personas. O que siempre que estás con otras personas te sientes incómodo porque no encajas…Estos trucos psicológicos son herramientas que te permitirán potenciar tus habilidades sociales y esperamos que les puedas sacar bastante provecho.




31 Trucos psicológicos que funcionan en el 99% de las personas.

Mejorar tu estado de ánimo fingiendo una sonrisa.

Sé que parece confuso, pero este es uno de los trucos psicológicos más increíbles. Esto se debe a que nuestro estado de ánimo y nuestro lenguaje corporal funciona a 2 vías. Déjame explicar:

Cuando tienes buen estado de ánimo, sonríes. Pero, estudios han demostrado que cuando sonreímos, mejoramos nuestro estado de ánimo. Así que si no te sientes muy bien, finge una sonrisa y verás que te sentirás mejor.

Extraerás más información si sostienes la mirada.

Si necesitas sacar más información de otra persona, hazle una pregunta. Y si ves que contesta parcialmente, simplemente quédate mirándola sin decir nada. Inconscientemente sentirá presión por tener que responder más y te dará más información de la que quería darte conscientemente.

trucos psicológicos 1

Nunca vuelvas a olvidar un nombre.

Este es uno de los trucos psicológicos más importantes, ya que el nombre de las personas tiene una gran importancia. Tanto así que Dale Carnagie, uno de los más grandes oradores motivacionales de la historia decía que ‘el nombre de una persona es para él o ella el sonido más dulce e importante en cualquier idioma’.

Cuando nos llaman por nuestro nombre, automáticamente nos dan importancia, porque nuestro nombre es nuestra mayor identidad; es decir que en realidad nos reconocen.

Por eso es importante que si quieres causar una mejor impresión con alguien que acabas de conocer, lo llames por su nombre cuando vayan a interactuar. Además, al hacerlo le ayudarás a tu memoria a consolidar ese recuerdo y será más fácil recordar cómo se llaman las personas que conoces.

Bosteza para encontrar a la persona que te observa.

Diversos estudios sugieren que la propensión al bostezo contagioso se desencadena automáticamente por reflejos primitivos en la corteza motora primaria. Es decir que no es algo fácil de controlar. De hecho, intentar controlarlo incrementa las ganas de bostezar.

Es por eso que cuando sientas que alguien te está mirando, pero no sepas quién es, finge que bostezas. Inmediatamente mira a tu al rededor y al que veas bostezando, es altamente probable que te estuviera mirando.




Siéntate cerca si crees que te van a regañar.

Si crees que tu jefe, o tu mamá, te va a regañar, lo mejor que puedes hacer es sentarte cerca a ellos. La razón es simple: Es más difícil gritar o tratar fuerte a alguien que tienes muy cerca.

Aprende más rápido explicando a los demás.

Una de las clásicas frases de Albert Einstein es: “Si no lo puedes explicar de forma sencilla, es que no lo has entendido bien”.

Haz el experimento. Si intentas explicarle algo a otra persona y empiezas a divagar y “patinar”, es porque debes reforzar tu conocimiento en el tema.

En nuestra mente encontramos muchas formas de recordar información que nos permite sacar conclusiones y pensar que entendemos las cosas. Pero cuando le explicamos a los demás, debemos ser totalmente claros y concisos. Y es ahí cuando nos damos cuenta si entendemos al detalle o no.

Mastica chicle para calmar los nervios.

Estudios sugieren que cuando te encuentres en una situación estresante, como la presentación de un proyecto, mascar chicle puede calmarte. Principalmente porque se reducen los niveles de cortisol, la famosa hormona del estrés.

Aunque puedes pensar que este no hace parte de los trucos psicológicos como tal, porque hay procesos fisiológicos envueltos; ya sabes cómo ayudarle a tu colega a relajarse antes de esa presentación importante.

trucos psicológicos 2

Mejora tus calificaciones escuchando música clásica.

Para muchas personas la música clásica es bastante aburrida. Si tú piensas lo mismo, deberías saber que Beethoveen y Chopin te ayudarán a sacar mejores notas en tus exámenes.

Un estudio comprobó que las personas que estudiaban o dormían escuchando música clásica, tenían mejor desempeño. Exactamente un 18%. Esto se debe a la reactivación de memoria dirigida.

A grandes rasgos, la TRM (targeted memory reactivation) es la asociación de un estímulo externo, como un sonido o un olor, con una habilidad recién aprendida. De esta forma cuando el sujeto duerme bajo la influencia de ese estímulo, le facilita al cerebro la consolidación de esa información. Haciendo que ese recuerdo a corto plazo, se vuelva un recuerdo a largo plazo.

Si los pies de los demás apuntan hacia ti,

Los pies juegan una parte muy importante en la comunicación no verbal. Y una forma muy interesante de comprobarlo, es cuando llegas a una reunión.

