Cómo aprender más rápido con estos 6 extraordinarios tips

Cómo aprender más rápido con estos 6 extraordinarios tips

Déjame decirte primero lo que NO debes hacer, porque muchas personas se apresuran y dicen: “Voy a aprender más rápido, quiero saber cómo aprender a leer más rápido, quiero aprender un idioma, quiero aprender todas estas habilidades…” Y lo que está sucediendo es que la gente es muy “transitoria” con sus metas de aprendizaje. ¿Qué quiero decir con eso? Quiero decir que son un poco falsos al respecto. Realmente no quieren aprender.

Ellos dicen que les gustaría saber cómo aprender esto y lo otro. Algún día, me gustaría aprender francés. Algún día, me gustaría aprender fotografía. Algún día, me gustaría hacer un blog…y en realidad nunca lo hacen, porque aprender no se da “algún día”, es algo que se da consistentemente.

Si realmente vamos a llegar al punto de aprender más rápido, debemos acercarnos al aprendizaje de manera diferente. No pueden ser pequeñas metas aisladas lo que queramos aprender. Eso no funciona en las personas, porque no son consistentes. Tiene que haber una visión más amplia de quiénes son y de qué quieren que se trate su vida.

Si vas a mantenerte en un hábito de aprendizaje, debes tener una visión más amplia de ti mismo.

1. Conecta tus metas de vida con lo que quieres aprender.

Si quieres aprender algo más rápido, primero debes saber la conexión entre tus metas de aprendizaje y tus sueños.

Le digo a las personas todo el tiempo: no vengas a decirme qué quieres aprender, porque, ¿adivina qué?…Queremos aprender todo. Todos quieren aprender 50 cosas nuevas inmediatamente, pero nadie aprende nunca nada, ¿por qué? Porque no es real para ellos, es un deseo transitorio. Si quieres volverte un gran aprendiz, debe estar atado a tus sueños; un verdadero estilo de vida en el que te veas a ti mismo.




2. Tienes que saber lo que quieres de tu vida antes de convertirte en aprendiz maestro.

Hasta que sepa que quiero de mi vida, lo que quiero que sea día a día, lo que sueño y lo que quiero ser, NO SABRÉ QUÉ QUIERO APRENDER; solo voy a tener curiosidad sobre las cosas y no me sumergiré completamente.

Pero el camino hacia la verdadera maestría es la parte donde decimos: “¿De qué quiero que sea mi vida?” Permítanme desarrollar el conocimiento, las habilidades, las competencias, las capacidades para construir esa vida. Ahí es donde se se pueden convertir en un verdadero aprendiz.

No sabrás qué aprender, qué competencias y qué capacidades desarrollar hasta que sepas cuál es tu misión. De lo contrario sólo estás “jugando con habilidades”. Jugarás con aprender algo pero nunca te sumergirás en ello.

Así que una vez que sepas lo que quieres en tu vida y cuáles son tus pasiones, aprenderás lo que tienes que aprender en el camino y todo cambiará.

No estoy diciendo que tengas que conocer tu “propósito último” en la vida antes de que puedas aprender algo. Sólo estoy diciendo que si quieres aprender más rápido, empieza a averiguar el propósito, empieza a identificar su dirección, y así aprenderás más rápido.

3. Sigue un ejemplo. No re-inventes la rueda.

Si quieres aprender algo, necesitas ser capaz de seguir un ejemplo. Tienes que ser capaz de ver a alguien que ya lo ha hecho. Tienes que ser capaz de leer acerca de alguien que ya lo ha hecho. Necesitas experimentar a alguien que ya lo haya hecho.

Lo peor que puedes hacer en el aprendizaje es empezar desde cero. Sin fundamento de lo que ha funcionado antes, sólo estás inventando cosas; y esa es la forma más lenta de aprender.

La rueda fue inventada hace un par de miles de años como ya sabes, así que lo peor que puedes hacer es decir: “Déjame empezar a probar un montón de cosas”. Eso no es aprender; Eso se llama ser un idiota y ser un idiota es ir por la vida sin darte cuenta de que alguien ya lo ha hecho por ti.

Así que ve a leer un libro sobre alguien que ha hecho lo que quieres hacer. Toma un curso de alguien que ya logró lo que deseas lograr. Sigue en redes a alguien que ya lo hizo. Hay tantos ejemplos de los cuales aprender y debes comenzar con eso.




4. Hazlo una práctica.

Tienes que practicar consistentemente para dominar las habilidades.

¿Qué significa? Me refiero a exposición diaria e inmersión en eso que tratas de aprender.

