Cómo manejar el estrés en 5 pasos

Es normal sentir estrés cuando se llevan acabo actividades de gran importancia y responsabilidad, pero no por ser normal esta bien caer en una rutina donde el estrés es parte del día a día. El estrés es una reacción fisiológica en la que diversos mecanismos de defensa del cuerpo se activan para afrontar situaciones de amenaza y pese a ser una respuesta natural y necesaria para nuestra supervivencia, el ritmo de vida actual lleva a muchas personas a convivir constantemente con el estrés, desencadenando alteraciones en su estado de ánimo, falta de concentración, nerviosismo, depresión, reducción del deseo sexual, enfermedades cardiacas e insomnio entre otros.

Las causas varían entre factores físicos y emocionales, desde tener falta de sueño hasta afrontar nuevos retos laborales, así que ¿cómo manejar el estrés para llevar una vida más plena y estar en condiciones óptimas para llevar a cabo nuestras labores?


1. Ejercicio.

Al realizar actividad física el cuerpo disminuye la producción de cortisol, hormona liberada como respuesta al estrés y libera adrenalina, serotonina y dopamina (ayuda a la regulación del sueño) que nos bridan una sensación de bienestar. A la vez se libera endorfina, un neuro-transmisor opiáceo que tiene funciones muy importantes para la salud, como reducir el dolor y la presión sanguínea, mejorar el humor, entre otras.

En los años 70, se comprobó que drogas como el opio, la heroína y la morfina estimulan receptores específicos del cerebro y tienen una estructura química similar a la de la endorfina, de ahí la sensación de satisfacción después del ejercicio.

Diversas técnicas de relajación como el yoga y el tai-chi regulan la presión arterial, facilitan conciliar el sueño, mejoran el sistema inmunológico y digestivo y están directamente relacionadas con la disminución de la ansiedad.

2. Socializa.

La soledad es uno de los peores enemigos del estrés y esta relacionada con el incremento de enfermedades cardiovasculares y desordenes de sueño. Así que no dejes de compartir tiempo con tus seres queridos.

3. Sana alimentación.

Al estresarse, el cuerpo disminuye la producción de serotonina, una sustancia química que funciona como neuro-transmisor y que esta relacionada con la regulación del sueño y de mejorar el estado de ánimo. Se recomienda consumir frutos secos y aguacates, ya que son alimentos que contienen triptófano, que es el aminoácido precursor de la serotonina.

Diversos estudios también hablan de la importancia del magnesio en la lucha contra el estrés, así que alimentos como el cacao en polvo, semillas de lino y girasol, vegetales de hoja verde y mariscos entre otros, juegan un papel muy importante.


4. Control.

Tener una agenda organizada y planear las actividades hace el día a día más sencillo. En la medida que se tengan prioridades y se sepa que actividades son más importantes y toman más tiempo para llevarse a cabo, no estaremos corriendo contra el reloj y sometiéndonos a situaciones de estrés.

También se debe tener presente que no se debe abusar de los malos hábitos como fumar, ya que se incrementa la presión arterial y los niveles de cortisol.

5. Rie.

El estudio dirigido por Mary Payne Bennett llamado “Humor and Laughter May Influence Health: III. Laughter and Health Outcomes”, examina cómo la risa influencia el bienestar sicológico y fisiológico y a su vez la tensión muscular y la función cardio-respiratoria. Como resultado de diferentes experimentos se concluyó que al estar expuestos a ambientes relacionados con el humor (ver películas o escuchar chistes) disminuye la presión sanguínea y se reducen los niveles de ansiedad.

¿Conoces alguna otra actividad para disminuir el estrés?. ¡Escríbela en los comentarios!

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

 

Comentarios