Cómo desarrollar, vender y distribuir un producto.

Cómo desarrollar, vender y distribuir un producto.

Crear y distribuir tus propios productos es emocionante pero a la vez un gran reto. Aunque la idea y creación de un producto son la primera etapa; el proceso de creación de empresa es definitivamente mucho más extenso. Horas de planeación y mercadeo te están esperando.

El camino para vender tu propia creación no es fácil, pero el orgullo que sentirás cuando tus clientes hagan sus primeras compras y amen tus productos; harán que el trabajo duro haya valido la pena.


1. Desarrollo del producto.

Desarrollar tu idea de producto es el primer paso para crear algo que valga la pena vender. Esta etapa incluye el diseño y el propósito del producto para la elaboración de un prototipo. El prototipo puede ser hecho por ti mismo desde la comodidad de tu casa. O si lo necesitas, deberás contratar a una empresa o a un experto que construya una muestra por ti.

Si tu producto es único, será necesario que apliques por una patente para mantener alejadas a otras compañías para que no desarrollen un producto similar.

2. Probar el mercado.

Cuando ya tienes un prototipo o has obtenido las muestras de tu producto, es hora de testear el mercado. Muestra el producto a tu familia, amigos y conocidos para conocer sus reacciones (Asegúrate de que pertenecen al nicho que podría comprar tu producto). Explícales de que se trata y pídeles que opinen siendo muy honestos si ellos comprarían el producto, cómo lo usarían y que aspectos negativos le ven.

Usa este feedback para mejorarlo.

Una vez reúnas suficiente feedback y de “buena calidad”, eso significa que ya estás listo para producir más y empezar a vender.

3. Encuentra compradores.





Encontrar compradores es el siguiente paso para vender tu producto. Aprende todo lo que puedas de tus posibles clientes, dónde viven, cuánto ganan, qué edad tienen, si son casados o solteros, si tienen hijos, en qué trabajan, etc.

Si tus compradores son otras empresas, aprende sobre qué tipo de compañías estarían interesadas en tu producto, quiénes toman las decisiones, cómo desarrollan nuevos productos, etc.

4. Elige los métodos de distribución.

Para introducir tus productos al mercado, deberás tomar decisiones para determinar cómo distribuir. Algunas compañías utilizan tienda física e internet; pero puedes utilizar únicamente internet. Especialmente si el producto es está dirigido a un segmento amplio.

Si prefieres un método indirecto podrías contratar a un tercero que almacene y distribuya tus productos.

5. Escribe un plan de mercadeo.

Crea un plan de mercadeo para determinar cómo comunicarás los beneficios y las características de tu producto. Un plan de mercadeo también ayuda a seleccionar las mejores tácticas de promoción. Dale un vistazo a tus competidores, incluso si ellos no venden exactamente el mismo producto. Puede que tu producto sea único pero siempre tendrás competencia indirecta que puede afectar el desempeño de tu empresa. Siempre ten en cuenta cómo el precio y los mensajes de tu campaña de mercadeo se diferencian de la competencia.

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 1]

Comentarios