Líder o jefe: Cuál es mejor según las grandes empresas.

Hay mucho contenido en internet sobre ¿qué es mejor, ser líder o jefe?

Es probable que hayas respondido inmediatamente “ser líder”, y está bien; ser jefe parece anticuado, desmotivante y poco productivo. La cuestión es que hay características de los “jefes” que los “líderes” deben implementar a menudo y es vital que lo tengas claro.

Lo primero es entender claro que los “jefes” no necesariamente están un escalón abajo de los líderes. Simplemente tienen visiones diferentes de cómo deben hacerse las cosas. Y no por esto, ser jefe, debe ser visto como algo malo.

Además, no todos las personas nacen siendo buenos líderes, algunos entienden cómo ser mejores líderes, pero esto no les garantiza ser exitosos. No estoy queriendo decir que siendo jefe siempre vas a encontrar el éxito, solo digo, que también es un camino válido. Así qué, ¿por qué no ser un poco de ambos?




Esto es importante ya que no todas las situaciones deben manejarse desde la misma perspectiva y es importante que sepas en qué momento, debes ser líder o jefe.

Entonces…

Cuándo ser un líder o jefe.

En un reciente Podcast de Freakonomics (de los autores del libro Freakonomics y Piensa como un freak), hablan sobre investigaciones que han demostrado que las grandes compañías han entendido la importancia de distinguir entre los 2 perfiles, líder o jefe, y saben utilizar el perfil indicado según la situación.

La conclusión es sencilla y se basan en las situación que necesitan liderazgo (Líder) y administración (Jefe).

Las situaciones/problemas que requieren:

-Información interna.
-Aclaración de tareas.
-Presentación de informes

Son tareas que deben tomarse con un enfoque administrativo (jefe).

Mientras que las situaciones/problemas que están relacionados con:

-La moral de los empleados.
-Objetivos generales.
-Información externa de la compañía.

Son mejor manejadas si se tratan desde el liderazgo (líder).




Robin Camarote, columnista y creadores de Work Life Lab, complementa esta información dando ejemplos claros de cuándo ser líder o jefe.

¿Hay alguna noticia importante por contar? Las horas y el dinero gastado son ejemplos de resultados que deben contabilizarse para evaluar efectivamente si la empresa está obteniendo un rendimiento de sus inversiones. Este es un problema de administración.

¿Hay alguna pregunta de quién debe informar a quién? Cualquier pregunta organizativa relacionada con las personas sobre la estructura del grupo, el tamaño, y el alcance son situaciones de administración.

¿Es necesario saber cuándo se enviará el producto? Todos los problemas de productos, proyectos y entregas requieren administración, incluido un análisis de tendencias y pronósticos.

Lo que queda son preguntas de liderazgo que deben abordarse. ¿Cuál es el impacto general del trabajo? ¿Cuáles son nuestros resultados en el contexto de las tendencias de la industria? ¿Cómo mantener motivados en los empleados? ¿Los empleados se sienten conectados a algo más grande que ellos y su trabajo?

Así que no descartes a los “jefes” simplemente por no ser líderes y piensa qué puedes complementarte de ellos para ser más completo. Además, considera tener personas con perfil de líder y otras con perfil de jefe, esto hará que según la situación, puedas delegar correctamente a la persona indicada.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

[et_social_follow icon_style=”slide” icon_shape=”rounded” icons_location=”top” col_number=”2″ total=”true” outer_color=”dark” network_names=”true”]

 

 

Comentarios