Qué debo tener en cuenta para abrir un restaurante.

Qué debo tener en cuenta para abrir un restaurante

Muchos propietarios de restaurantes te dirán que no fue el dinero lo que los inspiró a abrir un restaurante, fue su pasión por hacer comidas deliciosas que la gente disfrutara. Por si no lo sabias, mantener un restaurante durante los primeros dos años no es una tarea fácil.

Estarás constantemente ajustándote a las necesidades de tus clientes y tratando de crear un menú perfecto para ellos. Si eres un apasionado de la cocina, esta es definitivamente una excelente oportunidad para ti.

Sin embargo, si quieres abrir un restaurante pensando solo en el dinero, es mejor que pongas tu dinero en otra línea de negocio.




Qué debo tener en cuenta para abrir un restaurante.

1. Estar disponible 24/7.

Cuando se abre el restaurante por primera vez, el papel del dueño lo es todo. No solo eres el propietario, también el cocinero, el mesero, el anfitrión y el gerente.

Durante los dos primeros años, tu participación directa desempeñará un papel vital para determinar si tu negocio tiene éxito o no. Una vez que hayas establecido un modelo de negocio que pueda sobrevivir sin ti, podrás retirarte lentamente de ciertas áreas de la operación y permitir que otros asuman el papel por completo.

2. Equipo.

La apertura de un nuevo restaurante ya sea desde cero o mediante el uso de una estructura existente, requerirá un plan.

Tendrás que diseñar o re-diseñar la cocina de acuerdo a las necesidades de tu personal para que todos puedan hacer su trabajo sin tropezar unos con otros.

No escatimes en los gastos de los equipos. Es mejor que compres lo mejor, así cueste un poco más. El nivel de uso de estos equipos es muy alto, si estás pensando en ir por lo más económico terminarás perdiendo más dinero a largo plazo en reparaciones.

Lee también: 4 personas que debes tener en tu equipo de trabajo.

Lo último que vas a querer es recibir la mala noticia de que uno de tus hornos se dañó. Además de equipos de alta calidad, también necesitarás invertir en mantenimiento periódico. La mayoría de los proveedores ofrecen garantías y mantenimiento ya sea si compras o alquilas los equipos.

3. Ubicación, ubicación, ubicación.

La ubicación lo es todo, esta es una verdad absoluta para un restaurante. Tienes que estar donde la gente pasa, necesitas estar expuesto para que la gente te vea; un lugar que los clientes puedan encontrar fácilmente.

Si no estás al aire libre o en una calle principal, básicamente perderás la posibilidad de tener publicidad gratis. Además, asegúrate de que la ubicación que te interesa tiene sitios de parqueo y le permite a los clientes entrar y salir rápidamente para aumentar las posibilidades de que regresen.




4. Crea tu propia estilo de decoración que se convierta en tu marca.

Cuando anuncias un nuevo negocio mucha gente saciará su curiosidad e irán a probar de que se trata. Esa es la parte fácil. La parte difícil es conseguir que regresen y que le digan a su familia y amigos sobre la maravillosa experiencia que tuvieron en tu restaurante.

Con el fin de ofrecer el factor sorpresa, es necesario diseñar el interior como un individuo y no como una ubicación corporativa donde todo se ve igual.

Aquí es donde puedes darle rienda suelta a tu creatividad y llegar a algo fuera de la norma para conseguir que los clientes no solo reciban una gran comida, sino una atmósfera que nunca olvidarán. Diviértete seleccionando el tema, los colores de tal manera que le des personalidad a tu negocio.

5. Contrata a las personas adecuadas.

A nadie le gustan las entrevistas y debido a esto, su primer instinto puede ser contratar a los primeros que respondan el anuncio. Desafortunadamente, a menos que entrevistes extensivamente a los candidatos, no sabrás mucho sobre ellos.

Lee también: Cómo mantener la motivación de un equipo de trabajo.

Tómate el tiempo de hacerlo y comienza muy temprano. El personal con el que trabajes desempeña un papel vital en la forma en que tus clientes valorarán su experiencia. Crea manuales de capacitación y entrégalos a todas las personas que contrates.

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Comentarios