Psicología del dinero: 7 claves para tomar mejores decisiones.

psicología del dinero

Para la gran mayoría de personas el dinero es un tema de vital importancia. Ya sea porque tienes muy poco o porque tengas mucho, es difícil que al menos una vez en tu día no pienses en algo relacionado con tus finanzas.

Estos pensamientos pueden variar su naturaleza dependiendo de qué tan buena relación tengas con el dinero. Algunos lo ven como oportunidad y otros como dolor de cabeza; y esa bifurcación es la que da origen a la psicología del dinero y nos hace preguntarnos: ¿qué impulsa nuestras decisiones financieras?

Morgan Housel, autor, conferencista, analista económico, 2 veces ganador del premio Best in Business de la Society of American Business Editors and Writers y ganador del premio Sidney del New York Times, se dio a la tarea de responder este interrogante en su libro La psicología del dinero.

Lo que encontró fue increíble y los números lo demuestran: 1.9 millones de ventas y traducciones a más de 40 idiomas.

Morgan parte de una base muy interesante y es que fuimos instruidos para tomar decisiones financieras desde un perspectiva matemática y racional. Esto, en teoría, no daría lugar a errores.

Si 10 es más que 5 y todos queremos ganar más, nadie tomaría una decisión que lo llevara a ganar 5 en lugar de 10. Pero ¿porque algunas decisiones financieras nos llevan a perder dinero? ¿Por qué personas de condiciones sociales parecidas pueden tener realidades económicas tan diferentes?

Lo que encontró Morgan es que estas decisiones no se toman basadas en lo que sabemos, por el contrario están basadas en nuestro comportamiento, el cual es muy difícil de enseñar. Entonces, ¿qué hacer?

A continuación te voy a compartir 8 claves para que tomes mejores decisiones financieras que indudablemente mejorarán tu psicología del dinero.




Psicología del dinero: 8 claves para tomar mejores decisiones financieras.

1. Todas las personas tienen su propia experiencia de la economía y del dinero.

Solemos pensar que todos vemos el dinero de una forma parecida. Sin embargo nuestra visión está atada a nuestras experiencias. Morgan cuenta una historia muy interesante para explicar este punto.

La gran depresión de 1929 fue un duro golpe para la economía mundial, que tardo casi 10 años en recuperarse. Durante este periodo muchas familias perdieron sus casas y ahorros; muchos negocios quebraron y por ende la pobreza se disparó. La narrativa actual de ese periodo es contundente: todo se desplomó.

Sin embargo, esa experiencia no la vivieron todas las personas de la época. Para John F. Kennedy, quien fuera presidente en 1960, del año 1929 a 1939 vio cómo su familia obtuvo más dinero. Solo hasta que entró a estudiar y tuvo más contexto de lo que pasó, fue que entendió la realidad mundial. (Recordemos que en esa época conseguir información no era tan fácil como ahora)

De hecho su intención de no permitir tanta desigualdad, fue una de las banderas que le permitió quedarse con la presidencia.


El llamado en este punto es recordar que todos tenemos experiencias diferentes y al momento de tomar decisiones económicas relevantes, debemos tener en cuenta las realidades de los demás; ya que pueden influir en nuestros resultados.


psicologia-del-dinero-1

2. Nuestra experiencia guía nuestras decisiones financieras.

Para tener una sana psicología del dinero, es indispensable reconocer que es nuestro comportamiento, mas no nuestro conocimiento, lo que nos impulsa a tomar X o Y camino; y la experiencia es la que más influye en cómo nos comportamos.

Si estás pensando que esto no es así, déjame contarte algo:

En Norteamerica las familias de bajos ingresos gastan en promedio 400 dólares anuales en comprar la lotería. Irónicamente, estas mismas familias son las que más tienen dificultades para conseguir dinero cuando tienen emergencias.

¿Sabes cuál es la probabilidad de ganar una lotería que juega con 6 números?…¡1 en 14 millones!

