Cómo dejar de perder tiempo de una vez por todas y ser más útil

cómo dejar de perder tiempo

Como todo hábito, eliminarlo no es tarea fácil y aprender cómo dejar de perder tiempo no es la excepción. Entre más años pasemos sin ponerle atención a esto, será más complicado pasar a un estado de productividad más constante. No obstante, sí es posible y aquí aprenderás cómo hacerlo.

Es indispensable que sepas que toooodos perdemos el tiempo…unos más, otros menos….porque es imposible ser productivos todo el tiempo; es una realidad. Así que la cuestión no es intentar aprovechar las 24 horas de día. La cuestión es implementar estrategias que nos permitan ser más eficientes sin pretender que somos máquinas.

En su libro The Procrastination Cure (La cura de la procrastinación), el reconocido autor Damon Zahariades nos sugiere que primero debemos entender cuál es la causa de nuestra pérdida de tiempo, para así poder atacarla y posteriormente empezar a erradicar este mal hábito.

Por qué perdemos el tiempo.

Aparte de causas comunes como la pereza, el aburrimiento, o no saber por dónde empezar; estas son algunas de las razones por las que terminamos perdiendo el tiempo:

Tenemos miedo al fracaso.

Es normal titubear al ponernos metas y empezar a trabajar para alcanzarlas, principalmente porque nos da miedo no conseguir los resultados que buscamos. Pero, ¿si no empiezas, cómo sabrás si puedes o no?

No existe ninguna forma de tener todas las garantías de que conseguirás lo que quieres. Así que no pienses en el fracaso como algo negativo; piensa que es información. Es data que te enseña que de la forma en que lo intentaste, no es la correcta.

¡Recuerda que no ganas nada rindiéndote antes de empezar!

Somos perfeccionistas.

Si eres perfeccionista sabrás que terminar una tarea se vuelve una labor titánica, ya que siempre habrán detalles que podrían quedar mejor. Sin embargo, en esos “retoques” terminas perdiendo mucho tiempo que podría ser invertido en algo que dé más valor.

Piensa que dedicarle el 90% del tiempo al 10% del trabajo, no es un buen negocio.

como-dejar-de-perder-tiempo-1

Nos da ansiedad tomar decisiones.

Para aprender cómo dejar de perder tiempo debes tener presente que no tomar decisiones, es la peor decisión de todas.

Todos hemos pasado por ese momento en que no sabemos si la opción A es mejor que la opción B, y por quedarnos divagando, quedamos con las manos vacías.

En ocasiones nos equivocaremos -somos humanos- pero no será el fin del mundo. Así que ve con la cabeza en alto, reflexionando sobre los resultados que vas obteniendo y así mejorarás poco a poco tu toma de decisiones.

Tenemos un diálogo interno negativo.

Si te la pasas todo el día repitiéndote que no eres capaz, que no estás preparado, que todo te sale mal; eventualmente no tendrás la confianza necesaria para tomar decisiones ni tomar acción para hacer lo que debes hacer. Recuerda que la mentira repetida se vuelve verdad

Es un consejo que parece tonto, pero no te trates mal. No puedes volverte tu peor enemigo. Háblate con amor y objetividad. Muy seguramente has conseguido objetivos, así que recuerda lo que sentiste en esos momentos y automotívate. Tu voz debe ser una voz de aliento, porque no siempre tendrás a otra persona al lado dándote ánimo.

Una vez tienes claro cuál es la causa de tu pérdida de tiempo, pasemos a unos tips prácticos para aprender cómo dejar de perder tiempo. Pero antes es importante entender lo siguiente:

Perder el tiempo es una batalla entre tu “yo presente” y tu “yo futuro”.

Si te pregunto qué prefieres entre tener sobrepeso o poder correr 10 kilómetros, ¿cuál escoges? (Asumiré que prefieres correr 10K)

Pero si te pregunto qué prefieres entre probar un rico helado después de comer hamburguesa o salir a entrenar a las 5 am. ¿Ahora cuál escoges? (Asumiré que la mayoría escogerá comer helado y hamburguesa)

Y es obvio, a corto plazo es mucho más gratificante la sensación del helado. La sola idea de pensarlo detenidamente hasta puede hacerte salivar. Por otra parte, la idea de salir a entrenar antes que salga el sol no parece tan llamativa; y más si no hemos creado el hábito de hacer ejercicio.

No en vano, por dar solo un ejemplo, el 74% de la población adulta en México tiene sobrepeso. Sin embargo, también está claro que preferirías tener un estado físico óptimo. Entonces, ¿qué sucede?

