Como emprendedores no podemos dejar que la punta del iceberg nos haga olvidar de todo lo que hay bajo el agua, ni que unos cuantos árboles nos impidan ver todo el bosque. Todos los días vemos personas exitosas y desearíamos tener lo que ellos tienen, pero no podemos dejar de pensar en cómo lo obtuvieron.

Entre los triunfadores encontramos varios factores en común, tanto en rasgos de personalidad como en sus costumbres; y es precisamente de un hábito que han adoptado grandes como Tony Robbins y Jack Dorsey (co-fundador de twitter) que trataremos hoy: La meditación.


Existen 2 tipos de inteligencia, la inteligencia cristalizada y la inteligencia fluida. La primera se refiere a nuestra habilidad para utilizar los conocimientos, habilidades y experiencias adquiridas a través de los años. Controla básicamente todos los procesos cognitivos del cerebro. Por el contrario, la inteligencia fluida es nuestra habilidad para utilizar la lógica y resolver problemas completamente nuevos. No se trata de cuánto conocimiento tenemos, pero si de habilidades como la creatividad y la innovación.

Leer un libro, asistir a un curso o escuchar un podcast son suficientes para aumentar nuestra inteligencia cristalizada, pero ¿Qué podemos hacer para desarrollar nuestra inteligencia fluida?.

Estudios han demostrado que existe una técnica que mejorará dramáticamente tu inteligencia fluida y aumentará tu coeficiente intelectual: La meditación.

Siegfried Othmer, Presidente de la división de neuroretroalimentación de la Asociación de Psicofisiología Aplicada, ha demostrado que la meditación no solo funciona para mantenernos estables emocionalmente o reducir el estrés. Othmer condujo una investigación, en donde expuso a los participantes a un método de meditación llamado entrenamiento de onda cerebral. Aquellos que lo utilizaron aumentaron su coeficiente intelectual en 23%.

La meditación te hará más feliz y te conectará con el mundo, es además la herramienta más efectiva para alcanzar tus metas.

“He estado creando compañías, reconstruyendo marcas y promocionando artistas por más de 30 años y les puedo prometer que ninguna herramienta me ha hecho más inteligente, más enfocado y nada ha aclarado mi pensamiento emprendedor como la meditación.” Russell Simons.

Tal vez este nombre no les dice mucho pero si les gustan artistas como Rihanna, Justin Bieber y Kanye West, Russell tiene parte de culpa. Él es más conocido por ser el co-fundador de la compañía discográfica Def Jam Records, además es creador de Argylecture y autor de los exitosos libros Do you (Bestseller) y Super Rich.


La meditación para Simmons tiene muchos beneficios y es además la causa más importante de su éxito, tanto así que escribió el libro Success Through Stillness Meditation Made Simple en el que comparte tips que debemos tener en cuenta para empezar a abordar la meditación de mejor manera:

Lee también: 5 tips para mejorar significativamente tu rendimiento

1. Excusas

En su libro Simmons cuenta que de todas las excusas que la gente inventa para no meditar, la más redundante es “no tengo tiempo”. Pero de las 24 horas del día, ¿cuántas utilizamos para hacer cosas que no podamos posponer bajo ningún motivo? Mmm…¿Durmiendo 8, trabajando 8, comiendo 2, compartiendo en familia 2? En este ejemplo quedan 4 horas y lo único que necesitamos son 20 minutos.

Es normal que inventemos excusas a la hora de hacer algo que no nos parece importante, por eso es vital ver la meditación como una actividad fundamental para nuestra vida. Pensemos en cuánto tiempo y dinero hemos invertido en nuestra preparación académica, en el gimnasio o en alimentarnos más saludablemente. Eso lo hacemos porque es lógico que nos va a ayudar, pero, ¿no es igual o más lógico invertir tiempo en nuestra mente? Alcanzar el éxito requiere paz interior y la mejor manera de conseguirla es a través de la meditación.

2. No juzgar

Se han establecido diferentes tipos de meditación. Simmons practica la Meditación trascendental, que tiene como base la utilización de un mantra. El mantra tiene muchos orígenes y por lo tanto significados. El ejemplo más común es el “Om”, pero el mantra puede ser una oración, una canción, una palabra…puede ser cualquier sonido (dependiendo de la religión) que al repetirlo constantemente vaya desvaneciendo los demás pensamientos hasta que la mente se aclare.

Es importante entender que no es necesario levitar ni entrar en trance para que la meditación tenga éxito. Incluso 20 minutos de combatir contra nuestros pensamientos sirven de catarsis para ver las cosas con cabeza fría.


Lee también: La verdadera relación entre la felicidad y el dinero.

3. Tener paciencia

Cómo todo en la vida, vemos los beneficios pasado un tiempo. Levantando una pesa no tonificamos nuestro cuerpo, ni comiendo un brócoli hemos cambiado nuestros hábitos alimenticios. Matthieu Richard, monje budista denominado el “hombre más feliz del mundo”, la meditación es como regar una planta; no se le puede echar ni mucha ni poca agua y tampoco se puede dejar de regar porque se muere.

Simmons considera mejor meditar poco tiempo varias veces y no mucho tiempo entre intervalos muy largos. La repetición es clave, ya que el objetivo es teñir nuestra mente del color de nuestros mejores pensamientos.

Libros Recomendados:

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter, Instagram y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa

Comentarios

¡Suscríbete a nuestra comunidad!

Y recibe nuestros mejores artículos, información y regalos en tu correo electrónico.

¡Excelente! Eres parte de la comunidad de ModoEmprendedor