Por qué debemos acabar con la jornada laboral de 8 horas.

jornada laboral de 8 horas

Piensa en la jornada laboral de 8 horas

8 horas cada día, en una oficina durante 230 días (Restando vacaciones, fines de semana y días festivos), por 40 años en promedio de vida laboral. ¿No te parece una locura?

Pues lo que acabas de leer en el párrafo anterior es una gran mentira. Bueno, en realidad si es una locura pensarlo desde ese punto de vista. Sin embargo, es totalmente ilógico pensar que realmente trabajamos 8 horas diarias. Siendo sinceros, nadie lo hace.

¿Qué tan seguido inviertes 8 horas de tu tiempo en tu escritorio trabajando? Tal vez muy pocas veces has necesitado hacerlo. Y es porque es imposible mantener la concentración por periodos tan prolongados de tiempo.




¿Por qué debemos acabar con la jornada laboral de 8 horas?

jornada laboral de 8 horas 1

Todos los seres humanos atravesamos por diferentes ciclos de mayor o menor actividad mental; pero nunca permanecemos sobre la misma actividad durante 8 horas consecutivas.

Nuestro cerebro busca la manera de descansar y es por esto que nos distraemos con actividades más sencillas; como revisar el correo o mirar nuestra cuenta de Facebook.

Lee también: Cuanto tiempo crees que deberías trabajar para ser productivo

Tal vez durante la época de la revolución industrial donde los procesos de manufactura requerían un esfuerzo físico constante de mano de obra; este tipo de políticas organizacionales tenían sentido.

Sin embargo, en la era de la información, donde el gasto de energía es mental; es el cerebro el que trabaja, no el cuerpo. Y actualmente casi todas las tareas que realices requieren de planeación, creatividad, estrategia y análisis.

No todas las personas son iguales. Sin embargo, los momentos de más alta productividad son las primeras horas de la mañana.

Al disminuir nuestra concentración, hacemos cosas menos importantes que nos hacen sentir ocupados. Y sin darnos cuenta que no estamos siendo productivos.

Por este motivo solo 3 o 4 horas del día pueden ser considerados como altamente productivos.

Este fenómeno es imposible de controlar por las empresas, pues es absurdo empujar a un empleado a ser productivo cuando se encuentra mentalmente fatigado y necesita recargar energías.

Aún así, las empresas obligan a sus empleados a permanecer en las oficinas, cumpliendo una jornada laboral de 8 horas. Lo cual, en la era de la información, es una medida de control innecesaria e ineficiente.




¿Qué podrían hacer las empresas?

jornada laboral de 8 horas 2

Los empleados siempre se han adaptado a las empresas. Sin embargo, ¿qué pasaría si las empresas se adaptarán un poco a sus empleados? Suena complejo debido a las diferencias de cada trabajador; no obstante el único cambio es ofrecer flexibilidad.

Algunas empresas han optado por ofrecer espacios de relajación y hasta gimnasios; todo sin necesidad de moverse de las instalaciones. A pesar de ser grandes mejoras y una gran motivación; son estrategias con costos elevados que no todas las organizaciones podrían implementar.

Es por esto que la mejor solución es permitir el trabajo remoto. En la era de la información los empleados son medidos por sus resultados y no por la cantidad de horas que trabajen o que permanezcan en sus puestos de trabajo. Claro está, que para esto hay que saber cómo trabajar desde casa.

¿Por qué es difícil acabar la jornada laboral de 8 horas?

jornada laboral de 8 horas 3

El motivo por el cual esta estrategia no ha sido atractiva para las empresas es la desconfianza. Un empleado con esta posibilidad podría abusar de la flexibilidad, ausentándose por mucho tiempo y disminuyendo su productividad.

No obstante, ¿cuál es el sentido de mantener a un empleado 8 horas en una oficina, con la intensión de controlarlo, si al finalizar el día habrá trabajado el 50% del tiempo?

Un empleado que valore su trabajo, respetará lo que hace y trabajará para cumplir con sus funciones.

Si bien es cierto, algunos empleos requieren de la presencia física, la mayoría de actividades se pueden realizar por teléfono, video conferencias o simplemente por correo electrónico.

Esta estrategia no solo disminuye costos para la empresa, también le permite al empleado evitar los difíciles traslados desde su hogar a su lugar de trabajo en horas críticas; y le brinda la facilidad de organizar su agenda según su ciclo de energía mental.

Puede sonar utópico para la estructura organizacional de las empresas latinoamericanas. Sin embargo, día a día se demuestra el inconformismo de los empleados con sus trabajos y su relación directa, no solo con su falta de resultados; sino con su creatividad.

Conclusión.

La jornada laboral de 8 horas tendrá su final, puede ser en los próximos 20 o 40 años. Todo depende de la habilidad de nuestros líderes empresariales para romper los paradigmas existentes.

Respóndete…¿No crees que vale la pena intentarlo?

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Por qué debemos acabar con la jornada laboral de 8 horas.
3 2 vote[s]

Comentarios