Fíjate en los pies de los demás. Los pies de las personas que apunten hacia ti, están indicando que te reciben con agrado. Por otra parte, si solo giran su torso hacia ti pero sus pies apuntan hacia otro lado; es probable que no te estén recibiendo de la mejor manera.

Haz que estén de acuerdo contigo moviendo tu cabeza.

Si necesitas que otra persona esté de acuerdo contigo, asiente con la cabeza mientras le haces una pregunta.

Lo que esto genera es un comportamiento llamado “imitación”. El cual hace que la otra persona inconscientemente también asienta y por consiguiente le sea más natural responder afirmativamente a tu pregunta.

Piensa en tus tareas pendientes antes de dormir.

Es increíble cómo el cerebro puede trabajar sin que nos demos cuenta. Por esta razón, una de las mejores formas de evitar la procrastinación es pensar en esas tareas pendientes antes de dormir.

Una causa común de la procrastinación, es que no sabemos por dónde empezar; así que preferimos dejarla para después. Pero cuando piensas en esas tareas antes de dormir, el cerebro adelanta trabajo y al momento de comenzar a hacerlas, ya habrá procesado la información suficiente para facilitarte la labor.

Causa una mejor impresión fijándote en el color de los ojos.

Este es uno de los trucos psicológicos más sencillos. El objetivo acá es parecer más amigable y confiable sosteniendo la mirada el tiempo ideal mientras estás conociendo a alguien. Y una forma perfecta de hacerlo, es fijarte en su color de ojos.

Ten en cuenta que no mirar a los ojos, inmediatamente es una señal de desinterés. Y mirar fijamente mucho tiempo, es incómodo y no causarás buena impresión.




Vence la ansiedad del contacto visual.

Si se te dificulta sostener la mirada porque te genera ansiedad o sientes alguna inseguridad, hay un truco muy simple que puede utilizar.

Lo único que debes hacer es mirar entre los ojos, y no directamente a los ojos. Para la otra persona será normal y de esta forma de proyectarás como una persona más segura de ti misma.

Aumenta tus chances de ser contratado.

Si tienes la opción de escoger la hora para ser entrevistado, asegúrate de ser el primero o el último del día. De esta forma el entrevistador se acordará más fácilmente de ti.

Esto se debe al efecto de posición en serie, por el cual recordamos más fácil el primer y último “item” de una lista. Entonces ya sabes, si está en tus manos escoger la hora, hazlo.

Manos calientes, corazón dulce.

Un estudio conducido por la universidad de Yale demostró que las personas son más propensas a opinar cosas buenas de los demás si están sosteniendo una taza caliente en las manos.

Además, también comprobaron que la empatía es directamente proporcional a la temperatura; porque las personas que están sosteniendo algo frió en las manos, tienden a juzgar más duramente.

trucos psicológicos 3

No digas nada más después de dar tu discurso de ventas.

¿Eres vendedor? Este truco psicológico es en realidad una de las mejores técnicas de ventas que puedes utilizar. Consiste en que después de que expliques por qué deben comprar tu producto, te quedes en completo silencio.

La dinámica de la conversación es que después de que una persona habla, sigue la otra. Por lo tanto, cuando terminas de hablar el cliente sabe que es su “obligación” decir algo. Y si no tiene ningún argumento por el cual no comprarte, es muy posible que concretes la venta.

Aún quedan más trucos psicológicos por conocer, pero antes me gustaría pedirte un favor. Simplemente vota de 1 a 5 para saber qué tal te ha parecido este artículo hasta ahora. ¡Muchas gracias!

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 3333]

Gana confianza imitando el lenguaje corporal.

Al igual que asentir con la cabeza, si puedes hacerlo discretamente, al imitar el lenguaje corporal de la otra persona la harás sentir más cómoda y proyectarás más confianza.

Recuerda que no debes exagerar porque causarás el efecto contrario y perderás la confianza que estás buscando.

Estudia leyendo en voz alta para memorizar más.

¿Sueles estudiar leyendo mentalmente? Si es tu caso, empieza a leer en voz alta, ya que unn estudio encontró que hay un incremento del 12% en la recordación.

La razón principal se debe al “efecto de producción”. A grandes rasgos implica que cuando leemos e inmediatamente escuchamos la misma información, el cerebro tiene 2 fuentes para consolidar la información.




Repite para demostrar que sí estás escuchando.

Si quieres que las otras personas sientan que pueden depositar su confianza en ti y contarte cosas importantes de sus vidas, es indispensable que sientan que sí las escuchas. Y la mejor forma de demostrárselos es repitiendo lo último que te dijeron cuando empieces a hablar. Eso es una prueba irrefutable de que los estás escuchando.

Siéntete invencible recordando la última vez que fuiste ganador.

Recuerda que los niveles de Cortisol y testosterona pueden variar simplemente con nuestras posturas. Por eso es importante que si quieres un boost de confianza, recuerdes cuándo fue la última vez que te sentiste ganador.

