85 estrategias para aprender cómo ahorrar dinero en casa.

¿Si te ofrecen más dinero, dirías que no? En condiciones legales y que no atenten contra tu dignidad, dirías que sí; es natural. La cuestión es que no es probable que pase, pero lo que sí puede pasar, es que aprendas 85 formas para aprender cómo ahorrar dinero en casa.

Día a día cometemos pequeños errores financieros, pero que sumados, se terminan volviendo un atentado contra nuestros planes a futuro.



Recuerda esto:

Si no evitas las fugas de dinero, te estarás alejando cada vez más de tu independencia financiera y eso no es lo que quieres.


Por eso, traemos 85 formas para que aprendas cómo ahorrar en casa, en diferentes áreas.

Cómo ahorrar dinero en casa.

Cómo ahorrar dinero en casa ahorrando agua.

cómo ahorrar dinero en casa

  • No uses el inodoro como caneca.

Si acostumbras botar papel y colillas de cigarrillo, es probable que el inodoro se tape más fácil; y como resultado, gastarás más agua para destaparlo.

  • Pon botellas con agua dentro del tanque del inodoro.

Esto ayuda a que cada descarga que realices sea de menos agua.

  • Cambia tu inodoro (o sistema de descarga)

Lo inodoros viejos no optimizan el agua. De ser posible, cámbialo por uno nuevo. También, puedes instalar sistemas que te permiten habilitar diferentes tipos de descarga. Y así, ahorrarás agua.

  • Usa la lavadora solo cuando la carga esté llena.

En muchas lavadoras, sin importar la cantidad de carga que metas, el consumo de agua es el mismo. Así que si necesitas lavar poco, terminarás desperdiciando más agua.

  • Usa lavadoras de carga frontal.

Las lavadoras de carga frontal, por su sistema, consumen menos agua.

Cómo ahorrar dinero en casa

Si bien es cierto que son más costosas, el ahorro en agua vale la pena. Incluso, las lavadoras de carga frontal cuidan más la ropa, ya que lavan por “gravedad”. Mientras que el sistema de lavado centrifugado de las lavadoras de carga superior, desgastan más las prendas.

  • Usa un balde en la ducha.

La mayoría prefiere bañarse con agua caliente. Y mientras abres la ducha y está se calienta, ¡se pierde mucha agua! Consigue un balde para almacenar esa agua, y utilízala para bajar el agua del inodoro, o regar plantas.

  • Pon un cronómetro en la ducha.

Quedarse bajo el chorro es una sensación increíble…pero costosa. Una buena forma es poner un cronometro o algo parecido. En mi caso, uso esto:

Cómo ahorrar dinero en casa

Es un reloj de arena con una chupa que pego dentro de la ducha.

  • Instala aireadores.

Por default, los grifos no están pensados para optimizar el agua. Un aireador te permitirá reducir un poco el caudal y la cantidad de agua que sale.

  • Cierra la llave mientras te cepillas.

Pareciera que el gasto de agua no es significativo. Pero si cierras la llave mientras te cepilla, te garantizo que a largo plazo verás la diferencia en el consumo.

  • Usa un vaso para lavarte los dientes.

También puedes llenar un vaso de agua y limitarte a esa cantidad de agua para lavarte los dientes. Así ahorrarás bastante agua.

  • Llena un recipiente con agua caliente para afeitarte.

Los que se afeitan con máquina sabrán de qué les hablo. Afeitas, abres la llave para limpiar la cuchilla, y repites. El consumo es enorme de esta manera

Es mejor llenar un bowl pequeño de agua caliente y simplemente afeitas y sumerges la cuchilla para limpiarla.

  • Usa el lavaplatos en lugar de lavar a mano.

Si tienes máquina lavaplatos puedes ahorrar suficiente agua. Siempre y cuando la uses cuando el cupo está lleno.

  • Cuando laves loza, cierra la llave.

Si lo haces como la mayoría, en el lava platos; cierra la llave mientras estás enjabonando.

  • Revisa que no haya goteos.