La decisión racional sería NO comprar la lotería y tener un fondo de emergencia, pero si lo piensas bien, comprarla tampoco es ilógico. Ya que si vives con lo justo, también es muy poco probable que puedas conseguir lo que tienen los ricos; así que la lotería se vuelve una posibilidad para lograrlo.

Una vez dejamos claro que nuestro conocimiento puede pasar a un segundo plano a la hora de tomar decisiones, veamos cómo nuestro comportamiento es moldeado por nuestras experiencias.

Un estudio demostró que las condiciones macro-económicas que vive una persona en su juventud, tienen gran influencia en las decisiones que toma en su adultez. Es decir que su experiencia guía su comportamiento.

Si naciste en 1970, en tus años de adolescente el S&P 500 creció enormemente. El estudió comprobó que las personas “setenteras”, en su adultez estaban más dispuestas a invertir que las personas nacidas en los “50s”, las cuales durante su juventud no vieron mayor crecimiento económico en el índice del S&P 500.

De igual forma con las épocas de alta inflación. Si en tus 20s la inflación estaba por las nubes, es menos probable que inviertas, por ejemplo en bonos, años más tarde.

Esto nos demuestra que incluso cuando las condiciones del mercado cambian, nuestra experiencia ya nos dejó una impresión definida que moldea nuestro comportamiento.


El llamado aquí es a que analices qué estaba pasando a nivel económico cuando eras joven y trates de desligarte de tu experiencia y analices lo que está pasando en los mercados hoy.


Antes de ver más tips para mejorar nuestra psicología del dinero, quiero pedirte un favor. Simplemente vota de 1 a 5 para saber qué tal te ha parecido este artículo hasta ahora. ¡Muchas gracias!

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 25]

3. La suerte juega un papel muy importante en el éxito financiero.

Tendemos a pensar que si a una persona le va bien, es porque trabajó duro. Y si le va mal, decimos que es perezoso y que no tiene visión. En cualquiera de los 2 casos dejamos una variable de lado: La suerte.

Aparte del ego que nos impide ver la suerte como una variable en nuestro éxito, es cierto que no es fácil de cuantificar. No obstante, es una variable de gran relevancia.

Para entender mejor la psicología del dinero, Morgan nos remite al economista Bhashkar Mazumder, quien asegura que si tienes un hermano que es alto y millonario, es más probable que tú seas millonario que alto.

Esto nos lleva nuevamente al punto anterior y la importancia de las experiencias. Lo más común es que los padres eduquen a sus hijos brindándoles las mismas oportunidades, mismas lecciones, mismo colegio, etc. Esto, ya tiene un componente de suerte.

Sin embargo, nuestra sociedad no premia a los inversionistas que quebraron porque cambiaron las condiciones del mercado. Solo premia a los que amasan fortunas, sin importar la suerte que hayan tenido.


El llamado aquí es a analizar los éxitos y fracasos ajenos estudiando muy bien qué tanta buena o mala suerte tuvieron.





4. Enfocarse en patrones y no en casos específicos, nos ayuda a tomar mejores decisiones financieras.

Yendo de la mano con el punto anterior y con el fin de tener una psicología del dinero adecuada, debes interiorizar que no puedes replicar la suerte que han tenido los demás.

Por lo tanto, si por ejemplo estás obsesionado con la trayectoria de Elon Musk, y sigues sus huellas una a una, es muy poco probable que consigas sus mismos resultados.

Pero si por el contrario, estudias la historia de más emprendedores exitosos y extraes los elementos en común en cada uno de sus caminos, estás minimizando la importancia de la suerte y te quedarás con conocimiento que será más fácil de replicar.


El llamado aquí es a no quedarnos con una sola historia de éxito. Debemos encontrar patrones de muchas historias que nos lleven a mejores decisiones.


5. La envidia te vuelve descuidado.

Si no tienes objetivos claros con tus finanzas te expones a cometer errores, principalmente porque tienes emociones que nublan las razones.

