4 tips para hacer más en menos tiempo

4 tips para hacer más en menos tiempo

En un estudio realizado por Harvard Business Review, se reveló que la mayoría de personas reconoce que la ejecución de tareas es una habilidad crítica en el trabajo, razón por la cual se esfuerzan por llevarlas a cabo lo mejor posible.

Sin embargo, es posible que se esté subestimando la importancia que representa a nivel profesional la habilidad de lograr hacer más cosas sin la necesidad de trabajar por más tiempo.

Jack Zenger y Joseph Folkman señalan que los líderes prestan gran atención a la ejecución, la cual se define como la capacidad de lograr metas y objetivos individuales. De hecho cuando le preguntaron a altos ejecutivos qué tanta importancia le prestaban, la ejecución se encontraba en el primer lugar de una lista de 16 competencias. Otros directivos la clasificaron en quinto lugar, después de la integridad, la honestidad, inspiración y motivación.

Reconocen que hay muchas habilidades en el trabajo que son importantes, pero si quieres obtener mejores resultados, es hora de saber cómo ejecutar más cosas, sin que esto implique trabajar más horas.


1. Se claro y metódico.

Muchas personas tienden a ejecutar actividades sin antes organizarse, tener un plan, o ver claramente el vínculo entre lo que deben hacer y la estrategia del proyecto en la que trabajan.

Tener el talento para organizar a la gente, reunir recursos y luego crear un plan en el que otros estén comprometidos a cumplir, hará que colectivamente mejore el proceso de ejecución. Proporcionar dirección a tu grupo de trabajo y definir quién hace qué, ayudará a la gente a entender cómo su trabajo aporta en la misión de la organización.

Si eres de los que empieza un proyecto sin un plan bien estructurado, y la retroalimentación que recibes se centra en tu falta de planeación, es hora de prestar más atención. Puede que una persona sin experiencia sea desorganizada, pero raramente esto será algo que caracterice a una persona es una posición de mayor responsabilidad.

2. Establece plazos y determina objetivos.

Establecer objetivos ayuda al grupo a estar enfocado en sus metas y estar más satisfechos y comprometidos con los otros integrantes del equipo.

Para ayudar a tu equipo a alcanzar dichos objetivos, es necesario instaurar plazos. Cuando alguien te da una fecha límite, nuestro comportamiento cambia.

Establecer plazos es el camino para cumplir con las metas pactadas. Puedes comenzar preguntándoles cosas como ¿qué necesitarías para lograr este objetivo dos semanas antes?. Encontrarás que desafiando a tu equipo y apoyándolo en el cumplimiento de un objetivo difícil, se sentirán más comprometidos y satisfechos con su trabajo.

Ten en cuenta no pasarte de la cuenta, también se ha encontrado que mucha presión puede erosionar la confianza, lo cual afectará la ejecución de tareas en el largo plazo. Cuando un líder no se ha ganado la confianza de su equipo y les pide un esfuerzo adicional, la gente cuestiona sus motivos y se resiste a sus peticiones.

Por otra parte, involucrar a tu equipo en el establecimiento de objetivos y fechas límite incrementará su sentido de compromiso y autonomía.


3. Da más retroalimentación, especialmente positiva.

Esto tiene que ver con la mejora de la ejecución a través de la motivación intrínseca, en lugar de establecer metas y plazos. Aquellos líderes que son buenos en la ejecución, son expertos en dar retroalimentación. Ellos son capaces de entregar una retroalimentación crítica, se toman el tiempo para escuchar y entender las perspectivas de su equipo, en lugar de simplemente transmitir un mensaje negativo hacia alguien y poner fin a la conversación tan pronto como sea posible.

Dar una retroalimentación positiva da mejores resultados. Se encontró que aquellos líderes expertos en la ejecución dan más retroalimentaciones positivas.

4. Resolver conflictos y crear unidad en el equipo de trabajo.

¿Alguna vez has sido parte de un gran equipo en el cual te sientes a gusto trabajando? Equipos de trabajo como estos, practican las estrategias mencionadas anteriormente y van incluso más allá.

Tienen asignaciones de trabajo claras y sus procesos son coherentes, plazos ambiciosos pero justos, y la retroalimentación es abundante. En estos casos, no sólo es el jefe quien motiva a sus compañeros de trabajo, las expectativas de los miembros del equipo son también poderosos motores de motivación. Crear este tipo de cultura en el trabajo es un importante elemento en la buena ejecución de tareas.

Si bien es cierto que la construcción de sólidos equipos permite un buen rendimiento, la resolución de conflictos es quizá la habilidad que permite realmente sobresalir. Esto se debe a que muchos de los problemas dentro de un equipo se originan por las diferencias entre las personas que lo integran. En equipos de alto rendimiento, las personas confían entre sí, y cualquier diferencia es constructiva y no destructiva o personal.

¿Cuántas de estas habilidades tienes? Quizá puedas decir que eres bueno en dos o más, y reconocer que debes trabajar en las otras dos, pero este estudio demuestra que entre mejor sea el balance entre estas 4 estrategias, mejor será tu habilidad de ejecución y la de tu equipo.

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

¿Cómo te ha parecido?
[Total votos: 0]

Comentarios