Que es el Efecto Pigmalión y cómo usarlo para ayudar a los demás

efecto pigmalión

En este artículo conocerás qué es el efecto pigmalión, cuál es su origen, sus tipos y cómo utilizarlo para mejorar el desempeño de los que te rodean.

En todos los grupos laborales, escolares y familiares es de vital importancia la percepción que tienen unos de otros. Imagina un profesor que piensa que un alumno es “lento” y de pocas capacidades. Ese alumno se da cuenta de lo que piensa el profesor, a través de su actitud o con simples miradas de “decepción”, y probablemente creerá que es “lento” y su desempeño será negativo.

Así mismo puede pasar con la opinión de un padre sobre su hijo, o con la de un jefe sobre su subalterno. A ese efecto se le conoce con el nombre de efecto pigmalión. Pero veamos un poco más a fondo qué es…

Qué es el Efecto Pigmalión

El efecto pigmalión es un fenómeno psicológico en el que el desempeño de un individuo es potencialmente influenciado por las expectativas de los demás.

efecto pigmalión 1

También se le conoce como profecía auto-cumplida. Robert K. Merton acotó el término y lo definió como una definición falsa de la situación, que evoca un comportamiento que hace realidad la concepción originalmente falsa.

efecto pigmalión 2

Un claro ejemplo de la profecía autocumplida es el efecto placebo, que se da cuando una persona experimenta resultados beneficiosos porque espera que una sustancia “parecida” o un tratamiento funcione, aunque no tenga ningún efecto médico conocido.

Origen del efecto Pigmalión

El efecto pigmalión fue descubierto por Robert Rosenthal, renombrado psicólogo estadounidense, en su estudio realizado en 1964. Pese a que al efecto pigmalión también se le conoce como el efecto Rosenthal, él creó el nombre basado en la escultura de Pigmalión de la mitología griega.

Pigmalión, rey de Chipre, quería una esposa cuya belleza hiciera justicia a sus altas expectativas. Al darse cuenta que sería imposible encontrar a una mujer así de hermosa, decidió esculpir una estatua que reflejara lo que él quería. Al terminarla, se enamoró de ella y la llamó Galatea.

El rey suplicó a la diosa Venus que le diera vida a Galatea y su deseo fue concedido. Los fríos labios de marfil se volvieron cálidos y de piel, y Galatea se enamoró de su creador.

Tipos de efecto Pigmalión

La influencia del efecto pigmalión da origen a 2 tipos:

Pigmalión positivo

Las expectativas positivas sobre el sujeto hacen que este mejore su desempeño y alcance resultados acordes a las expectativas.

Pigmalión negativo

También conocido como efecto Golem, se da cuando lo que percibe el sujeto de los demás, sobre sí mismo, es negativo y se convence de no tener lo suficiente para alcanzar mejores resultados. Y en definitiva, no los obtiene.

Cómo usar el efecto pigmalión en el trabajo

A estas alturas ya conoces los alcances positivos y negativos del efecto pigmalión. Entonces, ¿cómo sacarle provecho?

Si tienes un equipo de trabajo, o si sueñas con tenerlo algún día, es indispensable que mantengas la motivación de todos a tope. Y pese a que es difícil cambiar las expectativas que tenemos, sí podemos cambiar nuestro comportamiento frente a las expectativas.

Para conseguirlo, es recomendable hacer lo siguiente:

  • Crea un ambiente en donde todos sientan que confías en ellos. Un ambiente cálido no dejará que algunos sientan que esperas menos de ellos, y como resultado darán mejores resultados.
  • Si algún miembro del equipo tiene un desempeño excepcional, asígnale tareas más exigentes; de esta forma tus expectativas sobre él o ella, no serán mucho más elevadas con respecto a los demás.
  • Por otra parte, si ves que algún miembro no está al nivel de los demás, no debes desesperarte y pensar en despedirlo, debes tener un trato “especial”. Aparta tiempo para reunirte con él o ella y dale feedback sobre lo que piensas de su labor. No dejes que una mala cara o una mala mirada tuya, sea la causante de un miembro desmoralizado que no rinde bien.

Conclusiones

En la medida en que seamos más cuidadosos con nuestras acciones podemos potenciar el desempeño de nuestros hijos, alumnos y trabajadores. El efecto pigmalión nos demuestra que gran parte de su buen o mal desempeño puede ser influenciado por nosotros, así que ¿por qué no ayudarlos a ser mejores?

Espero que esta información te sea de gran ayuda 🙂

También te puede interesar:

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 3]

Comentarios