Este artículo fué originalmente publicado en Startupcamp.com Su traducción y publicación en ModoEmprendedor ha sido autorizada directamente por el autor y no puede ser reproducida por ningún otro medio.

Esta es mi esposa y yo en Febrero del 2010. Nos habíamos acabado de casar dos semanas antes. Apenas volvíamos de nuestra luna de miel y la vida sólo empezaba. Comenzaba con US$57.000 en deudas.

dale-patrige1

Yo era un empresario que luchaba contra un hábito de gasto que me llevó a deber al IRS US$21.000. Era alguien que no sabia planificar, por lo cual tenia otra deuda de US$7.000 en gastos médicos. Era impaciente, tenía mis tarjetas de crédito con un saldo de US$15.000. “Necesitaba” un buen carro por lo cual teníamos otros US$14.000 por concepto de créditos en vehículos. En cuanto a ahorros, sólo teníamos US$1.000 y regularmente le pedíamos prestado dinero a nuestros padres.

Nuestros pagos mensuales a la deuda eran casi US$2.000, esto era un 34% de nuestros ingresos en ese momento. Esto no pintaba mal ¿verdad?, la mayoría de los jóvenes tienen deudas, deudas por créditos universitarios, el carro, tarjetas de crédito… todo esto era normal.

Incorrecto; la deuda es común, pero esto no es normal Click To Tweet

Normal no es gastar más de lo que ganas. Lo normal es tener auto-control para manejar tu dinero en vez de que este te controle a ti. Normal es que seas responsable y lo suficientemente paciente para construir una cuenta de ahorros adecuada. Lo normal es tener la capacidad de comer fuera de casa, salir con tus amigos, dar a organizaciones benéficas, tener opciones.



Por el contrario, la pobreza es común, la deuda es común. Las personas que odian sus trabajos, se divorcian, que pierden sus casas, piden préstamos, no tienen ahorros y desean una vida mejor es común.

Pero yo estaba decidido a que nuestra vida no sería una vida común.

Ello inició con un correo electrónico que un mentor me escribió:

“Dale, después de hablar acerca de tus objetivos financieros, necesito ser sincero contigo…. Eres un tonto, estás actuando como los pobres y esperas ser rico. Te escondes en las excusas y piensas que el dinero es un juego mental. Dale… el dinero es un juego de comportamiento, necesitas cambiar tus acciones y rápido”

Me sentí avergonzado, atrapado, necesitaba cambiar nuestros comportamientos acerca al uso del dinero inmediatamente. Me recordó al famoso dicho de Dave Ramsey: “Actúa de acuerdo a tu salario”, y así empezó todo.

Vendimos todo lo que no necesitábamos. Comimos en casa la mayoría de los días durante dos años, me enfoque en construir un negocio más lucrativo que duplicara o triplicara nuestros ingresos.

Un avance rápido de 5 años y mi esposa y yo tenemos cero deudas. Somos dueños de una par de pequeños negocios. Yo escribo libros acerca de emprendimiento. Nuestros ahorros son de 6 cifras, nuestro rancho de 7 acres en el centro de Oregon está casi pago, y nuestros ingresos oscilan entre US$50.000 y US$130.000 al mes. Viajamos cuando queremos, damos a causas que nos interesan, tenemos dinero ahorrado para nuestros hijos, todo esto lo logramos antes de que yo cumpliera mis 30.

Después de mirar hacia atrás, aquí describo 4 pasos que cada uno debería considerar en su camino a estar libre de deudas.

1. Di sí a la educación no a la universidad

Hace 40 años teníamos un gran sistema de educación. Aprender era asequible, empleadores ofrecían mejores remuneraciones a quienes tenían títulos universitarios. Esto no es ahora así. El valor promedio de una matrícula universitaria es US$50.000 al año y los empleadores ya no miden tanto a los candidatos basados en un título sino más bien en un portafolio de habilidades, conocimiento y experiencias.

Los adultos jóvenes necesitan empezar a pensar por sí mismos en vez de empezar la universidad porque “mis padres quieren que yo tenga un título”, además de poner a nuestros jóvenes en una deuda masiva, dos tercios de los graduados, para ser más exactos. Las deudas por concepto de estudios universitarios ocupa el lugar #2 por un valor de US$1.2 trillones siendo sólo superado por los créditos hipotecarios.

