Por qué las escuelas matan la creatividad.

La charla TED más vista de todos los tiempos se llama “¿Las escuelas matan la creatividad?” y tiene más de 49 millones de views. 4 millones más que la segunda más vista.

El orador es Ken Robinson, experto en creatividad, ex profesor universitario y autor de The Element, un libro de entrevistas con personas como Richard Branson, Paul McCartney y Arianna Huffington sobre cómo descubrieron su talento.

La charla en sí está llena de historias divertidas y conmovedoras, pero una en particular se destaca.




Es la historia de Gillian Lynne, alguien quien según Robinson, no mucha gente ha oído hablar pero cuyo trabajo todos conocen. Ella es la coreógrafa detrás de obras como Cats y Phantom of the Opera, entre otros.

Gillian no comenzó siendo un gran éxito. De hecho, cuando tenía 8 años, en la década de 1930, su escuela le escribió a sus padres para decirles que pensaban que Gillian tenía un trastorno de aprendizaje.

Lee también: Hackeo cerebral, logra lo que consideras imposible.

Entonces la madre de Gillian hizo lo que harían muchos padres: llevó a su hija a un especialista. Gillian se sentó en sus manos durante 20 minutos mientras el médico y su madre hablaban de sus problemas: molestaba a los demás niños en la escuela, se demoraba en entregar sus tareas, nunca se quedaba quieta, etc.

El especialista le dijo a Gillian: “He escuchado todas estas cosas que me dijo tu madre, necesito hablar con ella en privado. Espera aquí. Volveremos, no tardaremos mucho”.

Los dos adultos fueron a dejar la habitación. Mientras lo hacían, el doctor encendió la radio. Apenas salieron, él le dijo a la madre de Gillian: “Ponte de pie y mírala”.

Como magia, tan pronto como se fueron, Gillian se puso de pie, moviéndose hacia la música. Ya no tenía que sentarse más en sus manos, podía expresarse completamente, de la forma más natural para ella.

Se quedaron mirando durante unos minutos hasta que el especialista le dijo a la madre: “Señora Lynne, Gillian no está enferma … es bailarina. Llévela a una escuela de baile”.

Entonces ella lo hizo. La madre de Gillian la sacó de su escuela tradicional y la llevó a una escuela de baile. Al llegar, Gillian dijo más tarde: “No puedo expresar lo maravilloso que fue. Entramos en una sala y estaba lleno de gente como yo. Gente que no podía quedarse quieta. Gente que tenía que moverse para pensar”.

Años más tarde, Gillian Lynne se convirtió en miembro del Royal Ballet. Contribuyó en algunas de las producciones de teatro musical más famosas de la historia; fue parte de la historia de la danza y gana millones de dólares. En 2014, a la edad de 87 años, fue nombrada Dama Comandante de la Orden del Imperio Británico.

Y, como señala Robinson, “Alguien más podría haberle dado medicación y haberle dicho que se calmara”.

Aproximadamente el 11 por ciento de los niños de 4 a 17 años han sido diagnosticados con TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad), un porcentaje que aumenta cada año.

Eso es casi uno de cada 10.

Durante tres años, trabajé con algunos de ellos. Como tutor privado en la ciudad de Nueva York, fui asignado una y otra vez a estudiantes a los que el sistema consideraba con TDAH.




Llamaremos a uno de ellos Nathan. Era un niño de 13 años brillante, divertido y atlético que odiaba escribir artículos, tener que capítulos sobre la historia de EE. UU. y luego hacer un trabajo. Desafortunadamente, esas actividad eran las únicas que lo podían mantener sentados, pero a Nathan no le gustaban en lo absoluto.

Durante ese mismo tiempo, pasó cuatro horas seguidas construyendo una patineta, con partes que giraban y se movían; una hazaña de ingeniería que él mismo ayudó a diseñar. Hizo la investigación, la ejecutó y disfrutó de los resultados. Lo hizo básicamente sin esfuerzo.

Mi punto es este: no había nada de malo con la capacidad de Nathan para concentrarse, y no había nada malo con la de Gillian Lynne.

En su charla, Robinson da un argumento claro y es que la inteligencia es multifacética e incluye la creatividad, y corremos el riesgo de derrocharla si educamos a las personas de la manera equivocada.

Lee también: 8 tipos de inteligencia que debes conocer. 

Algunas personas necesitan moverse para pensar. Algunos necesitan construir cosas con sus manos. Otros necesitan cantar, tocar el piano o ambos. Algunos saben cómo aprender más rápido, no todos aprenden de la misma manera y no todos piensan de la misma manera.

Ver que las escuelas matan la creatividad y no hacer nada, tendrá un costo muy peligroso. ¿Por qué? Debido a que nuestro sistema educativo actual priva sistemáticamente a niños como Nathan y Gillian, y esto causa un daño extraordinario a la autoestima de niñas y niños (efectos que conducen a problemas de ansiedad y depresión que pueden durar décadas o toda una vida).

Además, y tal vez el problema más apremiante, como lo señala Robinson, es este: si vamos a sobrevivir en las próximas décadas, si queremos resolver problemas masivos que amenazan a las especies, como el cambio climático, lidiar con cambios fundamentales en el mercado financiero global, y navegar por temas como la inteligencia artificial y el surgimiento de robots; será mediante el aprovechamiento de la creatividad y las habilidades de todos los miembros de nuestra población. No solo de aquellos que sobresalen en un sistema escolar que fue diseñado para producir personas listas para trabajar en fábricas.

La charla es increíble. No solo porque es divertido, sabia y conmovedora, sino porque también es un buen recordatorio para todos nosotros:

Cuando se trata de inteligencia, no es todo es tu cabeza.

No solo debemos recordar eso, sino crear sistemas nuevos que realmente aporten al cambio.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

[et_social_follow icon_style=”slide” icon_shape=”rounded” icons_location=”top” col_number=”2″ total=”true” outer_color=”dark” network_names=”true”]

Fuente

 

Comentarios