Tu “yo presente” se alimenta de gratificaciones instantáneas (como el helado), pero tu “yo futuro” prefiere la gratificación retardada (poder correr 10k). Piénsalo como esa idea cliché del ángel y el demonio, cada uno dándote consejos al oído.

De igual forma sucede cuando debes terminar tus labores de la escuela pero salieron nuevos capítulos de Stranger Things. O cuando quieres leer un libro pero te quedas atrapado en las stories de Instagram. Tu “yo presente” prefiere perder el tiempo, porque en esas actividades recibe una gratificación inmediata.

Pero ya lo sabes, la voz de tu “yo futuro” no se deja llevar por inmediateces y por eso debes escucharla más.

Y ahora sí pasemos a ver 16 tips para aprender cómo dejar de perder tiempo.




Cómo dejar de perder tiempo con estos 16 tips.

A esta altura ya conoces las causas por las cuales pierdes tiempo y cómo evitarlas. También sabes que tu “yo presente” y tu “yo futuro” viven en una constante lucha; donde eres tú el que decide quién gana. Y para hacerlo, puedes apalancarte de uno o varios de estos tips:

1. Cómete el sapo primero.

Este consejo para aprender cómo dejar de perder tiempo, no tiene nada que ver con reptiles. El reconocido autor Mark Twain solía decirle “sapos” a los trabajos más complicados y recomendaba hacerlos primero.

Principalmente porque una vez sales de los más difíciles, el resto se verá más fácil y tendrás más confianza en ti mismo para hacerlos.

2. Enfócate en los primeros 10 minutos.

Por ejemplo, si te pusiste de meta ir al gimnasio, no pierdas tiempo pensando en todo el esfuerzo que harás ni en el dolor muscular del día siguiente. Enfócate en ponerte la ropa deportiva y alistar agua. Eso es fácil, ¿no?

Una vez arrancas, cogerás impulso y cuando vuelvas a darte cuenta, ya estarás haciendo tu rutina de ejercicios.

Así mismo pasa con muchas otras tareas. Por ejemplo si quieres leer. No te enfoques en que el libro tiene 300 páginas y que nunca lo terminarás. Por el contrario, enfócate en encontrar un buen espacio donde no te distraigas y empieza a leer al menos 10 minutos.

De esta forma ganarás un impulso y entenderás que era más fácil de lo que creías.

3. Prémiate.

En ocasiones debemos completar tareas que no nos gusta hacer. Una forma de “engañarnos” es recompensarnos después de terminar la tarea. Por ejemplo, si te gusta caminar por el parque, prémiate con una salida después de terminar con toda tu lista de tareas.

4. Llena tu calendario.

Por ejemplo, si en tus 8 horas de trabajo tienes planeado completar 3 tareas (cada una te tomará 1 hora) y quedas con 5 horas libres (para las que no tengas nada planeado aún), es muy probable que para el final del día no hayas acabado las 3 tareas. La razón es que nos confiamos de más y perdemos mucho tiempo; probablemente viendo redes sociales.

No olvides que al no tener tareas asignadas por bloques de tiempo, es factible que termines procrastinando.

como-dejar-de-perder-tiempo-2

5. Prioriza tareas y proyectos.

Hay muchas apps, gratuitas y de pago, que te ayudan a visualizar tus tareas y a priorizarlas. Recuerda que asignar las tareas más difíciles para el comienzo de la mañana es una de las formas más sencillas para aprender cómo vivir mejor.

Para empezar a priorizar puedes hacer 3 listas: una para metas a largo, mediano y corto plazo; y a cada meta le asignarás un número de 1 a 5 en prioridad.

Con esas listas hechas, será más fácil hacer una lista de tareas general.

6. Acorta tu lista de tareas.

Una lista de tareas para el día puede ser tan larga o corta como quieras, pero cabe recalcar que si es muy larga, nunca la terminarás. Y ya sabes que si es muy corta, a la final terminarás perdiendo tiempo.

Damon Zahariades recomienda que sean 7 tareas o menos. De esta forma no meterás cualquier tarea, solo por meterla, y solo te enfocarás en las más importantes.

7. Aplica la ley de Parkinson.

La ley de Parkinson afirma que “el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para terminarlo”. Es decir que si asignas 5 horas para finalizar una tarea que puedes hacer en 2 horas; terminarás usando las 5 horas completas. Y como resultado habrás perdido 3 horas.

Así que debes ser cuidadoso con los plazos de entrega que destinas para cada tarea.

8. Haz que otras personas definan tus plazos de entrega.

Algunos estudios han demostrado que es más probable que cumplamos con los deadlines o plazos de entrega de nuestras tareas, si no los imponemos nosotros. Principalmente porque es más fácil nos fallemos a nosotros mismos que a los demás.

