Por qué dejé mi trabajo después de 2 días

Por qué dejé mi trabajo después de 2 días

 

La vida es muy corta para hacer cosas que te hagan sentir miserable. Tiene mucho más sentido hacer aquello que te haga sentir comprometido y que verdaderamente traiga placer a tu vida.

Hace un tiempo empecé a trabajar como gerente de planta en la fábrica de un startup. El trabajo tenía muchas responsabilidades y prestigio. Las ganancias tenían bastante potencial y había muchas posibilidades de avanzar en mi carrera. Además, la compañía tenía un producto asombroso al cual le veía mucho potencial.

Algo que es muy importante para mí es crear impacto en mi trabajo. Después de ver la operación supe inmediatamente que mi presencia podría sentirse desde el primer día. Y así fue. Mi primer día conocí a todos los miembros de mi equipo y aprendí varios procesos. Pude presentar ideas para reducir exponencialmente el costo y proporcionar oportunidades de aprendizaje.




El equipo me respondía bien. Incluso comencé a tomar medidas para informar a un empleado con conocimientos en supervisión de producción. Sin embargo, sólo había un problema: las horas.

Mis horas de trabajo serían de 5am a 5pm. Desde las entrevistas sabía que el trabajo eventualmente necesitaría muchas horas de trabajo y que parte de mi trabajo era estabilizar la operación para que esas horas de más no fueran necesarias. Sin embargo, nunca se me dijo que esperaban que trabajara 12 horas la mayoría de los días y ocasionalmente hasta 13 y 14 horas.

Expresé mis preocupaciones al final del día y les informé que deseaba terminar el contrato. La respuesta de la compañía fue que trabajáramos juntos para llegar a un acuerdo y que solo hasta finalizar la semana tomara una decisión definitiva. Le dije a la compañía que me parecía justo y que estaba abierto a encontrar una solución.

Después de mi segundo día, fue claro para mí que necesitaba irme. Esto fue después de trabajar más de 12 horas. Me sentí miserable, pasé todo el día de pie lidiando con el tiempo de inactividad de más máquinas de las que podría contar. No quiero parecer mal criado ni desagradecido por rechazar un trabajo muy bien pago, pero simplemente no era lo que yo necesitaba. He trabajado muchos días en mi vida y sé que habrían muchos más en mi futuro.

El problema es que no fui completamente honesto conmigo mismo con respecto a lo que quería. En este punto de mi carrera, quiero trabajar en algo que me haga sentir vivo, algo que implique más retos para mí. Durante mucho tiempo realicé un trabajo parecido, que me era familiar y para el cual era bueno. Esa fue la verdadera razón por la que acepté el trabajo. Como mencioné anteriormente, realmente me gustaba el producto y creía que podía revolucionar la industria. Básicamente solo estaba buscando dinero y siguiendo una ambición.




Cuando escojas una oportunidad y aceptes un trabajo, es importante que te asegures que se alinea con lo que quieres en la vida.

Algo importante para mí es tener tiempo para leer y escribir. Trabajando tanto tiempo tendría muy pocas horas para mi auto-aprendizaje, para crear arte y para reflexionar. Tener tiempo para incorporar estos elementos a mi vida es crucial para mi éxito.

Conocerte a ti mismo y entender tus valores puede tardar mucho tiempo. Pero usar esas creencias como guía principal para la toma de decisiones te puede ayudar a evitar mucho dolor y angustia.

Fuente

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

¿Qué tal te pareció?

Comentarios