Si vas a tratar de aprender piano, no vas a aprenderlo por ir a clases de piano una vez al mes. Si quieres aprender francés, no lo vas a aprender hablando con alguien que habla francés una vez al mes o incluso una vez a la semana. Tiene que ser más que eso.

Si quieres aprender algo, tienes que sumergirte profundamente en eso durante un largo período de tiempo. No puede ser un evento de fin de semana o un seminario. No puede ser un curso de una sola vez. Tiene que ser algo en lo que en realidad te metas.

Para mi desarrollo personal, leo un libro por semana sobre ese tema y lo he hecho durante 17 años consecutivos, sin saltarme una semana. Fue dedicación para mí. Iba a aprenderlo. Iba a dominar mi vida. Iba a aprender a dominar mi mente, a dominar mis relaciones, a dominar mis finanzas y a dominar mi salud. Era tan importante para mí que lo hice una realidad cotidiana.

Si en este momento estás diciendo: “No puedo dedicar todos los días a aprender algo”, estás dedicando todos los días a la disminución constante de tus competencias.

No me digas que no puedes hacer algo todos los días para aprender y para crecer. Si sientes que no puedes tomar algo de tiempo todos los días para hacerlo, estás manejando mal tu vida.

Creo que lo que falta para muchas personas en este momento es que tienen una desconexión o disociación de cualquier sentido de “dominio” en su vida. Porque si no estamos dominando algo y trabajando para mejorar en algo, entonces nunca vamos a tener un sentido de progreso. Y si nunca tenemos un sentido de progreso, entonces nunca experimentaremos esa profunda satisfacción, gozo, alegría o felicidad que da el ser excelente en algo.

Así que tienes que practicar algo constantemente, así sea un poco todos los días. Y la gente dirá: “Wow, ¿cómo te volviste tan bueno en esto?”. Tú les dirás: “Trabajé en ello, cada día”.

Por eso no hay misterio. Me volví bueno porque lo hice todos los días. Es la práctica de la inmersión y la consistencia; un hábito de aprender esa cosa que me llevará a alcanzar mis metas y sueños.

5. Recibe feedback para poder crecer.

Si quieres convertirte en un atleta de clase mundial, entonces necesitas un entrenador. Si quieres convertirte en una persona de clase mundial en lo que estás haciendo, necesitas que alguien lo vea y te dé feedback. Tal vez un mentor que te da feedback sobre tus presentaciones. Tal vez es un amigo que tiene ojo crítico, que pueda mirar las cosas y dar buenas y valiosas comentarios constructivos. A ese que le dices: “Hey, antes de enviar esto, ¿podrías mirarlo?”

Se trata de obtener feedback ya sea de un amigo, familia, cónyuge; simplemente alguien que pueda ver lo que estás haciendo y diga: “Prueba esto. Me gusta esto o no me gusta esto”.

Hay algunas cosas que pueden destruir el aprendizaje. Cuando la gente es tan brutal en sus comentarios o son tan críticos acerca de algo pueden detener tu aprendizaje. Si el comentario viene de un lugar oscuro y de una persona mala, entonces no la escuches. No hay nada relevante allí porque viene del lugar equivocado. No debe significar nada para ti cuando la gente es dura contigo y ellos no te conocen.

Pero si alguien conoce tu corazón, sabe quién eres y te da feedback de forma muy directa o grosera, no escuches a las emociones. En su lugar, pregúntate si lo que están diciendo es relevante y puede mejorar tu aprendizaje.

Si lo es, debes tomar lo importante del comentario. Encuentra la sabiduría en lo que te dijeron, incluso si es fuerte. Probablemente puedas decir: “Esto es relevante y si lo aplico puedo mejorar”. Eso es vital.




6. Ponte fechas límite.

¿Qué tan rápido debes aprender algo? ¿Qué tan rápido necesitas dominar algo? ¿Es algo que vas a dominar este mes, este año, esta década?

Sin una línea de tiempo para desarrollar tus competencias, nunca actuarás o te caerás de la pista. No tener fechas límite significa distracción garantizada. Entonces, ¿cuando necesitas aprender o alcanzar el siguiente nivel de una habilidad? ¿Cuál es la consecuencia si no lo aprendes para esa fecha? Conocer la respuesta a estas dos preguntas acelerará tu aprendizaje.

Conclusión

-Sabes lo que necesitas aprender.

-Tienes personas de las cuales aprender.

-Puedes recibir feedback de ellos.

-Sabes que puedes hacerlo que lo harás en un plazo determinado.

Sigue estos pasos y empezarás a aprender más rápido. Estarás más comprometido con tu vida. Tendrás más entusiasmo por aprender. Sentirás cómo estás creciendo y estarás más satisfecho con tu vida.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Fuente

Comentarios