Imagina que te estás ganando semanalmente 180.000 dólares…Ahora piensa que el salario promedio (mensual) de México está por los lados de los 600 dólares. En este ejemplo, estarías ganando 300 veces más que un mexicano promedio. Bastante, ¿no?

Pero ahora supón que en tu misma empresa, hay una persona que gana 1’400.000 dólares a la semana…Casi 7 veces más que tú…Tus 180.000 ya no parecen tanto.

Este fue el caso de Marc-André ter Stegen, arquero del Barcelona F.C y Lionel Messi en 2020. El sueldo del jugador argentino, comparándolo con el de sus compañeros hacía que pareciera poco, sin importar que 180.000 dólares semanales fueran una cifra descomunal.

Pero si ahora comparamos el 1’400.000 semanal de Messi, contra 290’000.000 que puede ganar a la semana un manager en un fondo de inversión; todo cobra una nueva dimensión y se vuelve hasta confuso.

Compararnos es un atajo hacia la envidia. Y con envidia no pensamos bien.


El llamado aquí es no actuar en función de lo que ganan los demás. Establece metas claras y actúa acorde a ellas. Está bien tener ambiciones pero nunca dejes que las ambiciones te tengan a ti.


psicologia-del-dinero-2

6. Amasar una fortuna es más fácil que mantenerla.

Ganar mucho dinero requiere coraje, riesgo, suerte y perseverancia. Pero mantener la fortuna que ganes requiere de otra mentalidad que le da un giro a la psicología del dinero.

Jesse Livermore, al igual que la familia Kennedy, fue uno de los pocos afortunados con la gran depresión. Él abrió operaciones en “corto” y cuando las fortunas fueron liquidadas y los inversionistas estaban en quiebra, se quedó con un botín de lo que serían actualmente 3 billones de dólares.

En los años siguientes, Livermore pensaba que era imbatible, así que invirtió una y otra vez acumulando más y más pérdidas. Cuando su fortuna se acabó, se quitó la vida en 1940.

Mantener una fortuna requiere de algo específico: Tener miedo.


El llamado aquí es a ver los siguientes pasos con respeto, contemplando la mayor cantidad de variables posibles para ganar la mejor perspectiva. Si crees que nunca vas a perder, te lanzarás en un tobogán hacia la derrota.


7. Puedes equivocarte la mitad de las veces y aún así ganar una fortuna.

No debes acertar todas las decisiones. Sin embargo debes apuntar a ganar la mayoría o al menos, ganar las que tengan mayor retorno. En su libro la psicología del dinero, Morgan cuenta la historia de Heinz Berggruen, uno de los coleccionistas de arte más exitosos de la historia.

Berggruen tuvo una de las colecciones de arte más impresionantes, avalada en 1 billón de dólares. Contaba con Picassos, Braques y muchos otros artistas brillantes. (En el año 2000 se la vendió al gobierno alemán por “solo” 100 millones de dólares).

Al investigar cómo logró tener tanto cuadros de los mejores artistas, la respuesta fue: cantidad.

La mayoría de coleccionistas compran muchas obras, algunas ganan mucho valor con el tiempo, sin embargo la mayoría lo pierden. Pero con las ganancias de las mejores obras, se cubren -y con creces- las pérdidas de las demás obras.


El llamado aquí es a recordar que entre mejores victorias tengas, más derrotas te puedes permitir.


Conclusión de la psicología del dinero.

Las decisiones financieras van de la mano con factores psicológicos, dejando de lado la lógica y las fórmulas matemáticas. Sin embargo podemos ganar perspectiva cuando analizamos de dónde venimos, cuáles eran los factores macro económicos en nuestra juventud, y entendiendo que la suerte es parte del desarrollo e influye en nuestros resultados.

Muchas gracias por leer hasta aquí. Esperamos que hayas aprendido algo nuevo y que los conocimientos te sean de ayuda :).

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.



¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 25]

Comentarios