9 frases que te harán un mejor líder

9 frases que te harán un mejor líder

Cada vez que empiezo a trabajar con una nueva empresa para ayudarla a mejorar su liderazgo, lo primero que me gusta hacer es estudiar a los líderes en acción y obtener retroalimentación sobre cómo son percibidos por sus equipos.

El liderazgo puede ser difícil, pero siempre me sorprende el número de personas que lo hacen más difícil de lo que debe ser, por olvidar algunos conceptos básicos.


Aquí hay nueve cosas que para recordar acerca del liderazgo que lo hacen más difícil de lo que debería ser, y ayudar a que te conviertas en un mejor líder:

9 frases que te harán un mejor líder.

1. Como tú no haces gran parte del trabajo real, debes centrarte en hacer la vida de tus equipos más fácil, en lugar de más difícil.

El papel de un líder es aumentar la eficacia y la eficiencia de los equipos de la empresa para impulsar mejoras. Pero la adición de burocracia innecesaria, la realización de reuniones largas y aburridas -especialmente las que podrían ser reemplazadas por un correo electrónico – o la solicitud de resmas y resmas de informes que nadie va a leer, no sirven de nada.

2. Tu equipo de expertos probablemente sabe más sobre su trabajo que tú, así que deja de decirles cómo hacerlo.

Como líder, no se espera que seas un experto en todo. De hecho, se espera que seas un experto en liderazgo y obtengas lo mejor de tus equipos. Una de las mejores maneras de hacer eso es decir a tus equipos los resultados que estás buscando y después dejarlos determinar la mejor manera de alcanzarlos.

Pocas cosas separan a los equipos más que no tener su sentido del valor y la autoestima intacto, porque el jefe limita su contribución a seguir simples instrucciones.


3. No importa cuánto tiempo estés detrás de la gente; no hará que funcionen más rápido.

La micro-gestión es un asesino de la productividad. No solo eso, sino que una vez crees una mala reputación, la gente será reacia a trabajar para ti, y mucho de tu personal existente buscará salir.

Tienes que dar a tus equipos el espacio y la libertad para tener éxito. Está bien comprobar cómo están, pero no lo hagas cada 15 minutos.

4. Si asignas trabajo a las personas que no tienen las habilidades, el tiempo, o las herramientas para hacerlo correctamente, entonces es tu culpa si fallan.

Como líder, es tu trabajo poner a tus equipos en una posición ideal para tener éxito. Si carecen de algún componente clave, entonces tú necesitas conseguirlo. La gente no acepta responsabilidad si no siente que puede hacer el trabajo, o si no tiene todo lo que necesita para hacerlo. Si esa es la situación en la que se encuentran, entonces no has hecho tu trabajo.

5. Los errores suceden – es como la gente aprende. Si castigas a todos los que cometen un error, la gente dejará de intentarlo.

Los errores ocurren y necesitamos ser capaces de diferenciar si fueron hechos por negligencia o por alguna otra razón. Si es negligencia, entonces tal vez necesitas tomar medidas. En mi experiencia, estos casos son pocos y necesitas crear un ambiente seguro donde la gente pueda intentar cosas nuevas sin el miedo de represalias.


6. El buen equilibrio entre el trabajo y la vida personal se aplica tanto a los empleados como al liderazgo.

Necesitas cuidar la salud y el bienestar de tus equipos, así que vigila las horas excesivas y el trabajo de fin de semana.

No crees planes que dependan del fin de semana y del tiempo en las noches, porque cuando las cosas empiezan a ir mal, y lo harán, las horas trabajadas pueden volverlos locos. También es bueno animar a la gente a ir a casa si se está haciendo tarde. Nada acumula más resentimiento en los trabajadores que sentir que su tiempo no es valorado.

La gente te apreciará más si cuidas de su equilibrio “trabajo-vida” en lugar de simplemente tomarlos por sentado.

7. No cuesta nada decir “buen trabajo, bien hecho”, y podría animar a la gente a hacerlo de nuevo.

El reconocimiento es una de las mejores herramientas en el arsenal de un líder. Primero, no cuesta nada; segundo, es realmente fácil de hacer, y tercero, motivará a la gente a trabajar más. Todos necesitamos sentir que hicimos un buen trabajo, y el reconocimiento nos permite saberlo. No esperes hasta que la gente haya hecho un trabajo increíble antes de alabarlos. Comienza por reconocer su esfuerzo porque cuando lo haces, no pasará mucho tiempo antes de reconocer logros mayores y mejores.

8. Tu trabajo no termina una vez que des las órdenes; es en realidad cuando se inicia.

El liderazgo no se trata solo de dar las órdenes. Se trata de poner a tus equipos en una posición ideal para tener éxito, apoyarlos en el viaje mediante la eliminación de los obstáculos que encuentran, y luego reconocerlos para lograr el éxito.

9. Si no haces la mayor parte del trabajo, no obtienes la mejor parte del crédito.

Hay muy pocas cosas que matan la relación entre los líderes y su equipo como robar el crédito por un trabajo bien hecho. Yo uso la palabra “robar” deliberadamente, ya que es exactamente cómo tu equipo verá esto, y tendrás consecuencias perjudiciales en tu relación con ellos.

Recuerda, tú eres un líder, no un pirata – no tiene derecho a la mayor parte del crédito.

De hecho, te animo a dar todo el crédito al equipo, lo que les hará apreciarte y respetarte más como un líder.

No hagas del liderazgo algo más difícil de lo que tiene que ser. Estos simples recordatorios no solo son fáciles de implementar, sino que también tendrán un impacto muy positivo tanto en los resultados como en tu reputación.

¡Si quieres conocer más frases de éxito de otros millonarios, haz click aquí! 

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Fuente

 

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 0]

Comentarios