Cómo detonar tu buena suerte con los 4 principios de Richard Wiseman.

principios de Richard Wiseman

En este artículo aprenderás cuáles son los principios de Richard Wiseman y cómo podrás cambiar tu suerte simplemente cambiando tu actitud.

A lo largo de nuestras vidas todos nos hemos encontrado con el concepto de la buena suerte, e infinidad de objetos creados para atraer fortuna.

Desde los amuletos egipcios y mayas, hasta un gran número de rituales contemporáneos para sentir que, de cierto modo, nuestra suerte no es algo que dependa de nosotros y que, por esa razón, la podemos encomendar a algún amuleto, creencia o ritual; sin hacernos responsables de la misma.

No me mal intérpretes, con esto no estoy diciendo que el amuleto de protección que te dio tu madre antes de dejar (¡por fin!) su casa no funcione; esa es una cuestión meramente personal.

No obstante, ¿qué pasaría si te dieras cuenta que la única persona responsable de crear buena suerte eres tú?




En este momento podrías estar pensando: “¡Vaya! Ahora además de ser responsable de mi carrera, de mi negocio, (y… todo lo que quieras agregar en este espacio) ahora también soy yo el responsable de mi suerte. ¿No por eso se llama suerte?”

Fíjate en lo siguiente…

El significado de “suerte” de acuerdo al diccionario es: “causa o fuerza que supuestamente determina que los hechos y circunstancias imprevisibles o no intencionados se desarrollen de una manera u otra’”. Lo cual quiere decir que, al ser una fuerza, efectivamente tú puedes ser el detonante para crearla.

Más adelante describiremos cuáles son esas fuerzas o características que hacen a las personas tener suerte. Pero antes de pasar a ello, pensemos en lo que hemos aprendido sobre personas con buena o mala suerte.

principios de Richard Wiseman 1

¿Qué las diferencia?

Las personas con buena suerte parecen encontrar siempre las oportunidades; al igual que estar en el momento y lugar indicados sin importar las circunstancias. Por otro lado, a las personas con mala suerte, simplemente les suceden cosas malas y rara vez se pueden explicar el porqué.

Detengámonos a pensar…

A todos nos pasan cosas buenas y cosas malas, ¿cierto? Es decir que lo que nos pasa no es lo que marca la diferencia en nuestras vidas. ¿Alguna vez has pensado que tal vez lo que realmente marca la diferencia, es nuestra actitud ante lo que nos ocurre día a día?

Está bien, si hasta el momento te encuentras escéptico de que tu suerte depende de ti y no de tu patita de conejo atada al retrovisor, o del dólar que guardas en tu cartera; revisemos las cuatro características de las personas con buena suerte de acuerdo al estudio del investigador y psicólogo Británico Richard Wiseman.

Por cierto, él es más escéptico que cualquiera. Basta con leer los resultados de su investigación, los cuales puedes encontrar en su libro “The luck factor”, donde se demuestra que a menudo la gente afortunada provoca su suerte con su actitud.

¡Sí! ¡Solo con eso! Es decir, no existe fórmula secreta. Si en este momento de la lectura te sientes estafado de algún modo, veamos los cuatro principios de Richard Wiseman que hacen “afortunadas” a las personas:




Los cuatro principios de Richard Wiseman.

1. Las personas con suerte son expertas en crear, fijarse y actuar de acuerdo con las oportunidades que surgen. El ejemplo perfecto son los emprendedores que ante la pandemia del Covid-19 supieron adaptar sus negocios de manera que fueron capaces de crear oportunidades en los medios digitales; o incluso, supieron pivotar su negocio y darle un giro de “buena fortuna”.

2. Suelen ser muy efectivos a la hora de prestar atención a su intuición y de realizar trabajos como la meditación. Actividad concebida para estimular sus habilidades intuitivas. Además, es una herramienta para entender mejor sus pensamientos, sensaciones y emociones; ni qué decir de los beneficios de la meditación influyen positivamente sobre la paz y armonía mental.




3. ¡Las personas con buena suerte, esperan serlo! Así de sencillo, esto quiere decir que crean una serie de profecías autocumplidas, porque se adaptan a su realidad previendo resultados positivos. Esto quiere decir que, confían en ellos mismos.

4. La actitud de las personas afortunadas les permite convertir “la mala suerte” en buena. No permiten que las circunstancias desafortunadas los dobleguen y se mueven con rapidez para tomar el control de la situación. Es decir, en lugar de pensar en su mala suerte al haber estado en la calle mientras caía una tormenta, piensan en lo afortunados que son por haber podido entrar a ese café increíble al que nunca le habían prestado atención; pero que sin el aguacero torrencial no habrían sido capaces de encontrar.

principios de Richard Wiseman 2

Conclusión.

Así que ahora que conoces los principios de Richard Wiseman de la buena fortuna, ya sabes que puedes adueñarte de tu propia suerte y reelaborar cualquier situación convirtiéndola en una situación beneficiosa.

Recuerda que la buena suerte la puedes crear tú de ahora en adelante, siendo responsable de cualquier actitud o comportamiento que te lleve a tener oportunidades. Por supuesto para llevarlo a cabo es vital tener la confianza necesaria, al igual que saber aprovechar todas y cada una de las oportunidades que se presenten en tu vida.

Y por ultimo, no olvides tomar en cuenta que quizá la actitud más importante, es tener un fuerte sentido de perseverancia. Además te invito a seguirme en Instagram 🙂

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 32]

Comentarios