Secretos de Jeff Bezos para tomar decisiones y mantener el enfoque.

Cuando Jeff Bezos empezó Amazon.com con un préstamo de $300.000 que tomó de sus padres, calculó un 70% de probabilidades de fracasar. Una estimación que podría sonar arrogante teniendo en cuenta que solo el 10% de startups tienen éxito. No obstante, él sabia que era necesario tomar el riesgo, que aunque es aterrador, es un componente del progreso.

Él se preguntó a si mismo cómo se sentiría cuando tuviera 85 después de tomar esa decisión. ¿Estaría más arrepentido si hubiera fallado al construir Amazon o se sentiría peor si no lo hubiera intentado? Bueno ya sabemos lo que sucedió y cómo terminó.


Según Daniel Goodman MD, psiquiatra de Harvard, Bezos encontró una manera de resolver esta lucha universal. Con complejas decisiones es difícil elegir, no sabemos qué debemos hacer para escoger la opción correcta. Inclusive es difícil definir objetivos, particularmente cuando los resultados son ambiguos o intangibles por muchos años. Goodman afirma: “Preguntarte cómo sería tu futuro es una estrategia poderosa para entender que es lo que realmente te importa”.

Este complejo proceso es sumamente valioso. Si podemos ser completamente transparentes acerca de lo que buscamos en nuestra vida personal y profesional, tendríamos más probabilidades de lograr lo que queremos.

Existe una técnica, que Bezos llama “el ejercicio de la lápida” en donde la persona escribe un epitafio imaginario que describe cómo le gustaría ser recordado y lo que espera haber logrado al momento de morir. En el segundo paso, la persona redacta lo que estaría escrito en su lápida si su vida terminara hoy. Este es un poderoso ejercicio que ayuda a desarrollar la perspectiva y la visón relacionada con los objetivos de vida

Otra lección crítica puede ser aprendida de los inicios de Amazon. Al empezar, Amazon era una idea original en un mercado completamente nuevo. Bezos y su equipo se vieron obligados a centrarse en lo que los clientes querrían de esta nueva plataforma de compras llamada “internet”, en lugar de lo que estaba haciendo la competencia. Esta mentalidad, creo una cultura en donde Amazon priorizó los intereses de sus clientes por encima de todo. Esta tradición se convirtió en el éthos de la compañía.

Actualmente, Amazon todavía se enorgullece de ser una compañía cliente-centrista, la más centrada en los clientes del mundo. Se centran en los que los clientes quieren, más no en la competencia. Sus empleados trabajan hacia objetivos definidos y controlados por ellos mismos, bajos precios, una amplia selección de productos y entregas rápidas.


Muchas compañías cometen el error de enfocarse en la competencia, un tonto objetivo que termina por causar incertidumbre e inseguridad. Enfocarse en lo que otros están haciendo absorbe capacidades que podrías utilizar en innovación, creatividad y en la creación de la cultura empresarial.

¿Cuáles son las lecciones que se pueden tomar de los inicios de Amazon? Tómate el tiempo de definir tus valores y objetivos a largo plazo. Concéntrate en seguir tu propio progreso, el cual puedes controlar en vez de malgastar tu energía acabando con la competencia. Enfócate en crear un producto que tus clientes amen vs lo que los otros están haciendo crea una cultura de creatividad y confianza.

Eso fue lo que hizo Jeff Bezos, lo que se convirtió en el éxito y la longevidad de Amazon.

Y no lo olvides, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Fuente

Comentarios