Cómo dejar de procrastinar y aprovechar el tiempo.

dejar de procrastinar

La procrastinación es uno de los principales problemas que enfrentan emprendedores y un gran porcentaje de personas en su trabajo. Crecimos con sabias frases de nuestros padres como “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” y aunque seguimos escuchándolas, postergar las tareas importantes sigue siendo muy común. En la mayoría de los casos sabemos lo que debemos hacer pero seguimos perdiendo horas valiosas en otras actividades, que usualmente nos parecen mas fáciles.

Encuentra a continuación 3 tips que te impulsarán a ser más productivo y a enfocarte en las tareas importantes.




Cómo dejar de procrastinar y aprovechar el tiempo.

1. Ten cuidado con las excusas.

Somos expertos cuando de inventar excusas se trata. Cuando por ejemplo decidimos hacer ejercicio en la mañana, nos damos cuenta que no hemos desayunado bien, lo que nos empuja a postergar la actividad que nos propusimos para tomar un buen desayuno. En el segundo intento, nos damos cuenta que necesitamos una botella de agua a la mano para hidratarnos y de nuevo no empezamos. Más adelante, recordamos que debemos hacer una llamada importante postergando aun más la actividad principal que nos propusimos, hacer ejercicio.  Al final decidimos postergar el ejercicio para la noche y al terminar del día estamos tan cansados que decidimos con toda seguridad hacerlo al siguiente día.

Lee también: 5 excusas que no te dejan crear empresa.

Es muy importante conocerse a si mismo y empezar a analizar como inconscientemente nuestro cerebro nos engaña señalando otras actividades de menor importancia. Si tomas la decisión de hacer algo, ten presente que tu yo interior puede hacerte una mala jugada. Enfócate específicamente en lo que te propusiste hacer y establece al menos algún parámetro de tiempo, por ejemplo 45 minutos en los cuales no vas a hacer ninguna otra actividad.

2. Modifica tu entorno.

La mala noticia para muchos es que procrastinar esta arraigado a nuestras costumbres y personalidad. Desafortunadamente, es imposible cambiar nuestra personalidad. La buena noticia es que si es posible modificar nuestro entorno y adaptarlo para reaccionar de manera diferente. Por ejemplo si sé que el televisor es una gran distracción puedo irme a un café o una biblioteca, alejándome completamente de aquello que me impide ser productivo.




Otro ejemplo muy común es internet. El laptop y el teléfono móvil se han convertido en nuestros mejores amigos, sin embargo son un arma de doble filo ya que nos brindan todas las herramientas y fuentes de información para estudiar, investigar y producir, pero también para entretenernos y por último distraernos. Facebook por ejemplo puede ser un excelente recurso pero es un inmenso distractor si no lo sabemos usar.

3.   El “por qué” es lo más importante.

Si has tratado de empezar a hacer alguna actividad y la has postergado por mucho tiempo, es importante que te preguntes por qué quieres hacerla. Claramente, es mucho mas fácil embarcarnos en actividades que tienen un gran valor para nosotros y consideramos que verdaderamente nos traerán beneficios a futuro. Debes analizar cual es el verdadero significado de dicha actividad para ti para entender cuan importante es, esto te impulsara a dejarla definitivamente de lado o a empezarla inmediatamente.

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas. Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Cómo dejar de procrastinar y aprovechar el tiempo.
¿Qué tal te pareció?

Comentarios