Cómo dar malas noticias: 5 estrategias para salir bien librado.

A nadie le gusta ser portador de malas noticias. Y es evidente. Es sinónimo de ser el malo de la película y nadie quiere hacer ese papel. La cuestión es que a nivel personal y profesional, la situación nos puede obligar a “ser el malo”, por lo que debemos saber cómo dar malas noticias.

Por fortuna, como con todo en la vida, podemos aprender lo que queramos y mejorar. Esto nos permitirá salir bien librados de ese momento incómodo de tener que decirle a otra persona algo que no quiere escuchar.

Por fortuna, Andy Molinsky, profesor de administración y psicología, entrevistó a 40 empresarios y recopiló las 5 estrategias que debes aplicar para saber cómo dar malas noticias, de la mejor manera.




Cómo dar malas noticias.

1. Prepárate para la conversación.

Dar malas noticias ya es de por sí una situación complicada, por lo que no querrás complicarla aún más “lanzándote” sin preparación alguna.

Cuando nos dicen cosas negativas, de inmediatamente nos ponemos a la defensiva, es nuestro instinto y por lo tanto podemos reaccionar inadecuadamente.

Es tu papel llevar la situación de la mejor manera, así que no puedes exaltarte, y la mejor forma de impedirlo, es preparar las respuestas para lo que la otra persona te va a decir.

No es tarea fácil, pero te facilitará la tarea. Así que anticipa sus reacciones y haz tu plan de contingencia.

2. Ten claro por qué lo estás haciendo.

Tener un motivo claro por el cual hacemos las cosas, nos permite hacerlas mejor.

Asumamos que le debes decir a un colega que lo van a despedir. Si está en tus manos, investiga por qué se está tomando la decisión y si se contemplaron todas las posibilidades.
En caso de ser tú el que toma la decisión, asegúrate muy bien de estar tomando la decisión correcta, así, tendrás total certeza de que la mala noticia que vas a dar, debe ser dada.

3. Sé directo pero compasivo.

Suavizar una mala noticia no la hará ser una buena noticia. Así que sé directo mas no frío. Solo piénsalo. Si eres tú al que le van a dar la mala noticia, preferirías un trato “humano”.

De igual forma, si tú supiste cómo crear empresa y debes darle la mala noticia a un empleado, debes ir directo al punto y explicar por qué se toma la decisión. De esta forma no das lugar a interpretaciones erróneas y te harás más fácil la situación.




4. Piensa en la ubicación.

Por una parte, está la dignidad de la persona que recibirá la mala noticia. Por lo que el lugar debe ser privado donde la “víctima” se sienta protegida. Pero por otra parte, está tu seguridad. Las malas noticias desatan emociones en cuestión de segundos y no sabemos qué pueda suceder.

Así que buscar un lugar equilibrado, que minimice la vergüenza de la otra persona y en la que tu seguridad no se vea perjudicada.

5. No puedes negociar.

Recuerda, en el paso 2 ya te diste todas las razones para estar seguro de dar esa mala noticia.

Sigamos con el ejemplo. Apenas le digas a otra persona que la vas a despedir, es muy probable que te respondan: ¿por qué yo?, ¿qué hice?, ¿es necesario? y demás. Por difícil que parezca, no es una negociación. Tu papel en ese momento es dar las razones de la forma más compresiva posible, pero no caer en el juego del “por qué” y desviarte del mensaje.

En tu camino a crear empresa debes evitar cometer los errores más comunes, y uno de ellos, puede ser no prepararte para dar malas noticias.

Y finalmente recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Fuente

Comentarios