Si lo haces, tu cuerpo cambiará automáticamente de postura. Tu pecho más salido y tu cabeza en alto. Esto hará que incrementen tus niveles de testosterona y así mismo tu confianza y seguridad.

Utiliza tus manos para proyectar confianza y sabiduría

Este es uno de los trucos psicológicos más importantes para los que aspiran a ser líderes. Ya que la forma en la que uses las manos mientras hablas, puede decir más que tu propia voz.

Hay 6 posturas de manos para proyectar más liderazgo que debes aprender a utilizar.

Habla más rápido para parecer más creíble e inteligente.

Un estudio comprobó que el factor más importante para juzgar la inteligencia y credibilidad de una persona, es su voz. Por encima de su imagen o su escritura.

Además otro estudio realizado por la universidad de Brigham Young, encontró que las personas que hablan más rápido parecen más inteligentes. Claro está, no exageradamente rápido porque los demás no entenderían. La velocidad ideal es de 150 palabras por minuto. (la velocidad promedio de los audio libros).

hablar rápido

Confiesa una pequeña debilidad para ganar la confianza de los demás.

Transmitir confianza en una habilidad vital en los negocios. Y una forma sencilla de hacerlo es confesar alguna debilidad tuya a la otra persona. De esta forma, estarás demostrándole que confías en ella y aumentas la probabilidad de ganarte su confianza.

Habla bien de los demás.

Otra forma sencilla de ganar la confianza de otras personas es hablar bien de alguien que no esté presente. Las personas que te escuchen sabrán que en algún momento tú también podrías hablar bien de ellas y eso les dará confianza.

Por eso es importante que sí debes decir algo negativo de alguien, sepas cómo hacerlo y delante de quién. De lo contrario, te proyectarás como una persona negativa con la cual es mejor no tener una relación de ningún tipo.

Si quieres conocer un secreto primero cuenta uno.

De forma parecida a contar primero una debilidad, cuando cuentas un secreto primero, le estás demostrando a la otra persona que confías en ella, y por ley de reciprocidad sentirá que debe corresponderte.

Contar secreto

Pon un espejo en el mostrador para que los clientes se porten mejor.

Si tienes un punto de venta este es uno de los trucos psicológicos que más te servirá. Para controlar un poco a los clientes maleducados que son irrespetuosos con el personal, puedes poner un espejo en el mostrador. De forma tal que cuando el cliente esté en caja pagando, pueda verse.

La lógica consiste en que a las personas no les gusta verse de mal genio y por lo tanto se controlan. Sobra aclarar que lo ideal es que prestes un servicio excelente para que esto no sucede.

Identifica las relaciones en un grupo.

Si quieres saber quiénes son más “complices” en un grupo, o incluso que tienen una relación; haz lo siguiente. Cuando todos se estén riendo fíjate quién mira a quién.

Lo que sucede acá es que cuando nos reímos grupo solemos mirar primero a las personas que consideramos más cercanas.

Si necesitas un favor, explica por qué lo necesitas.

En muchas ocasiones necesitamos un favor. Es inevitable. Sin importar qué tan autosuficientes nos creamos, en algún momento un favor nos puede facilitar la vida.

Y la mejor forma de conseguirlo es explicar por qué lo necesitamos. La razón detrás de esto es que en la medida en que la otra persona tenga información suficiente para racionalizar por qué debe hacer el favor; es más probable que lo haga.

trucos psicológicos 6

Si necesitas un favor, no pidas ayuda a todo un grupo, pídela a una persona.

Existe algo llamado efecto espectador. Consiste en que las personas somo menos propensas a ayudar en una situación de emergencia cuando hay más personas al rededor. Y entre más personas haya, es menos probable que ayudemos.

Por lo tanto, cuando necesites ayuda asegúrate de pedirla a una persona en específico y no a un grupo de personas.

Gana confianza tocando sutilmente a la otra persona.

Este es uno de los trucos psicológicos que requieren más cuidado, porque puedes ocasionar un efecto totalmente contrario al que buscas.

Es importante aclarar que no se trata de tocar a otra persona simplemente por tocarla, porque lo más seguro es que sea un momento incómodo. Pero si eres cuidadoso y lo haces de una forma natural, un toque sutil en el hombro o en el brazo es una muestra de confianza para ambos.

Encuentra un tema en común.

Sé que piensas que esto es obvio, pero no por eso deja de ser algo muy importante. Este truco psicológico es muy útil en diferentes ámbitos, por ejemplo en las entrevistas de trabajo.

Haz lo posible por saber quién te va a entrevistar (no siempre es posible), o investiga todo lo que puedas acerca de la empresa a la que aspiras entrar. Investiga la misión de la empresa, todos los proyectos que tienen y hasta información de los competidores. En la medida que el entrevistador vea que sabes de los temas que a él, y a la empresa, le interesan; tienes más chances de ser contratado.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 3333]

Comentarios