Lo que aprendí al crear empresa que no aprenderás en la universidad.

Lo que aprendí al crear empresa que nunca aprenderás en la universidad

En este artículo conocerás las 5 cosas que aprendí al crear empresa que nunca aprenderás en la universidad. 

Cuando queremos empezar un negocio, tendemos a quedar atrapados en la idea de necesitar más educación tradicional; en lugar de halar el gatillo y trabajar por nuestros sueños.

Como resultado, la decisión mas común es cursar un master o tal vez hacer un phd.

Lee también: ¿Vale la pena invertir dinero en una maestría?

Tristemente, múltiples estudios han demostrado que existe una muy pequeña relación entre el éxito en los negocios, los títulos universitarios y las personas sin ellos.

Lee también: Por qué los malos estudiantes terminan siendo emprendedores exitosos.

El éxito está hecho de una mezcla de ingredientes completamente diferente a la que pensamos. Está hecho de elementos que no se encuentran en un salón de clase.

Por eso, quiero compartir una lista de las 5 cosas que aprendí al crear empresa que la universidad nunca te enseñará:




Lo que aprendí al crear empresa que nunca aprenderás en la universidad.

lo que aprendí al crear empresa

1. Lo primero y mas importante, el tiempo es esencial.

El tiempo no es un commodity ilimitado. De hecho, ahora tener 20 es como tener 30. Tienes tiempo en tus 20 pero no lo puedes desperdiciar.

He visto muchos recién graduados, salir de la universidad con un diploma y una gran deuda para enfrentar las responsabilidades existenciales de esta etapa de la vida.

Es importante hacerte estas preguntas:

  • ¿En dónde quiero estar en dos años?
  • ¿Quiero casarme?
  • ¿Tener hijos?
  • ¿Quiero tener mi propia empresa o trabajar para otra persona?

Sí, es aterrador, la mayoría de las personas nunca se hacen estas preguntas; porque su mente esta amarrada a un curriculum desde que tienen memoria.

Recuerda, el día que termines la universidad es el primer día que vivirás sin un mapa.

Por eso es importante que si te decides a crear empresa, aproveches el tiempo al máximo. Te sugiero que empieces definiendo un modelo de negocio. Si quieres aprender cómo hacerlo, haz click aquí.

2. El verdadero éxito nunca viene rápido.

Esta es otra de las grandes lecciones que aprendí al crear empresa y nunca me dijeron en la universidad.

Las personas leen las historias de Facebook, Google, Youtube, LinkedIn, Amazon y muchas otras empresas; haciéndolos pensar que el éxito llega rápidamente.

Esos son casos muy extraños. De hecho Amazon y LinkedIn tardaron muchos años en ver sus primeras ganancias.

Te puede tomar 10 años encontrar el éxito de la noche a la mañana. Click To Tweet

En el mundo actual, particularmente nosotros los millennials, hemos sido entrenados para amar y esperar gratificación inmediata y no entendemos lo que es la gratificación retardada.

Adicionalmente, la tecnología nos da todo lo que queremos cuando lo queremos. Sin embargo, empezar un empresa no es igual.

Si quieres crear una empresa que tenga un significado, prepárate, porque el proceso será largo.

Esto no significa que tu negocio no será exitoso o que nunca hará dinero; solo significa que debes tener cierto nivel de paciencia y mucha resiliencia para alcanzar lo que quieres.




3. Un millón de dólares es mucho dinero.

En muchas ocasiones, los emprendedores apuntan a las estrellas para aterrizar en la luna. Quieren convertirse en el próximo Airbnb, Square o Uber.

Después de hacer mi primer millón de dólares, me di cuenta que no era necesario convertirme en el siguiente Mark Zuckerberg.

Por el contrario, alégrate de crear una excelente compañía que genere 3 millones al año y te de un salario de 400.000 dólares para disfrutar la vida.

Para mí todo cambió cuando transformé el pensamiento de crear un millón de dólares y me concentré en ayudar a un millón de personas. Si te enfocas en esto siempre tendrás suficiente dinero.

Esta fue una gran lección que aprendí al crear empresa.

No pienses más en crear 1 millón de dólares, concéntrate en ayudar a 1 millón de personas. Click To Tweet

4. Necesitas estar preparado para hacer algunos cambios.

Cuando empezamos mi anterior empresa, teníamos una visión de qué queríamos lograr con la organización. Así que creamos una estrategia inicial basada en e-commerce.

Desafortunadamente, esta estrategia coincidió con una recesión en el mercado; lo que resultó en una disminución en las ventas de $3 millones en 90 días. Mi esposa y yo no permitimos que esto acabara con el negocio.

Rápidamente, decidimos cambiar nuestra estrategia, enfocándonos en los clientes que más desearan nuestro producto.

Esto nos llevó a manejar la producción y la gestión de unas de las organizaciones benéficas más importantes del mundo. Actualmente entre el 20% y 25% de nuestro negocio está concentrado en esa área.

Lee también: Cómo vender 12 millones de dólares en un mercado muy competido.




5. Piensa grande incluso, si eres pequeño.

Cuando empezamos Sevenly, desde muy temprano pensamos en las formas de escalar rápidamente. Tratamos de obtener reconocimiento internacional, en lugar de crear una huella sólida en el mercado.

Lo que no sabíamos es que está bien comenzar pequeño y crecer una vez estés preparado.

El objetivo de tu negocio en las primeras etapas es generar suficiente flujo de efectivo para soportar el crecimiento.

Para las empresas que se financian por sí mismas, o para aquellas en las que los fundadores son la fuente del capital, generar flujo de efectivo es crucial para la longevidad del negocio.

Crecer tu empresa en corto tiempo requerirá que inviertas dinero y recursos que tal vez no tengas; haciéndote perder el control, o asociándote con personas con las cuales no hubieras hecho negocios si no fuera necesario, o terminar dándole poder a personas que pueden impactar tu estrategia y visión del negocio.

No olvides avanzar a tu propio ritmo.

Conclusión.

Ojalá hubiera sabido todas estas lecciones que aprendí al crear empresa, desde antes de empezarlas.

Estos consejos no son necesariamente los más glamorosos, pero son esenciales para determinar si tienes o no el apetito que se necesita para asegurar el éxito de tu empresa.

No existen garantías, pero si estás leyendo este artículo tendrás herramientas para reflexionar y planear que harías en los peores escenarios.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Este artículo fue originalmente publicado en startupcamp.com. Su traducción y publicación en ModoEmprendedor ha sido autorizada directamente por el autor y no puede ser reproducida por ningún otro medio. 

Comentarios