Así que si puedes, haz que tu pareja, amigo, jefe, etc; imponga objetivamente tiempos límite para que termines tus tareas.




9. Aprovecha tus picos de energía.

¿Eres más productivo en la noche o en la mañana? Asegúrate de programar las tareas más demandantes para esos momentos en los que tu energía está al máximo.

10. Ayúdate de los demás.

De una forma parecida a los plazos de entrega, en la que otra persona te ayuda; también puedes hacerle promesas a alguien de que cumplirás X o Y tarea.

Pero ten cuidado, no se trata de gritarle al mundo que bajarás de peso; se trata de contarle a alguien en particular sobre una meta puntual para la cual ya tienes un plan. Esto con el objetivo que esa persona pueda estar monitoreando cómo va tu desempeño y motivarte.

Antes de ver más tips para aprender cómo dejar de perder el tiempo, me gustaría pedirte un favor. Simplemente vota de 1 a 5 para saber qué tal te ha parecido este artículo hasta ahora. ¡Muchas gracias!

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 22]

11. Da pasos pequeños.

Si debes o quieres hacer algo que tomará mucho tiempo, es importante que puedas dividir esa gran tarea en tareas más pequeñas. De esta forma será menos probable que pierdas tiempo, porque tu lista de tareas no tendrá un “Viajar por todo el mundo” (meta ambigua); tendrá un “sacar la visa para ir a New York”.

12. No hagas las tareas aburridas (de ser posible)

Como lo mencioné al comienzo del artículo, una de las razones por las que perdemos el tiempo es el aburrimiento. Y es evidente, si lo que debes hacer te aburre hasta el cansancio, preferirás revisar Instagram.

Lo primero que debes hacer es revisar tu lista de tareas e identificar cuáles son esas tareas que en realidad no necesitas hacer y eliminarlas.

Habrán algunas tareas que no puedas eliminar, pero como son aburridas las pospones una y otra vez. En este caso, delégalas.

Y si no puedes delegar…recuerda que puedes premiarte para hacer que la esperanza de recibir la recompensa haga la tarea un poquito menos aburridora.

13. Escoge un espacio sin distracciones.

Otra forma de aprender cómo dejar de perder tiempo es siendo inteligente a la hora de escoger el espacio para trabajar.

La prioridad es potenciar tu concentración, así que un espacio muy desordenado y con un televisor a todo volumen, solo conseguirá que te distraigas.

Adicionalmente debes tener en cuenta que tienes un distractor enorme en el bolsillo: Tu teléfono móvil. Un estudio encontró que en promedio el 47% del tiempo que pasamos “en línea” es procrastinando.

En este camino de aprender cómo dejar de perder tiempo, utilizo la versión gratuita de ColdTurkey, que me permite bloquear el acceso a las páginas web que más me distraen cuando estoy trabajando en el PC. Y para el teléfono móvil, lo pongo en modo avión cuando sé que necesito concentración extrema.

como-dejar-de-perder-tiempo-3

14. No hagas multitasking.

Como lo hemos mencionado en muchos artículos, el multitasking es un atajo a la improductividad debido al residuo de atención.

15. Limita tus opciones a una sola.

La mayoría de personas no sabe cómo dejar de perder tiempo porque no sabe tomar decisiones. Lo mejor que puedes hacer, si es tu caso, es interiorizar la idea de que tu proyecto es la prioridad.

Así que todas las tareas que estén enfocadas en trabajar por tu proyecto, siempre estarán por encima de revisar tu correo, entrar a redes sociales, escuchar mensajes de voz, etc.

16. Audita tu metas semanalmente.

Una vez a la semana debes monitorear cómo va tu desempeño en tus metas a corto, mediano y largo plazo. Esto te permitirá tomar acción y reajustar tu lista de tareas para optimizar tu rendimiento.

Conclusión sobre cómo dejar de perder tiempo.

Aprender cómo dejar de perder tiempo parte de la base de entender cuál o cuáles son las causas que te llevan a procrastinar. Tómate el tiempo de encontrarlas, ya que así sabrás qué es lo que debes cambiar.

Imagina a un paciente que se siente enfermo pero ningún médico le dice porqué le duele y por eso mismo no sabe qué medicamento recetarle. En este caso tú eres tu doctor y sabrás diagnosticarte para poder atacar el problema.

Después de encontrar la causa aprenderás a escuchar la voz de tu “yo futuro”. Y finalmente, emplearás los tips que te enseñarán como dejar de perder tiempo.

Esperamos que esta información te sea de gran ayuda 🙂

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.



¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 22]

Comentarios