4 tips para que superes cualquier prueba de opción múltiple

Las pruebas de opción múltiple se han convertido en una herramienta muy común tanto en el ámbito académico como en el campo laboral. Todos nos hemos enfrentado en algún momento a este tipo de tests que a final de cuentas terminan siendo preferidos por la mayoría, a diferencia de los exámenes de pregunta abierta.

Seguramente tienes algún compañero que afirma con orgullo haber pasado alguna de estas pruebas sin saber realmente las respuesta, usando algún método personal o seleccionando las opciones simplemente al azar.

Lo cierto es que estos exámenes son diseñados por humanos, quienes por naturaleza funcionan siguiendo reglas y patrones, haciendo que las pruebas de opción múltiple no sean completamente aleatorias.

William Poundstone, autor del libro “Rock Breaks Scissors: A Practical Guide to Outguessing and Outwitting Almost Everybody”, afirma haber encontrado varios patrones en este tipo de pruebas. Luego de haber analizado 100 exámenes de diferentes fuentes, Poundstone encontró patrones estadísticos que podrían ayudarte a aumentar tus probabilidades de tener buenos resultados.

El autor enfatiza que definitivamente un profundo conocimiento sobre el tema es la mejor estrategia, sin embargo, si dudas de alguna respuesta puedes “adivinar” de manera inteligente con las siguientes tácticas.

1. Elimina la sabiduría popular

Seguramente haz escuchado comentarios como “Si no se marco la c”, “nunca elijas ninguna de las anteriores o todas las anteriores”. No obstante, estos consejos no concuerdan con los resultados estadísticos obtenidos por Poundstone.

Respuestas como todas las anteriores o ninguna de las anteriores fueron correctas el 52% de las veces. Elegir alguna de estas respuestas te da un 90% más de probabilidades de acertar a diferencia de adivinar por azar.

2. Mira la respuesta anterior y la siguiente

Poundstone encontró que las respuestas correctas difícilmente se encuentran de manera consecutiva. De esta manera, si observas las respuestas que realmente estas seguro sabrás que estadísticamente la pregunta anterior y la pregunta siguiente tienen una menor probabilidad de ser la misma.

Por ejemplo, si no estas seguro de la respuesta número 5, pero sabes que la respuesta número 4 es B y la respuesta número 6 es D, podrías eliminar esas respuestas en la pregunta 5.


3. Elije la respuesta más larga

Otro patrón encontrado por Poundstone, es que las respuestas más largas en las pruebas de opción múltiple son usualmente correctas, afirmando que “Las personas que hacer los test tienen que estar seguros que la respuesta correcta es indiscutiblemente correcta, lo que normalmente demanda un poco más de palabras”.

Si no estas seguro en alguna pregunta y una de las opciones es notablemente más larga que las demás, esa tiene mayor probabilidad de ser correcta.

4. Elimina las respuestas atípicas

Usualmente las pruebas de opción múltiple presentan respuestas que están relacionadas o son similares, de tal manera que a pesar de que existan dos respuestas que pueden ser correctas hay una con un mayor grado de veracidad. Busca respuestas que son incongruentes, estas son normalmente incorrectas y te ayudarán a reducir las opciones.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

Comentarios