8 formas de evitar un comienzo desastroso

8 formas de evitar un comienzo desastroso

 

1. Seguir en el financiamiento

Cómo un negocio administra y gasta su dinero es una decisión vital y no es una decisión única. Mi primera empresa era una empresa familiar, que construimos desde cero. Mi padre tenía suficiente capital inicial para obtener los primeros ingresos, y desde allí nos asociamos con proveedores para extender el crédito.
No era la manera más barata de manejar las necesidades operativas, pero pudimos hacer crecer el negocio hasta tener una línea de crédito.

Con Zonar, hemos logrado el éxito a través de un enfoque combinado. Inicialmente con nuestros propios fondos mientras nos asociamos con nuestros proveedores y clientes. A partir de ahí, recaudamos fondos a través de una serie de pequeñas rondas, vendiendo acciones a amigos, familiares y a un ángel inversionista; al tiempo que aprovechamos la deuda de un banco. Mediante la recaudación de dinero a través de una serie de pequeñas rondas de inversión, cada vez con mayor valuación, complementamos las necesidades de efectivo restantes con la deuda, que por supuesto reducimos. Hoy en día, estamos libres de deudas y los ingresos del negocio nos permiten tener flujo de caja.

Comparando los dos ejemplos anteriores con el camino del “patrocinador financiero” (Inversionistas de riego, por ejemplo). Puedes obtener mucho dinero, pero terminarás regalando una gran parte de tu nuevo negocio. Las rondas de seguimiento son necesarias y nuevamente erosionarán tu posición de equidad. Hay otras maneras creativas de financiar tu negocio mientras te aferras a suficiente capital para mantenerte a flote.

2. Tomar riesgos

Hay un montón de gente inteligente por ahí que nunca ha comenzado un negocio. La diferencia entre ellos y los que sí, es que tienen la voluntad de asumir riesgos. Esencialmente, estás apostando que la financiación te llevará a través del primer año y que el mercado va a “morder” tus primeros productos. Una vez que haces la primera apuesta, tienes que seguir adelante con apuestas cada vez mayores.

Uno de los grandes errores que veo cometer a las startups exitosas, es que cuando comienzan a ser más grandes y más rentables pierden esa capacidad de tomar riesgos y hacer apuestas, y eventualmente se limitan. La tolerancia al riesgo es un elemento crítico para construir y mantener un negocio exitoso.

3. Aceptar la idea de que el fracaso no es una opción





Una gran razón por la que los startups fallan es que la gente se rinde demasiado pronto. Todos lo hemos visto o experimentado: llegas a un punto en el que la gente está cuestionando cómo vas a seguir adelante, y te das por vencido. No lo hagas. Se persistente. Ten fe en tu visión, tu equipo y tu negocio. No todas tus apuestas funcionarán, pero está bien. Puedes mirar hacia atrás, evaluar, ajustar y reiniciar.

4. Ignorar a los opositores

Incluso la persona mejor intencionada puede no entender tu visión. Donde ves oportunidades para tu negocio o producto, los demás pueden ver solamente los riesgos y aconsejarte no tomarlos. Cree en tu visión e ignora a los opositores. Sigue avanzando.

5. Coronar la empresa

A medida que tu empresa crece, la cultura de la empresa se expande también. Se vuelve menos acerca de “nosotros-los fundadores” y más acerca de “nosotros-la empresa”. Como líder, es importante que fomentes una cultura que haga que todos se apasionen y participen en tu empresa. Efectivamente estarás invirtiendo en ti mismo.

6. Moldear tu equipo

A medida que empieces a escalar, debes cultivar un equipo de primera. Estos miembros del equipo son esencialmente CEO de sus respectivas partes del negocio. Su éxito es el éxito de la empresa: Cuanto más fuertes son, más éxito tiene toda la compañía.

Sin embargo, no tengas miedo de hacer un cambio. Si alguien en el equipo no es el adecuado, haz un cambio. Con demasiada frecuencia las personas no quieren lastimar los sentimientos de los demás, pero en definitiva, no actuar perjudica a la empresa.

7. Tomar decisiones





Es fundamental que tengas ejecutivos que puedan tomar decisiones. Suena fácil, pero he visto innumerables veces cuando las personas tienen una decisión por hacer – sobre un negocio o un producto – y se paralizan analizando. Tienen comités y agonizan sobre los pros y los contras para tomar la decisión perfecta.

Tomar una decisión es como hacer una apuesta. Algunas apuestas serán correctas y algunas podrían no funcionar según lo planeado. Para que un negocio sea exitoso, necesitas tomar decisiones a menudo. De cualquier manera, continúa yendo hacia adelante.

Mantén el negocio en movimiento. Incluso si algunas de las decisiones no funcionan, cuando se sigue avanzando, en general, esa “mala” decisión tiene un impacto menor.

8. Correr una maratón, no un sprint

A lo largo de todos estos pasos, recuerda por qué lo estás haciendo. ¿Por qué creaste este negocio? Quizás es porque querías trabajar para ti o crear un gran negocio para pasar a tu familia, o tener más tiempo con la gente que te importa. Tu negocio es parte de tu vida, pero no es toda tu vida. He pasado por un par de fases en las que mi equilibrio entre la vida empresarial y la vida se descompuso, y me dolió. Así que mantener el equilibrio y entender por qué estás construyendo este negocio te mantendrá enfocado.

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

[et_social_follow icon_style=”slide” icon_shape=”rounded” icons_location=”top” col_number=”2″ total=”true” outer_color=”dark” network_names=”true”]

 

 

Fuente

8 formas de evitar un comienzo desastroso
¿Qué tal te pareció?

Comentarios