Los empaques de la grifería y duchas tienen un desgaste natural. Por lo que es normal que por más de que cierres la llave, haya goteos.

  • Revisa que tu inodoro no se quede soltando agua.

También es normal que después de soltar el inodoro, siga saliendo agua. El problema es difícil notarlo. Sin embargo, una forma de darte cuenta, es apagar la luz del baño y alumbrar con una linterna las paredes internas del inodoro. Si ves flujo, llama al fontanero.

  • ¡No botes el agua de la pasta!

¿Cuántas veces has desperdiciado el agua donde cocinas la pasta?…No te respondas, sabes que han sido muchas. La próxima vez, la puedes utilizar para limpiar baños o incluso para regar las plantas. (recuerda dejarla enfriar)

  • No laves el coche en casa.

Lavar tu coche con una manguera es bastante desperdicio de agua. La recomendación es llevarlo a un lava autos. Si no es una opción, hazlo con el agua de un balde.

  • Para limpiar el patio, no uses manguera.

Barrer no es la pasión de nadie. Por lo que muchas personas optan por limpiar sus patios con agua a presión. Te sugerimos hacerlo con una escoba y cada cierto tiempo, para des-percudir el piso, sí hacerlo con agua.

  • No sueltes el inodoro siempre que usas el baño.

Las descargas de agua del inodoro son uno de los gastos que más suman a tu factura. Lo que puedes hacer, es no soltar siempre.

Haz pactos con tu familia. “Si es del 1 déjalo tranquilo. Si es del 2, suelta por favor”.

  • Cierra la llave al lavarte las manos.

Es muy sencillo caer en esta trampa. Al igual que con la cepillada, piensa en el agua que se pierde si no cierras la llave mientras aplicas jabón.

  • Instala una ducha que ahorre agua.

Hay muchas duchas en el mercado que te ahorrarán agua durante el baño.

  • Usar el agua de la lavadora para trapear.

Puedes utilizar el agua del último ciclo de la lavadora para otros fines. Como limpiar pisos, descargar inodoros, etc.


Cómo ahorrar dinero en casa ahorrando luz.

cómo ahorrar dinero en casa

  • Deja que la loza la seque el viento.

Si tienes máquina lavadora de platos, intenta no abusar del uso del ciclo de secado.

  • Baja la temperatura del calentador de agua.

Puedes configurar la temperatura de tu calentador eléctrico. Si quieres consumir menos, bájale algunos grados.

  • Optimiza el uso de la lavadora.

No es solo un truco para ahorrar agua. También ahorrarás bastante luz si usas la lavadora solo cuando tenga el cupo lleno.

  • Conecta tus aparatos eléctricos a una extensión.

Si tienes tus aparatos conectados a una extensión o multi-toma con switch, podrás apagarlos todos cuando no los estés utilizando. Y así, ahorrar energía.

  • Usa focos led.

Al comienzo, podrás ver la compra de los focos led como un gasto, pero con el tiempo verás el ahorro en tu factura.

Hay diferentes marcas, así que puedes comparar diferentes precios y características.

  • Apaga los focos donde no haya nadie.

Es el consejo más evidente, pero muchos no lo aplican. Los muebles de la sala no tienen ningún problema con la oscuridad 😉

  • Revisa tus electrodomésticos.

Los electrodomésticos viejos consumen mucha más energía. Si es hora de cambiar alguno, revisa bien sus especificaciones; para que compres el más eficiente y que más se acomode a tu presupuesto.

  • No uses el horno convencional a menudo.

En términos de ahorro de energía, es mejor usar el horno microondas. O si tienes un horno mucho más pequeño; es mejor que lo uses.

  • Configura tu PC para que hiberne.

Pese a que el gasto de energía los PC’s no es considerable, puedes ahorrar un poco si apagas tu computador o lo configuras para que hiberne; en lugar de dejarlo con el protector de pantalla.

  • Si usas el horno, no lo abras seguido.

Para ocasiones como los 24 de diciembre o el fin de año; es común que las familias preparen pavo o platos por el estilo. En esos casos, asegúrate de no abrir el horno muy seguido.

