Cómo resolver un conflicto en cualquier tipo de relación.

Cómo resolver un conflicto

En este artículo encontrarás 7 pasos para aprender cómo resolver un conflicto, sin importar si es un problema propio o estás ayudando como mediador, y cuáles son las ventajas de saber hacerlo.

Las habilidades para resolver conflictos pueden ser utilizadas en diferentes ámbitos: Relaciones de pareja, familiares y laborales. En cualquier caso, se debe negociar para llegar a un acuerdo que favorezca a ambas partes.

Primero, es fundamental que las partes implicadas conozcan las ventajas de resolver el problema; solo así harán lo necesario para resolverlo. Así que veamos 4 razones fundamentales.




Por qué es importante resolver un conflicto.

Dentro de las ventajas principales, se encuentran las siguientes:

Expande la perspectiva.

Cuando podemos entender la posición de los demás y ponernos en sus zapatos, somos capaces de ver el conflicto desde otra posición. Esto nos da la posibilidad de abrir nuestra mente y conocer las experiencias, creencias y motivaciones de los otros.

En ocasiones nos cegamos y pensamos que somos los únicos que tenemos la razón. Pero el mundo no es de “blanco o negro”; hay matices. Y es ahí donde encontramos los puntos en común que nos permiten resolver los conflictos.

Fortalece las relaciones sociales.

Alcanzar cualquier objetivo es más sencillo si tenemos personas de nuestro lado. Esto aplica para cualquier tipo de relación. Imagina que debes sacar un proyecto adelante y tienes problemas personales con otro socio. ¡Sería un dolor de cabeza!

Nadie está exento de tener conflictos con los demás porque siempre pueden haber malentendidos. Pero así mismo, todos tenemos la capacidad de resolverlos y fortalecer las relaciones sociales.

Cómo resolver un conflicto 1

Aumenta la productividad.

En la medida que no gastes tu tiempo en problemas, podrás enfocarte en lo más importante: Avanzar.

Siguiendo con el ejemplo del conflicto con el socio, imagina que en lugar de trabajar en equipo, prefieran estropear el trabajo del otro…ninguno de los 2 estaría pensando en el bien común del proyecto. Y como resultado, los 2 estarían perjudicando a los demás miembros del equipo y a ellos mismos.

Si aprendemos cómo resolver un conflicto, estaremos aumentando nuestra productividad.

Ahorras recursos valiosos.

En ocasiones, cuando nos “enfrascamos” en un problema personal, se nos olvidan elementos mucho más importantes:

  • Tiempo.
  • Paz mental.
  • Energía.
  • Reputación.

Es mucho más inteligente aprender cómo resolver un conflicto, que desgastarte en un bucle que no conduce a nada.

Ya que aclaramos las ventajas de resolver los problemas, surge la pregunta más obvia: ¿Cómo hacerlo?




Cómo resolver un conflicto en 7 sencillos pasos.

Según tus experiencias personales puedes tener la habilidad de conciliar. Sin embargo, no todos saben cómo controlar sus emociones ni saben cómo “limar asperezas”. Así que a continuación encontrarás un método sencillo, de 7 pasos, que te ayudará a potenciar tus relaciones personales mediante la resolución de conflictos.

Encontrar la raíz del conflicto.

Es muy difícil resolver un problema si no entendemos cuál es la causa. Así que es importante que ambas partes estén de acuerdo en indagar y llegar al fondo del asunto.

Una forma de hacerlo, es utilizar la técnica de los ” por qué”, que encontrarás haciendo click aquí.

Ubicar un lugar privado y seguro para hablar.

De la única forma en que 2 o más personas pueden arreglar un problema, es concentrándose. Si por ejemplo están en una plazoleta de comidas, donde hay mucho ruido y no hay privacidad, difícilmente van a enfocarse en encontrar la solución y podrán verse intimidados por decir algo que no quieren que escuche alguien más.

Así que busca un lugar tranquilo donde ambas partes puedan exponer sus puntos de vista sin limitaciones.




Escuchar activamente a las personas involucradas.

No sirve de nada “hacer las paces” y darse la mano, simplemente por hacerlo; sin haber resuelto el problema. Porque es muy probable que vuelva a surgir el conflicto.

Por eso es vital que las partes involucradas escuchen correctamente lo que tienen por decir los demás. Como te comenté antes, esta es una manera de ponerse en los zapatos del otro y expandir nuestra perspectiva. Y por ende, podremos entender “el todo” y encontrar la solución.

Investigar lo sucedido.

Como ya sabes cuál es el origen del conflicto, es hora de investigar exactamente qué pasó.

¿Fue un malentendido? ¿Hubo mala fe? ¿Desinformación? ¿Presión?…Evita tener prejuicios, escucha, y con la información reunida, saca conclusiones. Sin olvidar, que el objetivo es llegar a un común acuerdo y solucionar el conflicto.

Detectar formas de alcanzar los objetivos en común.

A esta altura ya entiendes el problema, sus causas y agravantes. Por lo tanto, ambas partes pueden estructurar un camino hacia la solución.

Por ejemplo, si 2 compañeros de trabajo tienen puntos de vista diferentes y ninguno da el brazo a torcer, una solución para resolver el conflicto puede ser involucrar a un tercero que objetivamente les ayude a tomar decisiones.

Lo fundamental, sin importar el problema ni el contexto, es definir pasos que los lleven a la solución.

Cómo resolver un conflicto 2

Definir las responsabilidades de los implicados.

Una vez tienes el esquema para la resolución, ambas partes deben aceptar sus responsabilidades y crear un especie de “manual” que deben seguir.

Algo tan sencillo como comprometerse a mantener una comunicación constante y respetuosa puede hacer una gran diferencia. O por ejemplo, en el caso de una relación de pareja que tiene problema con sus finanzas y no saben cómo ahorrar, pueden comprometerse a poner todos sus gastos en una lista de excel ambos tengan acceso.

Enlisten los deberes de todos los implicados en el conflicto, con el fin de solucionar el problema.

Detallar estrategias preventivas.

Si llegaste a este punto, es porque el problema ya está resuelto. Sin embargo, no puedes cantar victoria; así como surgió una vez, puede surgir de nuevo. Pero así como ya lo solucionaste una vez, podrás volver a hacerlo.

Lo mejor es detallar derechos y deberes en caso de romper las responsabilidades del punto 6. Las partes deben tener claro el objetivo en común: aprender cómo resolver un conflicto. ¡A los 2 les favorece!

Conclusión.

La comunicación efectiva es indispensable para solucionar un problema. Así como también lo es tener muy claro por qué vale la pena resolverlo.

Se requiere madurez y mucha tolerancia. No siempre es fácil…No obstante, solventar este tipo de situaciones te hace crecer como persona, te abre muchísimas puertas y mejorará todas tus relaciones.

Esperamos que esta información te sea de gran ayuda 🙂

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 3]

Summary
Cómo resolver un conflicto en cualquier tipo de relación.
Article Name
Cómo resolver un conflicto en cualquier tipo de relación.
Description
En este artículo encontrarás 7 pasos para aprender cómo resolver un conflicto, sin importar si es un problema propio o estás ayudando como mediador, y cuáles son las ventajas de saber hacerlo.
Author
Publisher Name
ModoEmprendedor
Publisher Logo

Comentarios