Cómo ayudar a los jóvenes a definir su camino con estrategias simples.

En este artículo aprenderás cuáles son los 4 tipos de personas según sus propósitos, qué son los horizontes cercanos y cómo ayudar a los jóvenes a definir su camino.

Cuando analizamos a los mejores en diferentes áreas, suelen tener en común que han identificado su propósito de vida.

No es de sorprender que coaches como Tony Robbins sean enfáticos en la necesidad de encontrar “ese algo” que nos haga levantarnos de la cama todos los días.

Además, un propósito definido es el mejor aliado para superar cualquier obstáculo; y se vuelve la motivación más grande cuando todo parece ir de mal en peor.

Identificar nuestro propósito no solo es vital para alcanzar el éxito. También es vital para tener una vida plena.

Pero ¿cómo saber que caminamos en la dirección correcta si no sabemos para dónde vamos?… Complicado, ¿verdad?

“Si la escalera no está apoyada sobre la pared correcta, cada paso que demos nos llevará al lugar equivocado”, dice Stephen Covey, autor del exitoso libro Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas.



Para William Damon, uno de los líderes en investigación sobre el desarrollo del propósito en la vida y director del Centro de Stanford de adolescentes; en lo que respecta al propósito en la vida existen 4 tipo de personas:

4 tipos de personas según sus propósitos.

cómo ayudar a los jóvenes a definir su camino

  • Desinteresados: Son los que no tienen ningún propósito y muestran poco interés en buscar uno. Algunos quieren cumplir ciertas metas pero relacionadas únicamente con ellos mismos.
  • Soñadores: Aquellos que tienen aspiraciones pero han hecho poco a nada para alcanzarlas.
  • Aficionados: Muestran interés por algo pero cambian muy seguido de propósitos.
  • Decididos: Están absolutamente convencidos de lo que quieren hacer y son capaces de mantener su pasión y compromiso por lograrlo.

¿En qué categoría estás? ¿Dónde están tus hijos?

En su último libro, William hace un llamado a todos los jóvenes para que busquen un propósito y también a los padres para que eduquen correctamente a sus hijos y aprendan cómo ayudar a los jóvenes a definir su camino.



El propósito de vida es la respuesta a por qué hacemos todo lo que hacemos. Encontrarlo no es fácil y menos cuando estamos rodeados, de lo que llama William, horizontes cercanos.

Qué son los horizontes cercanos.

Los horizontes cercanos son ese espejismo de obtener todo lo que queremos de forma sencilla.

Todos los medios se encargan de vendernos la idea de que alcanzar el “éxito” no requiere de tiempo ni esfuerzo. Por ejemplo:

  • Fotos en instagram de jóvenes multimillonarios.
  • Modelos ofreciendo productos milagrosos.
  • Realities entregando grandes sumas de dinero por actividades que toman 2 meses.

Aquí los padres juegan un papel fundamental. Ellos deben ser claros con sus hijos y explicarles que para definir EL PROPÓSITO es importante entender que cumplirlo toma tiempo. Y además, que la razón por la cuál hacemos todo lo que hacemos tiene un fundamento que sobrepasa lo banal.

Estas son algunas actividades que puedes hacer con tus hijos para enseñarles la importancia de los objetivos:

  • Encargarlos de revisar qué falta en la cocina,
  • Ponlos a hacer la lista del marcado.
  • Responsabilizarlos a la hora de las compras para que todo se consiga.

Son métodos simples para enseñarles a definir un objetivo y que para alcanzarlo debemos dar pasos en una dirección determinada.





William también recomienda lo siguiente para aprender cómo ayudar a los jóvenes a definir su camino.

Cómo ayudar a los jóvenes a definir su camino.

cómo ayudar a los jóvenes a definir su camino.

Escucha la llama…

En algún momento de nuestra infancia mostramos frente a nuestros padres interés por alguna actividad. ¿Ellos lo supieron ver y nos impulsaron a ser mejores en eso?

Tal vez, pero independiente de haber tenido o no esa fortuna; nuestros hijos merecen la oportunidad.

Prestar atención con cuidado a lo que nos cuentan acerca de su día es indispensable para identificar esos primeros chispasos de interés.

…y después avívala.

Si tienes idea de qué puede ser lo que le gusta, pregúntale un poco más sobre ello. Hazlo que enfatice por qué le gusto y trata de averiguar si le interesaría aprender más.

Después, ¡aviva la llama! Cursos en internet, clases personalizadas, campamentos…lo que sea con tal de darles más herramientas para que desarrollen su interés.

Utiliza las 4 palabras.

TU-LO-PUEDES-HACER

Decirlas no tiene mucha ciencia pero son palabras claves que influyen enormemente, y de seguro reforzarán en los hijos la confianza que necesitan para cumplir las metas que se propongan.

Muchos tuvimos padres sobre-protectores que por cuidarnos amalgamaron su amor con sus miedos y nos los transmitieron.

¡No permitamos eso! Démosle el aval a nuestros hijos de que se arriesguen y se equivoquen. Al fin y al cabo si quieren cumplir con su propósito, deben caer y levantarse más de una vez.

Conclusión.

Aprender cómo ayudar a los jóvenes a definir su camino no es tarea sencilla. Sin embargo, con dedicación y pequeños pasos, los podemos guiar por el camino indicado.

Espero que esta información te sirva bastante y te una más con tus hijos 🙂

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Cómo ayudar a los jóvenes a definir su camino con estrategias simples.
¿Qué tal te pareció?

Comentarios