La historia del bambú japonés y su moraleja para alcanzar el éxito.

bambú japonés

En este artículo conocerás la historia del bambú japonés y la increíble lección que puede catapultarte al éxito, o enterrarte en el fracaso.

Existen varios motivos que explican por qué un emprendedor falla al momento de crear empresa. Sin embargo, en este artículo hablaré únicamente de uno de ellos.

El afán de tener dinero rápido y de ver resultados de la noche a la mañana, es una de las razones por las cuales 9 de cada 10 empresas cierran al poco tiempo.

Desafortunadamente, la situación económica Latinoamericana hace que los emprendedores creen empresa por necesidad, con el afán de ver el fruto de su trabajo lo antes posible.

Se inicia con mucho entusiasmo, pero la falta de resultados desmotiva rápidamente. Al punto de pensar que la idea de negocio no era viable.


Para explicar con mayor claridad este problema, encontré una historia muy interesante, que ejemplifica el pensamiento de un emprendedor frente a su proyecto. Pon mucha atención a la historia del bambú japonés.

La historia del bambú japonés

bambú japonés

El Bambú es una de las plantas más increíbles de mundo. Se dice que un tallo de bambú es incluso más fuerte que el acero.

Algunas especies de esta planta pueden crecer 3 pies en solo 24 horas y logran un tamaño de hasta 100 pies de altura. Es definitivamente el índice de crecimiento más elevado presentado por una planta.

Sin embargo, el bambú tiene un problema; el mismo problema que tienen muchas empresas durante sus primeros años.

Lee también: 7 asombrosas lecciones del hombre más rico que jamás haya existido.

La mayoría de personas no saben que el bambú japonés no muestra crecimiento durante los primeros 5 años. Y tampoco saben que sus semillas ni siquiera rompen el suelo. Incluso con el cuidado, el trabajo y la dedicación adecuadas; no se ve el progreso.

Al igual que un emprendedor, los cultivadores de bambú tienen dos opciones; o continuar con su trabajo o rendirse y abandonarlo.

No obstante, los cultivadores de bambú esperan pacientemente. Incluso sin ver su crecimiento, ellos continúan cuidando las semillas de bambú, aún en aquellos momentos donde pierden la motivación.

El premio del esfuerzo y la paciencia.

bambú japonés

La buena noticia es que después de 5 años de trabajo constante, la planta de bambú muestra un crecimiento sorprendente. En tan solo unos pocos días, aquella semilla que ni siquiera había roto el suelo, es más alta que sus dueños.

Para aquellas personas que no conocen el proceso de crecimiento del bambú, piensan que esos resultados se dieron de la noche a la mañana.

Eso mismo sucede cuando conocemos el éxito de los grandes empresarios. Cuando los medios de comunicación nos enseñan las historias de esas empresas multimillonarias y cómo sus dueños las crearon, solo vemos los resultados y por eso esperamos lo mismo.

Lo que no vemos es que sin la constante dedicación que se le dio a la semilla de bambú, posiblemente hubiera muerto sin la más mínima posibilidad de crecer.

Cuando estamos cansados de trabajar sin ver resultados, es muy fácil darnos por vencidos. Así como el bambú, nuestras ambiciones pueden morir sin darle a nuestra empresa la oportunidad de mostrar sus primeros resultados.

Es algo muy parecido a esta reflexión que subimos en nuestra cuenta de Instagram.

bambú japonés reflexión




Recuerda que si quieres crear empresa, es muy posible que debas trabajar en algo por mucho tiempo sin obtener nada a cambio. Pero llegará un momento en que todo lo que buscabas aparecerá de “la noche a la mañana”.

Conclusión.

Si no tienes los resultados que buscas es porque algo estás haciendo mal. Tal vez no lo estás haciendo, o posiblemente no estás aplicando la estrategia adecuada.

Lo importante es que dejes de buscar culpables por fuera. No es el mercado, ni los clientes, ni tu suerte; eres tú que no ha encontrado cómo lograrlo.

Y a pesar de todo, recuerda que aunque estés haciendo todo bien, necesitas tiempo para ver el crecimiento y los resultados.

Paciencia, persistencia y trabajo constante generarán resultados tarde o temprano. Nunca lo olvides cuando te sientas desmotivado.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

La historia del bambú japonés y su moraleja para alcanzar el éxito.
4.7 3 votes

Comentarios