Cómo saber si estamos preparados para afrontar las dificultades

 

Cuando hablan de emprendimiento suele hacerse mucho énfasis en la necesidad de levantarse siempre, sin importar la cantidad de caídas ni la altura de las mismas. Es natural puesto que sin esa característica no podríamos hacer frente a los momentos difíciles. Incluso las grandes marcas, que tienen mucha más estabilidad que un emprendimiento, deben estar preparadas para surgir después de caer. Gigantes como Apple, Lego, Nintendo y Marvel, entre otros, se han visto de rodillas, pero sus líderes tuvieron la mentalidad indicada para sacar el barco a flote.

Todos podemos caer, pero ¿cuántos podemos levantarnos? Jim Afremow es asesor para deportistas que tienen como objetivo fortalecer su mente para alcanzar un mejor desempeño y así como un tenista después de una lesión debe fortalecer su mente y cuerpo para aspirar estar entre los mejores nuevamente, los emprendedores debemos fortalecer nuestra mente para adaptarnos al cambio y no dejarnos derrumbar 2 veces por la misma causa.



Su último libro “Champions Come back: How Great Athletes Recover, Reflect, and Re-ignite”, es una guía sobre cómo sobreponernos a la derrota y alcanzar el éxito y si recordamos que el 90% de startup fracasan, tal vez necesitemos ayuda para desarrollar la capacidad de levantarnos, limpiarnos las heridas y recordar lo aprendido al mirar las cicatrices.

Lo principal es asimilar que no encontraremos resultados de la noche a la mañana pero que sin importar eso debemos continuar. Jim cita a Gregg Popovich, entrenador del equipo de baloncesto de los San Antonio Spurs. “Cuando nada parece ayudar voy y miro al picador de piedra golpear las rocas con su martillo; tal vez al golpe número 100 la roca no tiene ni una grieta, pero al golpe 101 la roca se puede partir en 2 y sé que no fue el último golpe el que la rompió, fueron todos los que dio antes”.

Así debemos afrontar nuestras dificultades, perseverando sin cansancio porque confiamos absolutamente en nuestras capacidades de poder salir adelante. Pero, ¿cómo sabemos que estamos preparados? Jim diferencia 2 grupos y su mentalidad al prepararse: Los competidores y los campeones.



Lo competidores son aquellos que simplemente van por la vida sin mayores aspiraciones, dejándose arrastrar por la corriente porque ahí está la mayoría. Son los que construyen el sueño de otra persona porque su zona de confort no los deja ver más allá; mientras que los campeones son lo que tienen la convicción necesaria para afrontar nuevos retos y la mentalidad suficiente para levantarse después de caer y ser cada vez mejores.

“El competidor practica hasta que puede hacer algo bien, el campeón práctica hasta que no lo puede hacer mal”, dice Jim. ¡Esa es la razón por la cuál los mejores hacen ver todo tan fácil! Messi dribla defensas como si fueran conos y Warren Buffett parece tener una bola de cristal que le dice qué pasará con las acciones.

Pero cuidado, reponernos de un golpe no requiere solo estar preparados, también necesitamos ver las dificultades de forma correcta. “Los competidores ven amenazas, los campeones ven retos”. Frente a una amenaza la reacción normal es sentir miedo y deseos de huir de la situación, frente a un reto el primer instinto es poner nuestras capacidades a prueba y descubrir de qué estamos hechos.

Resumiendo:

  • Prepararnos.
  • Ver las dificultades como retos.
  • Perseverar.

“Nuestra mayor debilidad está al levantarnos. La manera más segura de alcanzar el éxito es siempre intentarlo una vez más”. Thomas Alba Edison

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas. Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Comentarios