Esto debido a que siempre que lo abras, la temperatura del horno disminuye bastante, y se necesita más energía para recuperarla.

  • Deja que la ropa la seque el viento.

Si tienes una secadora, o una lavadora que también tiene función de secado; haz lo posible para poner la ropa a secar al viento. Así ahorrarás bastante energía.

  • Lava la ropa con agua fría.

No es necesario que laves toda tu ropa con agua caliente. Revisa cuáles prendas se pueden lavar con agua fría en la lavadora para ahorrar un poco de energía.

  • Desconecta los cargadores.

Es un gasto silencioso y muy común. Si tu celular ya cargó, no dejes conectado el cargador.

  • Usa luz natural.

¡Sube las persianas y deja que entre la luz del día!

  • Revisa la temperatura de tu nevera y refrigerador.

Muchas neveras dejan configurar su temperatura. No es necesario que la tengas al máximo. Consulta con el fabricante cuál es la temperatura ideal.

  • Abre la nevera cuando sea necesario.

Al igual que con el horno, cada vez que abres la nevera cambias la temperatura del interior y se necesita más energía para regularla.

  • No planches tan a menudo.

Asegúrate de planear para planchar suficiente ropa. Así optimizarás el consumo de energía.

  • Utiliza el puesto de la estufa que se acomode al sartén.

Vienen de diferentes tamaños para diferentes necesidades. No hace falta que pongas el sartén más pequeño, y en fogón más grande.

  • No introduzcas comidas calientes a la nevera.

La temperatura de la nevera siempre está regulada. Así que al meter alimentos calientes, la fuerzas a utilizar más energía para volver a la temperatura ideal.

Cómo ahorrar dinero en casa al comprar comida.

cómo ahorrar dinero en casa

  • Ten una lista de compras.

Si no tienes una lista, terminarás comprando cosas que no necesitas.

  • Revisa las fechas de vencimiento.

No quieres comprar alimentos que se venzan antes de que los consumas.

  • Compra productos de temporada.

En determinadas épocas del año, algunos productos son más económicos que otros. Por lo que te recomendamos que investigues cuáles son. Y así puedas ahorrar algo de dinero.

  • Haz un presupuesto para el mercado.

Si tienes un tope de dinero que vas a gastar, esto te obligará a buscar los mejores precios; y por lo tanto, a no gastar más.

  • Ten un límite de tiempo.

Entre más tiempo estés en el súpermercado, te expones a gastar más. Pon un límite de tiempo para acabar con esa tarea.

  • Compara precios.

No dejes de comparar. Recuerda que en los estantes del súpermercado, el producto que está a la altura de tu cabeza, paga por estar ahí. Y por lo tanto, es probable que su precio sea mayor.

No caigas en el facilismo. Hay productos que son absolutamente iguales a precios distintos. Así que puedes escoger un buen producto a menor precio.

  • Revisa las ofertas.

Ten calculadora en mano. Hay algunas ofertas que en realidad no lo son.

  • Compra por internet o apps.

En aplicaciones como Rappi puedes encontrar muchos descuentos. Antes de mercar, revísalas para ver en qué productos te puedes ahorrar algo de dinero.

  • Hazte afiliado.

Muchos súpermercados tienen planes de afiliados. De modo que si realizas compras con ellos, ganas puntos que después puedes canjear por productos.

  • Evita productos envasados o pre-cocinados.

Estos productos tienden a ser más costosos. Y es normal, te ahorran tiempo. Pero si organizas mejor tu día, de seguro sacas tiempo para cocinar.

  • No hagas mercado con el estómago vacío.

Está comprobado. Cuando haces mercado y tienes hambre, tu objetividad se desvanece y compras cosas que no necesitas y en cantidades desmedidas.

Cómo ahorrar dinero en casa en productos de limpieza.

cómo ahorrar dinero en casa

  • Usa camisetas viejas como trapos.

Todos hemos tenido esa camiseta vieja que queremos pero tenemos que dejar ir. No hace falta que la apartes de tu vida; córtala y úsala como trapo par ala cocina o limpia polvo.

