4 duras pero increíbles etapas de ser un emprendedor.

ser un emprendedor

A medida que atraviesas el proceso de iniciar tu propio negocio y aprendes a adaptarte a los nuevos (y a menudo intimidantes) compromisos, es importante entender que durante el viaje hay batallas mentales y físicas para lograr crear empresa.

Habrá subidas y sin duda habrá bajadas. Si tienes cuidado al aprender de tus errores y minimizar los resultados negativos tanto como sea posible, tendrás una oportunidad muy latente para tener éxito en los negocios.

Lee también: 15 motivos para crear empresa y no ser empleado.

Tomar la decisión definitiva de iniciar tu propio negocio y crear el estilo de vida que deseas vivir, requerirá e toda tu fortaleza mental y física.

En nuestra experiencia iniciando negocios, estas son las 4 etapas mentales más difíciles en el camino para convertirse en un empresario exitoso:




4 duras pero increíbles etapas de ser un emprendedor.

1. El sacrificio.

Esta es, por mucho, la etapa mentalmente más difícil del viaje. Al principio, todo lo que haces se sentirá como un inmenso sacrificio.

Cuando tus amigos están todos juntos el viernes por la noche, tú estás en casa trabajando en tu aplicación, haciendo trabajo independiente o poniendo los toques finales a tus prototipos.

Es probable que reflexiones a menudo. Dudarás del trabajo que estás haciendo y buscarás la aprobación exterior para ayudarte a justificar todo el tiempo que inviertes en tu proyecto.

Pocas personas entenderán por qué lo haces y seguramente te juzgarán. Acostúmbrate y no te dejes vencer, lo que haces te traerá más orgullos que seguir haciendo lo que todo el mundo hace.

Lee también: 7 libros para crear empresa en 2018.

2. El trabajo pesado.

Ahora que te sientes cómodo con la incomodidad de crear empresa, de aprender nuevas habilidades y de compartir tus ideas con el mundo; empiezas a entrar en un ritmo.

Pasarás a una rutina que te ayudará a maximizar tu productividad, de modo que estás invirtiendo tanto tiempo como sea posible en tu nuevo negocio.

Durante esta etapa, comenzarás a tomar impulso y experimentar victorias más grandes y con más frecuencia. Habrás eliminado los sentimientos regulares de duda y te concentrarás en el crecimiento de tu idea de negocio para encontrar soluciones valiosas para tus clientes.

Sin embargo, entre más resultados ves, más querrás trabajar. No olvides descansar, tu mente y tu cuerpo necesitan descanso para ser productivos.

3. La vida.

Tu nuevo negocio está generando ingresos. Sabes quiénes son tus clientes y cómo llegar a ellos. Tu negocio tiene momentum y te sientes confiado de tus capacidades de servir a esos clientes mejor que tus competidores.

Si empezaste tu emprendimiento mientras trabajabas para otra empresa, es probable que en esta etapa recibas un ingreso mínimo que te permita dedicarte tiempo completo a él.

Nadie más que tu sabe cuál es el momento adecuado para dedicar tiempo completo a tu nueva empresa.




4. La libertad.

Después de todo el trabajo duro, tendrás muchos motivos para estar orgulloso. El viaje nunca se pondrá fácil en el mundo de los negocios y será tu ambición el combustible que te empuje hacia las nuevas metas.

Sin embargo, una vez que tu negocio ha alcanzado cierto nivel con respecto al producto / mercado, podrás escalar tus operaciones mucho más rápidamente ahora que tienes el tiempo, la energía, y la claridad mental para centrarte en una visión a largo plazo.

Serás capaz de alejarte del negocio ocasionalmente y confiar en los sistemas y personas que has designado para ayudarte a mantener las cosas en orden, mientras disfrutas de los beneficios del estilo de vida que da el tener un negocio propio.

Lee también: Cómo ganar millones con una idea de negocio que no es original.

Los verdaderos emprendedores nunca paran de desafiarse a si mismos, empujando los límites y operando en escenarios difíciles. Así es como crecemos.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

 

Fuente

Comentarios