Robert Herjavec, tiburón de Shark Tank, su historia y consejos de éxito

Robert Herjavec, tiburón de Shark Tank, su historia y consejos de éxito

Mientras que Robert Herjavec puede ser mejor conocido como uno de los tiburones en el programa “Shark Tank”, ante todo, es un emprendedor.

“Cuando era más joven, no sabía que la gente podía comenzar un negocio, y siempre digo que si supiera lo que sé ahora, habría soñado con algo más grande”, dice Herjavec, CEO de la empresa de información tecnológica, el Grupo Herjavec, su empresa más reciente. “No tengo un MBA o un título de negocios, y no era muy bueno en contabilidad. Recuerdo cuando quería comenzar un negocio, todos me decían, “no puedes hacerlo”. Fundamentalmente, debo mi éxito en los negocios al hecho de que realmente amo lo que hago”.

Esa pasión ayudó a Herjavec a liderar dos compañías de tecnología multimillonarias. El Grupo Herjavec ha crecido de tres empleados y $400,000 en ventas al año a casi 200 empleados y $125 millones en ventas en solo nueve años.

“No soy ni siquiera un inmigrante de primera generación, soy un tipo fuera del barco”, dice Herjavec, quien nació en Zbjeg, Croacia. “Mi padre escapó de la cárcel en un país comunista y nos agarró a mi madre y a mí y llegamos a Halifax cuando tenía 8 años. Aterrizamos con literalmente una maleta. Mi madre recordó que conocía a alguien en Toronto, tomamos un tren allí, y vivimos en un sótano durante 18 meses. Todo comenzó desde ahí”.

La transición resultó difícil para Herjavec, quien encontró la motivación en la lucha para adaptarse a un nuevo país cuando era niño. Herjavec también tuvo dificultades para enfrentarse a la nueva forma de vida en América del Norte, donde por primera vez experimentó una diferencia en las clases económicas.


“Fue realmente interesante porque, de donde vengo, vivimos en una granja y todos vivían como nosotros”, dice Herjavec. “Entonces, vinimos a América del Norte y fue mi primera impresión de no estar bien. Me di cuenta de que en comparación con todos los demás, éramos realmente pobres”.

Para ganarse la vida, Herjavec comenzó a trabajar como repartidor de periódicos y camarero a principios de la década de los 90’s. No solo sirvió para pagar sus cuentas, esas experiencias fueron cruciales para Herjavec más adelante en su carrera de negocios.

“La relación más importante en los negocios es la que existe entre tú y tus clientes. Toda mi experiencia está relacionada con los clientes. Cuando repartía periódicos, solía tener que recolectar el dinero”, dice Herjavec. “Cuando era camarero, todo se trataba de maximizar una propina y garantizar una rotación suficiente. Todos estos trabajos siempre se relacionaban de diferentes maneras con los clientes”.

En ese momento, Herjavec tuvo su comienzo en una compañía de tecnología que recién comenzaba, después de que pudo convencer al fundador de que lo dejara trabajar gratis. Herjavec convirtió esa experiencia en la base de su primera compañía de tecnología llamada BRAK Systems, que luego vendió a AT&T. La compañía actualmente está valorada en $ 100 millones. A partir de ahí, Herjavec ayudó a negociar la venta de otra compañía de TI a Nokia por $ 225 millones. Al poco tiempo se retiró.

“La razón por la que comencé The Herjavec Group fue porque estuve en casa por tres años”, dice Herjavec. “Yo era un padre que se quedaba en casa porque mis hijos estaban allí, pero ingresaron a la escuela. Yo cumplí 40 años, mi esposa dejó de trabajar y le dije, “tengo que salir de la casa”. Eso fue todo. La idea de retirarse fue maravillosa durante un año, pero después de tres años, sentí que era demasiado joven para quedarme jubilado”.

Después de comenzar el Grupo Herjavec, la destreza comercial de Robert lo llevó a la televisión, donde actuó en el exitoso programa canadiense “Dragons’ Den”. Al tiempo, Herjavec se unió a la versión estadounidense del programa, “Shark Tank”.

¿Qué podemos aprender de Robert Herjavec?


Si bien Herjavec ha alcanzado un nivel de éxito con el que la mayoría de la gente sueña, atribuye la pasión que tiene en los negocios como la razón de ese éxito.

“El mejor consejo que le daría a alguien es que nunca empiece un negocio que no le apasione de manera increíble y profunda”, dijo Herjavec. “Es un infierno, y pasarás más horas con tu negocio que con tu familia y amigos. Tendrás días horribles que te harán desear renunciar y cuestionar todo lo que has aprendido. En ese viaje, si no amas lo que haces, no hay forma de que puedas sobrevivir”.

“El error más grande que veo que hacen las personas es que comienzan un negocio para ganar dinero. El problema es que en esos días fríos, el dinero no te mantiene abrigado por la noche. Para mí, es imposible mantener el esfuerzo requerido para comenzar un gran negocio porque quieres ganar más dinero”.

Además de la pasión, Herjavec también cree que aquellos que buscan iniciar un negocio deben estar tan cómodos con los fracasos como con los éxitos.

“La gente me pregunta si hay una característica o calidad para los empresarios, ¿nacen o se hacen? La única característica que encuentro en la mayoría de las personas que inician un negocio es que sienten cómodos y adaptables al cambio. Siempre digo que mi mayor habilidad es que si me arrojas en medio del bosque, descubriré el juego”.

Si bien la adaptabilidad puede ser un factor crucial en el éxito de un negocio, Herjavec también atribuye su éxito al hecho de poder trabajar en un campo del que tiene gran conocimiento.

“Otra cosa que noto es que muchos empresarios cometen el error de cambiar de campo todo el tiempo y comienzan negocios donde su nivel de conocimiento no es muy alto”, dice Herjavec. “Siempre les digo a mis hijos que se vuelvan expertos en algo para poder entrar a una sala y la gente les pague por su conocimiento”.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Fuente

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 1]

Comentarios