Qué es la Terapia de conducta cognitiva y cómo hacerla.

terapia de conducta cognitiva

En este artículo aprenderás qué es la terapia de conducta cognitiva, por qué la debes utilizar y cómo hacerlo.

Las conversaciones que tienes contigo mismo tienen un impacto directo en cómo te sientes y cómo te comportas. Si tu “auto-conversación” está llena de dudas, de críticas duras y de predicciones catastróficas; tendrás problemas para alcanzar sus metas.

Pero no tienes que dejar que una perspectiva pesimista o el monólogo interior de presentimiento te retengan. Puedes entrenar tu cerebro para pensar de manera diferente.

De hecho, el entrenamiento de tu cerebro para pensar de manera diferente; cambia el cerebro físicamente.

Es por eso que muchos terapeutas utilizan la terapia de conducta cognitiva (TCC) para ayudar a las personas a crear un cambio duradero.

Qué es la terapia de conducta cognitiva.

La terapia de conducta cognitiva es un tratamiento de salud mental que está ampliamente estudiado. Los terapeutas que emplean este método ayudan a las personas a cambiar el pensamiento inútil y los patrones de conducta que los mantienen atascados.

La terapia de conducta cognitiva no es solo un tratamiento rápido que enmascara temporalmente problemas subyacentes. Los estudios muestran consistentemente que la terapia de conducta cognitiva crea cambios físicos en el cerebro.

La neuroimagen muestra que la terapia de conducta cognitiva modifica los circuitos neuronales implicados en la regulación de las emociones negativas. Además, los estudios muestran consistentemente que la TCC puede cambiar las disfunciones del sistema nervioso.

Un estudio publicado en Translational Psychiatry, usó resonancias magnéticas para examinar los cambios cerebrales en personas con esquizofrenia.

Después de seis meses de tratamiento, hubo más conectividad neural entre la amígdala (que maneja la emoción en el cerebro) y la corteza prefrontal (que gobierna el pensamiento de alto orden). Los cambios fueron duraderos.

Otro estudio encontró que después de tan solo nueve semanas de terapia de conducta cognitiva, las personas con trastorno de ansiedad social, mostraron una disminución del volumen cerebral y la actividad en su amígdala; los que les ayudó a mantener su ansiedad a raya.

También puede interesarte: 13 estrategias para combatir la ansiedad. 

Los investigadores también han encontrado que el TCC “reconecta” el cerebro en personas con depresión y también con trastorno de estrés postraumático.

Entonces, ¿qué tipos de habilidades de TCC enseñan los terapeutas? Aquí hay tres maneras de entrenar a su cerebro para pensar de manera diferente:




Cómo hacer la terapia de conducta cognitiva.

1. Reformular tus pensamientos inútiles.

Pensar cosas como: “Esto nunca funcionará”, o “Soy un idiota, acabo de arruinarlo todo”; no es útil.

Las predicciones negativas tienden a convertirse en profecías auto-realizables. Y los pensamientos exageradamente negativos te impiden tomar acciones positivas.

Pero la buena noticia es que puedes responder a pensamientos inútiles con declaraciones más realistas. Cuando piensas “Nada va a funcionar”, recuerda: “Si sigo trabajando duro, aumentaré mis posibilidades de éxito”.

O, cuando pienses: “Esto va a ser un desastre”, busca pruebas de que tus esfuerzos pueden ser un éxito.

Luego, crea una declaración más equilibrada como: “Hay una posibilidad de que esto no salga bien, pero también existe la posibilidad de que pueda tener éxito. Todo lo que puedo hacer, es lo mejor”.

2. Demuéstrate que estás equivocado.

Tu cerebro te miente a veces. Así que cuando te dice que no puedes obtener un ascenso o que nunca serás capaz de perder 10 kilos; míralo como un desafío.

Exígete dar un paso más después de pensar que estás demasiado agotado para seguir adelante.

Cada vez que pruebes que tus predicciones negativas eran equivocadas, entrenarás a tu cerebro para que vea las cosas diferente.

Con el tiempo, tu cerebro comenzará a ver tus limitaciones así como tus capacidades; de una manera más precisa.

3. Crear un mantra personal.

Haz un balance de tus patrones de pensamiento negativo. ¿Te llamas a ti mismo por apodos? ¿O te hablas de hacer cosas en las que podrías fallar?

Luego, desarrolla un mantra personal que puedas usar para hablar de los mensajes negativos. Repite cosas como: “Hacer que suceda” o “Hacer lo mejor”, para “sintonizar positivamente” la negatividad.

Con el tiempo, las declaraciones nocivas disminuirán.




Conclusión.

Al igual que cualquier nueva habilidad, la terapia de conducta cognitiva para pensar de manera diferente lleva tiempo. Pero cuanto más practiques el pensar de manera realista, más músculo mental construirás.

Además, tu cerebro podría experimentar cambios físicos que te ayudarán a pensar de manera diferente.

Esperamos que esta información te sea de gran utilidad 🙂

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 8]

Comentarios