  • Usa los cepillos de dientes viejos para limpiar.

Para esos rincones donde el trapo no llega, o para limpiar sifones; puedes usar un cepillo de dientes que esté viejo.

Cómo ahorrar dinero en casa al cocinar.

cómo ahorrar dinero en casa

  • Congela para comer después.

En muchas casas botan la comida que sobra. Si preparas comida de más, simplemente la dejas enfriar y la metes en el congelador. Y un día que no quieres cocinar, solo descongelas y ya está.

  • No metas ollas metálicas a la nevera.

Esto es por 2 motivos principales: La ollas metálicas no conservan bien la comida y es más probable que se dañe. Además, ocupan más espacio.

Puedes encontrar envases de plástico (preferiblemente libres de BPA) y guardar lo que necesites. Además, puedes poner uno encima de otro para optimizar espacio.

  • Re utiliza el agua con la que cocinas.

Si cocinas verduras o pollo, por ejemplo; puedes utilizar esa agua para hacer caldos o cremas.

  • Haz el sofrito para toda la semana.

En algunos países le llaman sofrito, hogao, hogo, salteado, en fin. Si haces la preparación para toda la semana y la guardas en la nevera; ahorrarás tiempo y agua para limpiar los utensilios.

  • Congela las verduras para que no se pasen.

Es posible que algunas verduras se te pasen y pierdas el dinero. Si no quieres que vuelva a suceder; por ejemplo si sales de viaje; puedes congelarlas.

Y para tener un mejor control, anota la fecha en la que las guardaste. Así utilizarás primero, las que llevan ahí más tiempo.

  • Cronometrar tiempos de cocción.

Para no arruinar tus preparaciones y tener que volver a empezar; puedes usar apps para llevar los tiempos de preparación.

Algunas para iOS, son Multitimer o Time-it.

Cómo ahorrar dinero en casa con el coche.

cómo ahorrar dinero en casa

  • Planifica tus recorridos.

Haz un itinerario de los lugares a los que debes ir. Procura, si es viable, cuadrar tus citas médicas y otros compromisos para el mismo día.

Te puedes ayudar de apps como Google Maps o Waze para conocer las mejores rutas y evitar el tráfico.

  • Compara los precios de los seguros.

Cada compañía de seguros tiene precios y características diferentes. Asegúrate de investigar al detalle cuál es la mejor para ti.

  • No abuses del aire acondicionado.

Si no es absolutamente necesario, apaga el aire acondicionado y baja las ventanas. El AC aumenta el consumo de gasolina considerablemente.

  • Revisa la presión de los neumáticos.

Si manejas con un neumático desinflado el auto no va a andar en óptimas condiciones y aumentará el consumo.

  • Compra coche usado.

Es cierto, estrenar es mejor. Sin embargo es un gasto. En el momento que sale el carro del concesionario, ¡ya se desvaloriza considerablemente!

La alternativa es buscar un coche usado que esté en buen estado. Hay dueños que no usan taaaanto sus coches, y ahí es donde está el buen negocio para ti.

  • Revisa el consumo de gasolina antes de comprar.

Antes de comprar coche, revisa muy bien cuál es la relación entre distancia/combustible. Desde ahí empiezas a ahorrar.

  • Siempre mantén el coche en buen estado.

No esperes hasta que no ande para mandarlo a revisar. Recuerda que es más económico arreglar un problema pequeño que un gran problema.

  • Rota las llantas.

No olvides que debes cambiar los neumáticos de posición para que tengan un desgaste parejo. De lo contrarió, el coche no andará bien y terminarás consumiendo más gasolina y se derivarán otros problemas.

  • Haz car pool.

Si sabes de personas que toman tu misma ruta todos los días; lleguen a un acuerdo. No es necesario que vayan 4 personas en 4 coches; si pueden ir 4 en uno solo.

  • Acelera despacio.

Tampoco hace falta que tan pronto se ponga en verde la luz del semáforo, aceleres como si estuvieras en una competencia. Esto solo consume más combustible, te expone más a un accidente y desgasta más las llantas.

