5 excusas que no te dejan crear empresa y te alejan de la libertad.

5 excusas que no te dejan crear empresa

¿Ha pasado por tu mente la idea de crear tu propio negocio? Seguramente sí. Sin embargo, es muy probable que tu voz interior se haya encargado de encontrar todo tipo de excusas que no te dejan crear empresa. (Si quieres aprender a vencer a tu voz interior, haz click aquí)

Crear una empresa no es tarea fácil, no obstante, los obstáculos que enfrentarás son los mismos que enfrentaron aquellos que han logrado crear con éxito sus negocios. Estas son las excusas más comunes que tu cerebro va a crear para detenerte:

Excusas que no te dejan crear empresa.

Excusas que no te dejan crear empresa

1. No tengo dinero para empezar.

Personas millonarias invierten su dinero en nuevos negocios todo el tiempo y fracasan. Así mismo personas sin capital inician empresas y triunfan también.

Steve Jobs no era millonario cuando decidió crear Apple Computers en 1976. De hecho fue adoptado por una familia pobre y parte de su juventud durmió en el piso de las habitaciones de sus amigos.

Por su parte, Michael Dell trabajó lavando platos en un restaurante Chino ganando una miseria antes de fundar Dell.

Después de todo, ser emprendedor es el arte de lograr más cosas con menos; menos dinero, menos tiempo, menos personal, etc.

No tener dinero no es impedimento para emprender. Si lo necesitas, determina la cantidad y crea un plan para conseguirlo, o lee esto para averiguar si no necesitas dinero para comenzar.


2. El riego es muy alto.

¿Riesgo a qué? ¿Tal vez al fracaso? ¿A perder el trabajo y la estabilidad que crees tener por una idea que posiblemente no funcione?

Cualquier error que cometas en este momento podrás corregirlo y volver a empezar con más fuerza la próxima vez. Así que empieza a arriesgarte ahora. De hecho mantener tu trabajo y no arriesgarte a crear tu propio negocio reduce tus posibilidades de generar verdadera estabilidad económica y de realizar tus sueños. Si nunca lo intentas te arrepentirás para toda tu vida.

El único riesgo que corres al iniciar una empresa es perder dinero, pero qué importa perder un poco si ganarás millones cuando perfecciones tu modelo de negocio. A fin de cuentas perderás el 100% de las oportunidades que no tomes.

3. No tengo las habilidades suficientes.

Probablemente no tienes los conocimientos o la experiencia, y ¿eso qué?. Ninguno de los líderes empresariales y dueños de las más grandes compañías tenían todos los conocimientos que necesitaban cuando empezaron a crear sus negocios. Los aprendieron en el camino.

Ve a aprender, haz un curso, lee un libro, asiste a conferencias. Tal vez tengas que pasar muchas horas en una biblioteca buscando información, o posiblemente debas aceptar un trabajo temporal en otra empresa para aprender.

Nunca te cobijes bajo la ignorancia cuando tienes miles de opciones para salir de ella. Por ejemplo que estos increíbles cursos para emprendedores.




4. No tengo suficiente tiempo.

Esta es una de las excusas que no te dejan crear empresa más comunes. Absolutamente todos los seres humanos tenemos 24 horas cada día. La única diferencia radica en cómo hacemos uso de ellas.

Desafortunadamente el tiempo es un activo que no podemos comprar, así que debes usarlo sabiamente. Para esto debes hacer algunos sacrificios: deja la televisión, establece un horario para Facebook y las redes sociales. También para mirar tu correo.

Si realmente tienes la intención de ser tu propio jefe, mejorar tu estilo de vida y crear tu propia empresa; encontrarás el tiempo necesario para lograrlo. Encontrar este tiempo depende de cuánto quieres realmente tener éxito; así que conviértete en un maestro para administrarlo.

¿Quieres aprender a ser más productivo y tener mejores resultados? Haz click aquí.

5. No tengo ninguna buena idea.

No creer tener una buena idea no significa que no tengas ninguna idea de negocio. Si estás esperando por la idea perfecta no esperes para siempre, pues tal vez nunca llegue.

Por el contrario, puedes utilizar ideas de negocios rentables que tienen lugar para otros participantes. La industria de teléfonos inteligentes es tan solo un ejemplo.

Deja de una vez por todas de inventar excusas y empieza a crear tu empresa. Es posible que tu idea no funcione en el primer intento pero no te des por vencido; después de algunos fracasos llegará el éxito.

Robert Kiyosaki entró en bancarrota luego de empezar un pequeño negocio, hasta el punto de perder su casa. No obstante, ahora cuenta con una gran inversión en bienes raíces y es dueño de la empresa Cashflow Technologies, por medio de la cual maneja la marca “Padre Rico”, con la que publicó su obra más representativa: Padre Rico, Padre Pobre. (No lo has leído, ¿qué esperas? Haz click aquí)

Conclusión.

La próxima vez que te digas a ti mismo alguna de las excusas anteriores; reconocerás que son solo eso: excusas que no te dejan crear empresa. ¡Así que manos a la obra! 🙂

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

5 excusas que no te dejan crear empresa y te alejan de la libertad.
4.3 4 votes

Comentarios