Qué NO debes hacer al crear empresa: Los 6 errores fatales.

Qué no debes hacer al crear empresa

En este artículo conocerás qué no debes hacer al crear empresa, para que te facilites el camino y tengas más posibilidades de éxito.

El camino del emprendedor siempre es diferente. Por más que hayas leído, estudiado y hasta planificado cada uno de tus pasos; habrá derrotas que serán causa de la inexperiencia.




Esto no es de preocuparse, ya que según Henry Ford, “fracasar es solo la oportunidad de comenzar de nuevo, solo que esta vez de manera más sabia”.

Sin embargo, esto no implica que no puedas prepararte y aprender de otros emprendedores.

A continuación encontrarás una lista de 6 cosas que no debes hacer al crear empresa; ya que han llevado al fracaso a muchos proyectos.

Qué no debes hacer al crear empresa.

1. Confundir empresa con startup.

Qué no debes hacer al crear empresa 1

Debes tener muy claro cuál es la estructura de tu idea de negocio.

Si planeas buscar nuevas formas de negocio, explorar e investigar sobre nuevas oportunidades, hablamos de una startup.

Por otra parte, si ya tienes un modelo de negocio probado que deseas empezar a ejecuta; hablamos de una empresa.




Responder las preguntas anteriores te puede resolver el dilema: ¿Plan de negocios o Modelo Canvas?

Si ya sabes muy bien cuál es el modelo de negocio que vas a seguir, es indispensable que tengas de antemano un plan de negocios. Ya que este es un mapa de tu empresa, una guía que le explica a terceros de qué se trata tu proyecto, cómo lo vas a ejecutar y qué quieres lograr. Pero más que una explicación para terceras personas, es una herramienta fundamental que te ayuda a tener muy claro todos los aspectos indispensables para el funcionamiento exitoso de tu negocio.

Si por el contrario, aún no es muy claro ni siquiera quiénes van a ser tus clientes, ni cómo va a ser tu producto; lo más conveniente es que crees tu propio modelo canvas. SI quieres aprender cómo hacerlo, haz click aquí.

2. No tener un plan.

Qué no debes hacer al crear empresa 2

Al iniciar tu proyecto, uno de los errores más comunes es subestimar la cantidad de dinero y tiempo necesarios para poner en marcha tu idea de negocio.

A pesar que el tema de financiación pueda ser complicado en algunos casos, esto no implica que sea imposible.

Tu plan de negocio o canvas, serán las herramientas principales a seguir para determinar si lo que estás haciendo va bien, cómo lo vas a hacer y cuánto va a costar hacer lo que quieres hacer.

Sin esta planeación previa, es posible que no tengas en cuenta detalles simples, o incluso relevantes en la marcha de tu negocio. Y como resultado, podrías terminar sin capital e incluso fuera de negocio.




3. No externalizar temas en los que no eres un experto.

Qué no debes hacer al crear empresa 3

Puede que estés en una posición en la cual quieras reducir al máximo tus costos, y qué mejor manera de lograrlo que hacerlo por ti mismo, ¿verdad?

Sin embargo, habrá temas en los cuales invertirás mucho tiempo valioso; pero verdaderamente es mejor dejarlos en manos de expertos.

Por ejemplo, en temas legales de constitución de empresas, impuestos, contabilidad, adquisición de ciertos permisos, licencias y servicios legales; entre otros.

Te pueden llevar mucho tiempo que puede ser invertido en temas de innovación para tu empresa.

4. No saber el tiempo que debes dedicar para ver tus frutos.

Qué no debes hacer al crear empresa 4

Construir una empresa no ocurre de la noche a la mañana. Puedes tener suerte si te va muy bien los primeros meses, como también puede tardar años.

También puede pasar que pienses en descansar un poco más porque tu negocio ya está marchando. Sin embargo, algo nuevo puede surgir, ya sea un nuevo producto o una nueva línea de negocio; por lo cual tendrás que automotivarte y trabajar al máximo.

Esto también se aplica para tu salario. Si fuiste organizado y lograste excelentes resultados, esto significará grandes retribuciones económicas para ti. Sin Pero, una vez las cosas marchan bien, estas nuevas ganancias las re-invertirás en tu negocio con la idea de hacerlo crecer o hacerlo más sólido.

En teoría estás creciendo y devengando más, pero la realidad es que en tus bolsillos tendrás la misma cantidad para ti. No desesperes, el trabajo de una buena cosecha será tangible.


5. Perseguir cada oportunidad.

Qué no debes hacer al crear empresa 5

Cuando pienses en qué no hacer al crear empresa, recuerda muy bien este error. Ya que no lo debes cometer, si quieres establecer objetivos claros.

¿Estás persiguiendo solo ganancias momentáneas o estás construyendo un modelo de utilidad a largo plazo?

Son preguntas que nos hace Lewis Howes.

Los emprendedores suelen tener la habilidad de detectar cualquier oportunidad, pero este mismo instinto puede ser también su debilidad. Ya que perseguir nuevas oportunidades, puede afectar los objetivos principales.

Howes recomienda establecer límites para el tipo de trabajo y los clientes que deseas. Esto es vital para lograr el éxito a largo plazo. Recuerda que decir “no” en el momento adecuado puede ser una buena práctica para las nuevas empresas.

6. ¡Sueña! Pero con los ojos abiertos.

Qué no debes hacer al crear empresa 6

No está mal pensar en grande y tener grandes expectativas acerca de lo que te apasiona y estás haciendo. Pero recuerda que el éxito no se alcanza en los primeros seis meses.

Tus expectativas deben estar tocando tierra. No dejes que tu pasión y optimismo te seduzcan tanto como para no pensar que algo puede salir mal. O que no vas a necesitar de un socio; o de alguien que administre tu negocio.

Una de las grandes características de ser emprendedor es la proposición de ideas; pero ten en cuenta que no todas valen la pena. Habrá unas que te aporten más y otras que simplemente no sean valiosas en absoluto para tus propósitos. Por eso debes tener los pies en la tierra y saber a qué objetivo apuntarle.

Tratar de probar todas las ideas, puede hacer que tus ahorros o capital se desperdicien en el intento.

Para que esto no te ocurra, pon primero todas tus ideas sobre el papel, conoce sus costos, el factor de lo inesperado y luego decide si vale la pena intentarlo. Solo después de tenerlo muy claro, sigue adelante.

Conclusión.

Puede que estos ejemplos de qué no hacer al crear empresa sean muy lógicos en el papel. Pero a veces estas prácticas son tan obvias que pasamos sobre ellas.

Cuéntanos de tu experiencia, ¿qué errores has cometido que hubieras deseado no cometer por la falta de información?

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

¿Qué tal te pareció?

Comentarios