La importancia del CV para emprendedores y cómo crear uno

CV para emprendedores

¿Cuándo fue la última vez que actualizaste tu currículum? O mejor dicho, ¿tienes un currículum?

Pues no puede ser, tu CV como emprendedor o autónomo es igual o incluso más importante que el de cualquier otra profesión.

Es tu herramienta más poderosa para darte a conocer, venderte, conseguir contratos, clientes, demostrar todo lo que has logrado, o despertar el interés en ti y en tu negocio.

Todo buen emprendedor necesita un buen CV en algún momento de su vida. Por eso, hoy te damos las claves para hacer tu mejor currículum.

Claves para hacer un CV para emprendedores

Buen diseño.

Vamos a empezar por lo primero que nos entra por los ojos, la apariencia o el diseño de tu CV:

Piensa, si el CV te representa a ti, a tu marca o empresa, ¿qué imagen quieres dar con tu currículum?

Quizá quieres ofrecer una imagen profesional y sólida a un banco para pedir un préstamo

cv-para-emprendedores-profesional

Plantilla de CV Alexandra

O quieres proyectar una imagen más actual y tecnológica para conseguir socios para tu proyecto.

cv-para-emprendedores-moderno

Plantilla de CV Sexy Greek

Puede que busques un CV creativo y diferenciador para volver a trabajar por cuenta ajena.

cv-para-emprendedores-creativo

Plantilla de CV Cosmopolitan

Sea lo que sea, el diseño importa.

Ahora bien, si no eres muy hábil con herramientas de diseño, lo mejor es que utilices una plantilla de CV moderna para descargar, para así asegurarte de que tienes un CV a la carta, con el que te sientas identificado.

Al final, el CV es un documento que te define y te representa; y es otra oportunidad que tienes para transmitir el mensaje que quieras en formato visual.

Me refiero a que puedes optar por un currículum con el color corporativo de tu empresa, o con un formato de imagen diferente y aprovechar a poner una foto tuya trabajando, dando una formación o conferencia.

Hay mil posibilidades y merece la pena valorarlas.

Estructura lógica.

El siguiente punto importante es la estructura:

Tanto si partes de una plantilla de CV como si prefieres hacerlo por tu cuenta, la estructura tiene que ser muy clara.

Considera separar la información por secciones o en dos columnas, utilizar líneas divisorias, negrita en los encabezados, etc.

Es muy importante que se diferencien todos los apartados para que la información pueda ser encontrada fácilmente.

Y en cuanto al orden, sé coherente. Pon al principio lo que crees que puede interesar más de tu perfil.

Debes incluir todas las secciones habituales, sí, pero como emprendedor quizá es más interesante destacar:

  • Tu especialidad: Añadiendo un título a tu CV.

Ejemplo: Fundador de Marketing10 y especialista en Estrategia Digital B2B

  • Tu perfil u objetivo profesional: Aquí haces una primera presentación de ti mismo. Debe ser tu “elevator pitch” como profesional, unas líneas donde explicas los momentos más importantes de tu experiencia profesional, tus logros y tus competencias.
  • Tu experiencia: Esta es seguramente la parte más importante de tu CV, aquí pon todos los logros que has obtenido en cada una de tus experiencias. Tienes que explicar qué conseguiste, qué objetivos superaste y qué problemas resolviste.

Utiliza viñetas para que tu CV se lea mejor, datos numéricos para plasmar los resultados de tu empresa o trabajo, y palabras clave que te ayuden con tu objetivo.

Tampoco olvides añadir secciones como tus habilidades u otras informaciones importantes como: premios, ponencias, reconocimientos, publicaciones, o testimonios…son clave para tu reputación.

Redacción y contenido.

Ahora, en cuanto a la redacción y el contenido:

Recuerda personalizar tu currículum al objetivo y al proyecto que quieres lograr. Piensa en tu propósito y en qué tono o lenguaje es más adecuado utilizar según el público al que te diriges.

No es lo mismo escribir un CV para participar en un Concurso de Innovación o startups, que un CV para pedir ayuda financiera a una entidad bancaria. Tienes que crear diferentes currículums y adaptarlos según cada caso.

Incluye palabras clave, y usa un vocabulario y lenguaje profesional que permita una lectura cómoda y rápida para el reclutador.

Y por último, no olvides tener buena ortografía.

Últimos consejos para hacer un buen CV para emprendedores

  • Añade una foto en la que se te vea profesional, que genere cercanía y confianza. Algo que sea acorde a la imagen que quieres transmitir.

Recuerda, la imagen importa a la hora de crear tu marca profesional.

No solo tu logo, tu web, tu oficina, también tu foto y tu CV, forman parte de esa identidad corporativa.

  • Incluye los enlaces a LinkedIn y redes sociales empresariales. Pueden ayudarte a completar información que no has podido compartir o demostrar de alguna forma lo que haces y lo que se te da bien.  Recuerda que solo merece la pena si tus redes sociales están bien trabajadas.
  • breve y conciso. Ponte en el lugar del que está leyendo tu CV, nadie está interesado en leer 5 folios de todo lo que has hecho en tu vida. Tienes que aprender a sintetizar o te dejarán de leer después de 7 segundos.
  • Considera acompañar tu CV de una carta de presentación o un buen email. Así podrás resaltar tus puntos fuertes, transmitir tu pasión por lo que haces, las soluciones que propones, o tu filosofía de trabajo. 
  • Actualiza tu CV. No se trata solo de modernizar tu antiguo formato de CV en blanco y negro en Word con una plantilla de CV atractiva y visual; sino a actualizar las fechas y quitar todo el contenido que no esté adaptado a tu objetivo o que sea antiguo. No hace falta que partas de cero, pero seguramente habrá muchas secciones que puedas cambiar o añadir de las que hemos comentado.

La importancia de tener un CV para emprendedores

No importa si estás buscando socios capitalistas, si estás empezando tu negocio, o estás en plena expansión; si eres o quieres ser un emprendedor de éxito, necesitas un CV que esté a la altura.

Recuerda adaptar tu currículum a tus necesidades, dedícale algo de tiempo, destaca tus conocimientos, puntos fuertes y logros, y cuida la imagen de tu marca. Lo demás es sentido común.

Y si no tienes tiempo de lidiar con complicados programas de diseño, considera usar las plantillas de CV como recurso. Te ayudarán a destacar y ser recordado.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 2]

Comentarios