Qué es cultura organizacional y por qué es importante para una empresa.

Cultura organizacional

En el siguiente artículo queremos que conozcas qué es exactamente cultura organizacional y su papel en la configuración del comportamiento en las organizaciones.

De la misma forma en que hablamos de la cultura de un país o región, también podemos hablar de cultura dentro de una empresa. Al igual que las naciones las empresas también son grupos de personas y como tal pueden compartir creencias y comportamientos.

Sin embargo, para entender mejor qué es cultura organizacional debemos definir qué significa exactamente “Cultura”.




Qué es cultura.

Debido a su carácter abstracto e intangible, el término cultura ha sido muy debatido por antropólogos a través del tiempo. A la fecha existen diferentes definiciones y ambigüedad sobre su naturaleza. Así mismo, cultura puede ser confundida con términos como identidad, raza, estereotipos o nación, los cuales son diferentes. Veamos algunas definiciones para entender mejor de qué se trata:

  • “Cultura es la complejidad del todo, que incluye conocimientos, creencias, arte, moral, leyes, costumbres, capacidades y hábitos adquiridos por el hombre como miembro de la sociedad”.
  • “Cultura es la programación colectiva de la mente, que distingue a los miembros de un grupo de personas de otro”.
  • Es el conjunto de actitudes, valores, creencias y comportamientos compartidos por un grupo de personas, pero diferentes para individuos que pertenecen a otra generación”.
  • “Conjunto de actitudes, valores, metas y prácticas compartidas que caracterizan a una institución u organización”.
  • “El patrón integrado de conocimiento, creencias y comportamiento de un grupo de personas que depende de la capacidad de aprender y transmitir conocimiento a las generaciones venideras”.
  • “El conjunto de valores, convenciones o prácticas sociales asociadas con un campo o actividad desarrollada por un grupo en particular”.
  • La cultura son las características y el conocimiento de un grupo particular de personas. Estas características abarcan el idioma, la religión, la cocina, los hábitos sociales, la música y las artes.
Cultura-organizacional-2

Cómo puedes ver en las definiciones mencionadas anteriormente, existen algunas características en común. Por un lado, es claro que al hablar de cultura nos referimos a un grupo de personas. Adicionalmente, la cultura se compone de cada uno de los elementos que conforman el comportamiento y forma de pensar de sus individuos.

Estos elementos son: conocimientos, creencias, arte, moral, leyes, costumbres, capacidades, hábitos, actitudes, valores, metas y prácticas sociales.

Finalmente, la cultura puede ser aprendida y transmitida de generación en generación, y se refleja en la religión, la cocina y la música, entre otros.

Qué es cultura organizacional.

La cultura de una empresa, también está conformada por los valores, creencias, conocimiento y suposiciones de sus individuos. Cada uno de ellos aprende y se adapta a la forma de pensar y de actuar de dicho grupo de personas. Es como si la empresa tuviera personalidad.

En pocas palabras, podríamos decir que la cultura organizacional es la forma en que se hacen las cosas en una organización. Son todas aquellas reglas no escritas que influyen en el comportamiento y actitudes de quienes la componen.

La cultura organizacional incluye las expectativas, las experiencias y la filosofía de una organización, así como los valores que guían el comportamiento de los miembros. Se expresa en la autoimagen, el funcionamiento interno y las interacciones con el mundo exterior.




Cada empresa tiene una cultura diferente. Tomemos como ejemplo a Google. Desde la manera en cómo se visten sus empleados, la estética de sus oficinas y sus prácticas administrativas; podemos ver claramente cómo se diferencia con una empresa del sector financiero como por ejemplo JP Morgan.

Cada organización tiene una forma particular de operar, tomar decisiones, encontrar soluciones, establecer objetivos y resolver problemas. Así mismo, cada empresa tiene una visión, una misión, unos valores, sistemas, normas e incluso su propio “idioma”. Todo esto conforma lo que hoy conocemos como cultura organizacional.

Por qué es importante la cultura organizacional.

Aunque para algunos suene como un tema trivial, de forma intrínseca la cultura organizacional afecta las relaciones internas de las compañías, así como sus interacciones con el exterior. Se dice que es el ADN de la empresa.

Es apoyo para liderar.

La cultura organizacional es importante porque facilita el liderazgo. Por un lado, los líderes tienen una visión clara de cómo se hacen las cosas, lo que les permite transmitir un mensaje claro al grupo. Por otro lado, guía al equipo a tomar las decisiones correctas cuando existe ausencia de dirección.

Facilita la implementación de estrategias.

Adicionalmente, es probable que las estrategias que sean inconsistentes con la cultura organizacional encuentren resistencia y serán más difícil o incluso imposibles de implementar, mientras que las estrategias que están en línea tendrán más probabilidades de tener éxito.

Cultura-organizacional-3

Es un sistema de control.

En pocas palabras, regula las acciones de sus individuos. Es como un manual de operaciones y convivencia invisible que cada individuo conoce de manera instintiva. Es la idea de “normas” de comportamiento que deben respetarse, junto a las sanciones sociales asociadas que se imponen a quienes no “permanecen dentro de los lineamientos de la compañía”.

Esto promueve el pensamiento y el comportamiento “correcto”. Asi mismo, sancionar el pensamiento y el comportamiento que se considera “incorrecto”.

Es un sistema de protección.

Se puede pensar en la cultura organizacional como el sistema inmunológico de la empresa. Por un lado, impide pensar y actuar de forma opuesta a los lineamientos de la empresa, y por otro lado, funciona como un filtro a la hora de contratar personal.

Modelo de cultura organizacional de Edgar Schein.

Edgar Schein, experto en desarrollo organizacional y renombrado profesor del MIT, afirma que las empresas no adoptan una cultura en un solo día. Por el contrario, son las experiencias que enfrentan sus empleados a través del tiempo los que van formando poco a poco las normas y supuestos que la componen. Al igual que los seres humanos, las compañías también empiezan a crear hábitos, y son estos hábitos los que dictaminan la cultura en el lugar de trabajo.

Schein estructura su visión de cultura organizacional en los siguientes tres niveles:

  • Artefactos y símbolos: Son todas aquellas características visibles de la organización. Por ejemplo, la forma en que se visten sus empleados, la arquitectura de sus oficinas, su decoración o el logo de la empresa.
  • Valores adoptados: Este nivel se refiere a los valores que tienen cada uno de los individuos; las normas, los roles y cómo actúan los empleados de dicha organización. En el slogan, la misión y la visión se pueden ver algunos de estos valores.
  • Supuestos: Son todos aquellos comportamientos inconscientes pero recurrentes de los individuos. Son tan comunes en el día a día de la organización que pueden llegar a ser imperceptibles.

Conclusión.

La cultura de una organización influye directa pero silenciosamente en cada uno de sus procesos y operaciones. Esto facilita y regula el flujo de comunicación y de trabajo. Cada individuo debe adaptarse a la cultura del grupo al que pertenezca, sin embargo, también puede modificar algunas de sus características. Son los líderes quienes tienen el poder de crear y modificar la cultura organizacional.

También podría interesarte:

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 0]

Comentarios