El dinero sí compra felicidad. (Si lo utilizas en estas 2 cosas)

el dinero sí compra felicidad

Sabemos que el dinero no es la motivación principal para crear empresa y tomar el camino del emprendedor. Pero indudablemente es uno de los motores, de hecho, para muchas personas, el dinero sí compra felicidad

De seguro sabes que quieres ser feliz, pero seguramente no sabes cómo el dinero te ayudará a serlo; ya que siempre hemos escuchado que el dinero no compra felicidad; y tenemos una gran cantidad de argumentos para justificar esa idea. Pero ¿qué tal si hemos estado usando el dinero de manera equivocada?

La idea de “ser feliz” es completamente relativa. Para unos puede ser la sensación durante el concierto de su artista favorito. Otros se sienten felices viajando; para otros manejar un carro último modelo. Pero sin importar cuál sea, debes entender que el dinero según cómo se utilice, puede darte felicidad y quitártela completamente.


El dinero sí compra felicidad siempre y cuando lo sepas invertir.

Y no propiamente invertir en un apartamento. Es siempre y cuando inviertas en alguna de estas 2 cosas:

1. Invierte en experiencias

Tendemos a pensar que nos hace más feliz un objeto que una experiencia, por una sencilla razón. La experiencia tiene un final, mientras que el objeto estará con nosotros más tiempo; y por esto nos hará felices durante un periodo prolongado.

Thomas Gilovich, profesor de sicología en la Cornell University, quien ha estudiado la relación entre el dinero y la felicidad durante más de 2 décadas, sostiene que esa afirmación es falsa.

Thomas afirma que el enemigo número 1 de la felicidad es la adaptación. Él dice que nosotros compramos cosas que nos hacen felices pero solo por un tiempo. Ya que las cosas nuevas nos emocionan pero solo al principio; después nos adaptamos.

Irónicamente, la presencia constante de los objetos es lo que hace que pasen de ser extraordinarios a normales.Mientras que el resultado de vivir las experiencias nos va moldeando como seres humanos y se vuelven parte de nuestra identidad.

“En realidad te pueden gustar tus cosas materiales y hasta puedes pensar que tu identidad esta conectada a tus pertenencias. Sin embargo, no son parte de ti. Por otra parte, tus experiencias sí lo son, ya que somos la suma de todas estas” afirma Thomas.

Otra razón por la que se afirma que el dinero sí compra felicidad la argumenta Michael Norton, profesor de administración de empresas en Harvard. Recuerda la pregunta que hicimos al comienzo del artículo: ¿qué tal si hemos estado gastando el dinero de manera equivocada?


2. Invierte en los demás

En 2011, CNN publicó un artículo titulado: ¿Ganar la lotería garantiza felicidad? Entrevistaron a varios ganadores y para la mayoría, ganar fue una desgracia. La razón es sencilla. Se gastaron el dinero y quedaron con deudas, o porque las personas cercanas y/o familiares iban detrás del dinero.

Michael Norton afirma que esas son algunas de las razones por las que tener dinero nos vuelve antisociales, y como consecuencia, son más comunes los actos de envidia reflejados en los gastos que hacemos únicamente a nosotros mismos.

“El dinero nos vuelve antisociales e incrementa los actos de envidia”.

Michael, en su TED talk titulada: Cómo comprar la felicidad, cuenta que se preguntó: ¿Qué pasaría si hiciéramos que la gente gastará su dinero en otras personas?

Así que reunieron a dos grupos. Les preguntaron qué tan felices eran y repartieron sobres con diferentes cantidades de dinero.

A un grupo le correspondía gastarse el dinero en ellos mismos, mientras que al otro en alguien más. Se cercioraron de que la actividad se hubiera llevado a cabo correctamente y volvieron a hablar con los participantes en la noche.

El grupo que gastó el dinero en ellos mismos, se sentía igual sin importar la cantidad de dinero que debieron gastar. Mientras que el grupo que gastó el dinero en alguien más estaba más feliz.

Diferentes experimentos como este se llevaron a varias sociedades y el resultado siempre fue el mismo. También lo realizaron en grupos de trabajo y encontraron que las personas que gastaron en los demás trabajaron más a gusto y obtuvieron mejores resultados.

Ya lo sabes. Si utilizas tu dinero en experiencias o en los demás, comprobarás que el dinero sí compra felicidad.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 1]

Comentarios