Qué es la zona de confort y cómo salir de ella en 4 pasos.

Qué es la zona de confort y cómo salir de ella en 4 pasos

“«Cuando sales de tu zona de confort, te das la oportunidad de conocer nuevas experiencias que enriquecen tu espíritu, tu alma y tu vida.»”

Lo que sientes dentro de tu zona de confort.

Estar dentro de nuestra zona de confort nos permite estar seguros del entorno en el que estamos, porque sabemos que hacer con lo que siempre vemos, pero sobre todo nos hace sentir que somos los dueños de nuestra propia vista.

¿Pero por qué salir de nuestra zona de confort?

De seguro si estás a gusto con tu zona de confort pensarás, ¿para que rayos me voy a salir de esto si aquí me siento mejor.? Pero sin embargo cuando te haces embarcar estas ideas, lo que creas es una barrera entre ti y el mundo. Es decir, te negarías a vivir nuevas experiencias; ya sean negativas o positivas, incluso sería más difícil encontrar pareja (si es lo que anhelas), o alcanzar el éxito laboral o personal debido a la timidez creada por el encierro personal, causada por la zona de confort con la que has vivido la mayor parte del tiempo. Pero si logras captar un línea positiva al salir del muro que hay entre ti el mundo, provocarás un crecimiento personal que te hará ver las cosas desde una mejor perspectiva, y mayores expectativas; aumentarían tus habilidades sociales y tendrías una vida muy satisfactoria en todos los sentidos.




“Lo negativo desde un ángulo positivo”: También tomarás conciencia de nuevos retos, miedos y, en general, el lado oscuro. Sabrás que estás pisando este terreno cuando las ideas de cambio te hagan sentir estrés, sientas envidia de quienes ya están en ese punto al que deseas llegar, estés ansioso sobre si lo lograrás o no, trates de poner excusas para no hacer lo necesario y la autocrítica aumenta considerablemente, sobre todo ante los pequeños fracasos.

Cómo salir de tu zona de confort.

1. Reconocer tus límites.

Cuando estés en el proceso de evolución social, te darás cuenta de todas esas barreras internas y externas que tenías. Lo primero que deberías hacer cuando las acabes de conocer, es reconocerlas, darles su importancia y pensar en cómo triunfar sobre ellas. Es hora de que te aceptes como una persona imperfecta, ¿te preguntas porque? Tal vez porque así fuimos creados, y si no crees en la creación, entonces de esta manera hemos evolucionado, pero no es una debilidad como para no tener ilusiones o no poderlas alcanzar, claro que la podemos alcanzar tu y yo, somos así porque estamos hecho para dejar el pasado y evolucionar.

2. Buscar compañía.

Salir de nuestra zona de confort solos, no es un caso sencillo así como así y ya, es algo complicado, pero no imposible. Podemos estar acompañados de un familiar, amigo o la persona de más confianza en tu vida, él te ayudara a cambiar, tú también lo harás, él te retará a superarte, y ahí es cuando sucede lo mágico; de la perseverancia y la capacidad de hacer las cosas con la mejor actitud, llega la transformación para un bienestar personal e intrapersonal.

3. Aprender a aceptar.

Cuando eres dueño de tu propio entorno, estás acostumbrado a que las cosas resulten de un determinada forma que tú conoces, ¿entiendes? Cuando decides salir de esto te encontrarás en situaciones que pensarás que no podrás vencer. En estos casos cuando llegue el momento deberás aceptar cómo te resulta el nuevo entorno, tendrás nuevos amigos, y lo mejor que puedes hacer es aceptar sus características, particularidades y las diferencias entre tú y ellos.




4. Imagina lo que quieres y trabaja por ello.

Cada acción tomada por ti, ampliará tu personalidad y perspectiva, si tu encierro personal te dejaba ser antisocial o apático y quieres salir de ahí, lo mejor es que empieces hacer cosas que antes no hacías, por ejemplo: saludar a tus vecinos, (cuando los veas, por supuesto) y sería fascinante si lo hicieras con alguien distinto cada día y claro (deberás considerar que hay personas que son buenas y malas) pero a través de la comunicación te darás cuenta con quién deberías hablar continuamente, es claro. ¡No seas tan exigente con el mundo! Exígete a ti mismo y aunque no lo creas el mundo lo reconocerá tarde o temprano y te seguirán. De eso puedes estar muy seguro.

Sal de tu mundo incierto, ábrete nuevas oportunidades, busca ayuda, conoce gente, permítete llorar y sonreír, sal a sacar a tu mascota y si no tienes sal y piensa; ser negativo es lo peor que puedas hacer. Detrás de esas cosas negativas que piensas, habrá siempre algunas con buenas intenciones. Ojo: no me creas. cree en ti mismo y luego verás el resultado que te definirá. ¡Saludos Camarada!

¡Compártelo con el mundo! 🙂

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

[et_social_follow icon_style=”slide” icon_shape=”rounded” icons_location=”top” col_number=”2″ total=”true” outer_color=”dark” network_names=”true”]

 

 

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 0]

Comentarios