Según la ciencia, trabajar desde casa te hace más feliz y mucho más productivo.

Trabajar desde casa es visto algunas veces desde una perspectiva negativa. Se suele pensar que es una forma de evitar el trabajo duro y de incentivar la pereza, pues al no tener a los jefes encima no es necesario preocuparse.

De hecho, esta práctica va en contra de la idea de tener un lugar de trabajo colaborativo e innovador, donde todos participan e interactúan, para resolver problemas, desarrollar proyectos y generar nuevas ideas.


Incluso si tienes la suerte de trabajar desde casa, algunos de tus amigos o incluso familiares pensarán que podrías conseguir un trabajo más serio. Esa es la tendencia, lo que nos han inculcado desde pequeños. Que el éxito esta relacionado con la corbata, la oficina, el carro y el lugar donde vives.

No obstante, el profesor de negocios de la Universidad de Stanford , Nicholas Bloom, afirma que obligar a los empleados a estar en la oficina es una tradición obsoleta, establecida durante la Revolución Industrial. Dicha inflexibilidad ignora los sofisticados métodos de comunicación actuales además de los viajes largos de la casa al trabajo.

En su TED Talk, Bloom explica que el trabajo desde casa es potencialmente tan poderoso e innovador como el automóvil sin conductor.

Como evidencia, Bloom analizo la compañía Ctrip, una de las agencias de viaje más grandes de China con 20.000 empleados y una capitalización de alrededor de 20 millones de dólares.

Los líderes de la compañía, conscientes de los elevados costos de las propiedades en Shanghai, estaban interesados en conocer el impacto de trabajar desde casa. ¿Podrían seguir creciendo mientras evitan los costos exorbitantes del espacio de oficina?


En el estudio se le permitió a la mitad del personal trabajar desde su hogar durante cuatro días a la semana, mientras que la otra mitad tenia que ir a la oficina cinco días a la semana.

El estudio de dos años, reveló que los empleados que trabajaron desde casa tuvieron un aumento masivo en productividad, casi equivalente a un día laboral adicional, principalmente debido a menos distracciones y menos conversaciones sin sentido. Menos lobby y más trabajo.

Lee también: Cambié la jornada de trabajo de mis empleados y mi empresa está mejor que nunca. 

Adicionalmente, los empleados que trabajan desde casa, no quieren perder este privilegio, por lo cual tienden a permanecer más tiempo en sus trabajos, disminuyendo la rotación de personal. Lo que resulta en una gran ventaja para la gerencia pues el retiro de un empleado resulta en una costosa perdida de habilidades y conexiones.

Finalmente, los empleados que trabajaron desde casa eran más felices y, por lo tanto, más sanos, reduciendo los días de enfermedad y el ausentismo. Esto disminuyó los gastos generales de atención médica de la compañía.

Bloom afirmó que la empresa instituyó el trabajo desde casa como una nueva opción para todos los empleados, pues reportó un aumento en las ganancias de $2000 dólares por empleado.

Contradiciendo muchas de las opiniones y los estándares actuales, este estudio ha demostrado que una oficina, no solo es un costo más para una compañía, sino también puede ser un gran distractor para los empleados, quienes a fin de cuenta, no necesitan a un jefe que les este respirando en el cuello para generar resultados.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

 

Comentarios