Alcanza tu máxima productividad evitando estas distracciones.

Sabemos que el día tiene 24 horas que nos deben alcanzar para mínimo trabajar, dormir y comer. Así que planeamos nuestro cronograma de actividades. Nos preparamos con la mejor actitud y creemos que todo está listo. Pro no pensamos si todo está listo para alcanzar nuestra máxima productividad.

Empezamos nuestra jornada cuando de repente escuchamos el sonido de un mensaje de Whatsapp. Después respondemos y procedemos a continuar con nuestro plan de trabajo.

Al poco tiempo llega una notificación de Facebook, la revisamos, damos un like y continuamos con nuestra labor. Para cuando nos damos cuenta ya es medio día y no hemos hecho ni la mitad de lo que teníamos planeado.

No se trata simplemente del tiempo que perdemos en cosas irrelevantes, se trata de que siempre que queremos volver a la actividad que estamos realizando, ocurre algo llamado “residuo de atención“, que nos impide concentrarnos de lleno y alcanzar nuestra máxima productividad.

Lee también: El ingenuo error de hacer varias cosas al mismo tiempo

Una manera de prevenir distracciones, ¡es estando al tanto de cuáles son las distracciones más comunes! Así que revisemos:




Alcanza tu máxima productividad evitando estas distracciones.

Carrerbuilder, una plataforma que facilita conseguir trabajo, junto con Harris Poll, firma encuestadora, sondearon entre 2175 gerentes de Recursos Humanos, acerca de cuáles eran las causas más comunes de perdida de tiempo. Los resultados fueron los siguientes (de mayor a menor incidencia):

  1. Llamadas y textos por celular.
  2. Internet.
  3. Chisme.
  4. Redes sociales.
  5. Email.
  6. Charla con compañeros de trabajo.
  7. Reuniones.
  8. Breaks para fumar o comer.
  9. El ruido de compañeros.
  10. Estar sentado en un cubículo.

¿De cuántas de estas causas has sido víctima?

Como dato curioso, la encuesta también arrojó resultados acerca de las causas más inusuales y extrañas de pérdida de tiempo. Y son empleados:

  • Bañándose (¡¡¡¡BAÑÁNDOSE!!!!) en un lavamanos.
  • Tratando de hipnotizar a otros empleados para que dejaran de fumar.
  • Bebiendo vodka y viendo Netflix.
  • Durmiendo en la silla del CEO.
  • Buscando gatos tiernos en Google.
  • Volando drones en la oficina.
  • Pinchando las llantas del carro de un compañero.
  • Jugando videojuegos en el baño.

Ya sea que tengas una debilidad por revisar Twitter…o por el Vodka, haz lo posible para eliminar estas causas de raíz.

Deshabilita las notificaciones de redes sociales, usa audífonos para no distraerte por conversaciones ajenas, en fin; si es viable, elimina la mayor cantidad de distracciones. Tu tiempo lo agradecerá, alcanzarás la máxima productividad y los buenos resultados llegarán más temprano que tarde.

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Comentarios