Las adicciones pueden convertirse en algo bueno.

Hacer ejercicio todos los días, leer para aprender todos los días, hacer llamadas de cumpleaños a tus seres queridos- todas estas son buenas adicciones. Las drogas, apuestas, el alcohol, gastar más de lo que ganas, todas estas son malas adicciones.

Al cerebro le gustan este tipo de hábitos porque le ahorran trabajo y ayudan a conservar el combustible cerebral (glucosa y cetona). Entonces, naturalmente, el cerebro busca crear estos hábitos.

Lee también: Cómo tener la autodisciplina para leer mínimo un libro mensual.




Al hacer esto, el cerebro nos recompensa con ciertos neurotransmisores para sentirnos bien, como la dopamina, la serotonina y las endorfinas.

Por lo tanto, a través del lanzamiento de estos neurotransmisores el cerebro nos induce a forjar nuevos hábitos.

En mi libro Change your habitsm Change your life, resalto algunos de los más de 300 hábitos de mi estudio de los hábitos que separan a ricos de los pobres. También explico, en gran detalle, cómo el cerebro crea estos hábitos.

Lee también: ¿Cómo ganar dinero? Dejando estos 14 malos hábitos.

En mi estudio, encontré que las personas ricas forjan buenas adicciones y que las personas pobres forjan malas adicciones, así de simple.

En la mayoría de los casos, estos hábitos se crean en el hogar, lo que significa que son aprendidos por niños que imitan los comportamientos de sus padres.

Las mejores adicciones son aquellas que te ayudan a alcanzar tus metas. Los buenos hábitos son esos objetivos diarios que te permiten perseguir tus metas sin un esfuerzo consciente. Poco a poco y día a día se avanza un poco más

En cierto sentido, con buenos hábitos diarios, te conviertes en un Zombi. De manera inconsciente estos pequeños hábitos te impulsan a pensar y a actuar de una manera diferente sin que lo notes. Te encaminan al éxito.


Pero la sociedad le gusta tirar tentaciones en el camino hacia el éxito. Facebook, Twitter, Instagram, los juegos de azar, Pickleball, Game of Thrones, Las Kardashians, etc, son todas distracciones que si no sabes utilizar pueden conducir a malas adicciones futuras, si no estás atento a controlar tus hábitos.

Las nuevas adicciones pueden hacer un uso productivo de tu tiempo. Pueden mejorar tu salud, aumentar tu coeficiente intelectual o agregar otra habilidad nueva.

Las nuevas adicciones también pueden ser desperdiciadoras de tiempo y pueden arrastrarte hacia el fracaso.

Sé consciente de tu comportamiento. Conoce tus hábitos y adicciones. Algunos pueden estropear tu vida si no estás prestando atención. La conciencia es la clave para controlarlos.

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Este artículo fue originalmente publicado en richhabits.net. Su traducción y publicación en ModoEmprendedor ha sido autorizada directamente por el autor y no puede ser reproducida por ningún otro medio.

 

Comentarios