Los Flyers: No son únicamente publicidad en mano.

Es bien sabido que los flyers publicitarios son una herramienta utilísima para dar a conocer nuestras promociones y eventos, así como para que más personas sepan lo que hacemos en nuestro negocio y cómo podemos serles de utilidad.

Sin embargo, entender el flyer como un tipo de soporte publicitario que solo funciona si se entrega en mano; limita notablemente sus posibilidades y efectividad. En este artículo te damos algunas ideas para sacarles todo el partido posible y llegar aún más lejos con ellos.


¿Al abordaje? ¡Cuidado!

Aunque es habitual y, en ocasiones, incluso aconsejable entregar los flyers en mano. Esta estrategia no siempre resulta todo lo eficaz que deseamos.

Por ejemplo, el público extranjero puede rechazar de plano cualquier ofrecimiento de este tipo; pues es posible que se sientan incómodos al ver que un desconocido se les acerca con un propósito que ignoran.

También sucede muchas veces que a determinadas horas o en ciertos lugares, la gente va con tanta prisa que directamente rechaza el flyer, o lo acepta; pero para arrojarlo a la primera papelera que encuentra en su camino.

Cuando invertimos en publicidad, lo que buscamos es llegar al máximo de público y, pese a que seamos conscientes de que algunos de estos flyers no calarán entre quienes los reciben, no queremos que la mayoría de ellos acabe en la basura sin haber cumplido su cometido.

De modo que debemos encontrar formas alternativas de llegar a nuestro público objetivo.  Sin resultar intimidantes y, a la vez, sin pasar desapercibidos.

Flyers en establecimientos y negocios afines.

Una primera alternativa a la entrega del flyer en mano. Consiste en depositarlos en establecimientos y negocios afines; bien por el tipo de servicios o productos que ofrecen, o bien porque tengamos buena relación con sus propietarios.


Como empresas, nuestro principal objetivo es que nos conozcan y recurran a lo que ofrecemos. Así que debemos tener amplitud de miras sobre dónde depositar nuestros flyers.

Nunca se sabe si entre los clientes de una cafetería alguien puede necesitar los servicios de un abogado en un momento puntual, o bien si a los clientes de dicho abogado les apetece comer o cenar en un sitio distinto.

Cuenta con los demás empresarios de la zona y ofrécete también para distribuir su publicidad; la colaboración siempre trae buenos frutos.

Flyers en oficinas de turismo y espacios públicos.

En muchas localidades, las oficinas de turismo habilitan una zona para que los empresarios del sector dejen su publicidad y puedan darse a conocer entre quienes visitan su pueblo o ciudad.

En estos casos, no olvides adaptar tus flyers al público objetivo concreto. Si suelen acudir muchos extranjeros en temporada alta, imprime flyers en varios idiomas (eso sí, te aconsejamos que prescindas de traductores automáticos o aficionados, o bien el resultado será el contrario al que buscas).

También puedes consultar si en el centro de salud, la comisaría o el propio ayuntamiento disponen de algún espacio donde se permita dejar publicidad de este tipo.

En suma, es cuestión de dejar volar la imaginación y pensar con originalidad: las vías tradicionales tienen una eficacia limitada. Empieza a poner en práctica nuestros consejos y verás como tus flyers llegan más lejos que nunca.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Comentarios