2. Deja de pensar como pobre

En quiebra o pobre, ¿cuál es la diferencia? Pobre es una actitud, se refiere a que no puedes salir adelante y que nunca vas a ganar dinero. Sólo quédate donde estás, ponte de mal humor y reniega de tu mala suerte para siempre. Los pobres creen “ahorraré cuando tenga más dinero” o “mi carro es una inversión” o “esas vacaciones costosas valen la pena porque permiten fortalecer nuestro vínculo familiar.”

En un reciente estudio sobre comunidades más necesitadas, los investigadores encontraron lo siguiente:

  • 7% de la gente pobre piensa que deben tener algún don intelectual que les permita llegar a ser ricos.
  • Un 90% piensa que la fe determina cuán rico o pobre van a ser
  • 18% piensa que ellos mismos son la causa de su condición financiera
  • 77%  piensan que mentir es un pre-requisito para la acumulación de riqueza
  • 90% piensa que los ricos son ricos porque sus padres fueron adinerados y heredaron su dinero

Cuando se está en quiebra, por el contrario, es algo por lo que sólo se está de paso. Todos hemos tomado malas decisiones de dinero a lo largo de los años. El punto clave viene cuando reconoces tus malos juicios y ahora estás tratando de empezar con las uñas, pero sobre todo nunca dejar que esto pase de nuevo.



Eres dueño de tu historia, dueño de tu mente. Ser pobre es una opción, así como lo es ser rico.

3. Los pasos de bebé son grandes pasos

Eliminar tu deuda puede ser una de las montañas más grandes hayas escalado. El asunto más complejo que se encuentra entre la gente que se vence son: ellos no planean y no son consistentes.

“No se conquista la cima de una montaña sin un plan, por otra parte, no te puedes detener cuando estás cansado”

Un truco que aprendí mientras pagábamos nuestra deuda fue tener siempre en un papel en la nevera el valor de nuestra deuda, cuánto habíamos pagado y cuando nos quedaba para terminar. También agregué fechas en las cuales quería que estás fueran pagas. Como humanos, todos tenemos una necesidad de ver nuestro progreso, a nadie le gusta sentirse que han trabajado duro mientras no saben cuan lejos ya han llegado.

4. Empieza un negocio inmediatamente

Si quieres eliminar la deuda rápidamente, debes encontrar una manera de duplicar o triplicar tus ingresos actuales. En la mayoría de los casos, esto requiere de la creación de otra fuente de ingresos. En otras palabras, tienes que crear tu propio negocio. No tienes que reemplazar tu carrera (o por lo menos aún no), por el contrario, piénsalo como un negocio por diversión. Puedes empezar con una tienda Etsy para exponer tu arte, o un negocio de consultoría simultáneo a tu trabajo, incluso una tienda online.

Sin importar cual sea la idea que persigas, es este cambio de comportamiento el que alimentará tu misión de estar libre de deudas.

Sé lo que estás pensando… No sé cómo empezar un negocio, o, no tengo una buena idea de negocio, o, no tengo tiempo y el dinero para empezar.

Por suerte, yo estoy en el negocio de ayudar gente creando su propio negocio. Si quieres ser adinerado, deberás saber qué saben los que son ricos. Deberás pensar como rico. Esto requiere de tiempo, no hay mejor inversión que puedas hacer que aprender a cómo hacer más dinero. La mejor parte es, te lo puedes permitir. Aquí te digo cómo

Recuerda esto, la deuda es como la dieta, si te sales de la línea de pagos o caes en alguna mala decisión de gasto, sólo tienes que regresar a donde estabas. No se trata de grandes saltos, se trata de un plan coherente de pequeños pasos.

¿Cuan grande es tu deuda? ¿Empezar un negocio es una opción para ti? ¿Qué dices de la universidad?, ¿puedes no ir en absoluto? ¿cuál es tu plan para empezar a pensar como rico, creación de un plan y mantenerte coherente? Déjame saber abajo en los comentarios.

Por último, ¿considerarías compartir este artículo? Alguien que conozcas podría necesitarlo.

Puedes agregar subtítulos en español en “Settings.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

Artículos relacionados

Comentarios