  • Suelta el acelerador.

Si ves que ya estás llegando al semáforo en rojo, es más económico desacelerar con tiempo y frenar suavemente; a frenar abruptamente.

  • Usa control de crucero.

El consumo de gasolina se optimiza si mantienes una velocidad constante. La mejor manera de hacerlo es con el control de crucero.

  • No dejes que la gasolina se acabe para tanquear.

La recomendación general, es no dejar que baje de 1/4 de tanque. La razón es que en el fondo del tanque, hay residuos que impiden una combustión óptima. Así que no esperes hasta último momento para tanquear.

  • Si no vas a usar el coche, no llenes el tanque.

Si no vas a usar tu coche en un tiempo, lo mejor es no tanquearlo todo. Está claro, siempre y cuando estés seguro que puedes llegar a una gasolinera.

Lo que sucede es que según la temperatura, la gasolina se evapora.

  • No tanquees cuando hace mucho calor.

Ya sabes por qué 🙂

  • Identifica la gasolinera más económica y planea.

Pon atención al precio de la gasolina por la rutas que sueles transitar. Y planea cuándo tanquear sin que te desvíes del camino.

  • Controla la distancia con el vehículo de adelante.

Para evitar accidentes costosos y mayor desgaste de frenos; no te pegues al vehículo de adelante.

Si estás muy cerca, te sometes a hacer todo lo que hace él. Además, frenar y acelerar constantemente consume más gasolina.

  • Parquea en la sombra.

Esto por 2 razones. No se evapora la gasolina y después no debes prender el aire acondicionado para enfriar el interior del vehículo.

Cómo ahorrar dinero en casa en salud.

cómo ahorrar dinero en casa

  • Haz deporte.

El deporte es la mejor estrategia de prevención que existe. No hace falta que entrenes como si fueras un profesional.

Haciendo 30 min de cardio todos los días notarás un gran cambio en tu salud.

  • No fumes.

Aparte del evidente daño a tu salud, está el gasto de dinero. A la final, estás invirtiendo en perjudicarte.

  • Ten una dieta balanceada.

Intenta alimentarte balanceadamente. Lo sé, hay comida chatarra que es peligrosamente rica; pero si no queremos estar yendo al médico por gastritis, diabetes y demás; el secreto está en decir “no” a los excesos.

  • Busca promociones para medicamentos de primeros auxilios.

Hay medicamentos y utensilios que se pueden necesitar en cualquier momento. Cómo gasas, curas, desinfectantes, pastas para el dolor de cabeza, etc.

Así que debes estar pendiente de las promociones que hay de estos productos.

Cómo ahorrar dinero en casa al comprar ropa.

cómo ahorrar dinero en casa

  • Aprende a coser.

No hace falta que aprendas a hacer vestidos. Pero simples habilidades como coser un dobladillo te permitirán ajustar tu ropa a tu medida, evitar que compres de más y te ahorrarán el dinero del sastre.

  • Busca rebajas.

Antes de comprar, revisa por internet cuáles almacenes tienen descuento. Así ahorrarás dinero y tiempo.

  • Asegúrate de no comprar caprichos.

Para no caer en la debilidad, haz una lista. Abre tu closet y piensa muy bien qué es lo que necesitas en realidad. Y claro está, no te hagas trampa.

Conclusión.

Para ahorrar dinero hay muchas alternativas. Y lo mejor, es que casi todas son aplicables para la mayoría. Esperamos que estas 85 formas de aprender cómo ahorrar dinero en casa, te permitan liberar recursos para futuras inversiones. ¡Éxitos!

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Summary
85 estrategias para aprender cómo ahorrar dinero en casa.
Article Name
85 estrategias para aprender cómo ahorrar dinero en casa.
Description
Día a día cometemos pequeños errores que nos hacen perder dinero. Conoce 85 formas para aprender cómo ahorrar dinero en casa. ¡Te serán muy útiles!
Author
Publisher Name
ModoEmprendedor
Publisher Logo

Comentarios