Si la tecnología nos permite enviar correos electrónicos a las 2am, asistir a reuniones en línea desde cualquier lugar del mundo, crear, compartir y almacenar archivos en servicios como la nube y conocer resultados de producción y ventas por medio de software especializado, ¿por qué tenemos que cumplir con aburridos horarios de 8 a 5?

Creo que todos nos hemos hecho esta pregunta alguna vez. Tal vez en la época de la revolución industrial, la presencia del empleado era fundamental en el puesto de trabajo, sin embargo, en la época de la información y el conocimiento el internet nos ha dado la posibilidad de estar presentes de manera virtual e incluso estamos habilitados para trabajar en cualquier momento del día sin un límite de horas.


A pesar de todos estos cambios los trabajadores continúan levantándose cada mañana a enfrentar el tráfico de sus ciudades para permanecer en una oficina durante 8 horas o incluso más si es considerado “necesario”. Así pasa cada día con la esperanza de la rápida llegada del fin de semana. ¿Qué triste verdad?

La idea de poder soportar el 70% de la semana para poder disfrutar el 30% es una locura Click To Tweet

Así lo afirma Stephan Aarstol, CEO y fundador de Tower Paddle Boards.

Aarstol decidió realizar algunos cambios drásticos en su empresa. Tower Paddle Boards se dedica a la producción y distribución de tablas para surf de remo, por lo cuál pensó que una jornada de 5 horas laborales sería extraordinaria para liberar las tardes de sus empleados e incentivarlos a vivir el estilo de vida de playa que tanto promueve la marca.

De esta manera este emprendedor decidió implementar un horario de trabajo de 8am a 1pm, eliminando la hora del almuerzo, recortando el horario normal en 2 horas sin reducir los salarios.

¿Te imaginas ser libre todos los días a la 1pm para hacer lo que quieras?

Un jefe común pensaría que reducir la jornada laboral generaría resultados negativos por el hecho de trabajar menos, sin embargo, Aarstol prueba lo contrario. Después de efectuar esta medida, su compañía fue catalogada como la de más rápido crecimiento en San Diego y actualmente su equipo de 9 empleados genera $9 millones de dólares en ingresos.

Le estoy dando a mis empleados la oportunidad de tener un estilo de vida mejor que el de cualquier otro empleado, no obstante la pregunta es, ¿qué debemos hacer para ser igual de productivos?

Para dar respuesta a esta pregunta Aarstol asevera que en un horario de 8 a 10 horas la mayoría de empleados utilizan realmente 3 horas para realizar su trabajo. Al no haber limitaciones de tiempo, las personas se vuelven perezosas.

Para asegurarse de no cometer un error con esta maniobra, este emprendedor integro los nuevos horarios como un programa de verano, creando la expectativa de regresar a los horarios normales al terminar la temporada. Un incremento en sus ingresos del 40% probó que su estrategia era un éxito.


Adicionalmente, Aarstol afirma que si bien esta estrategía no puede ser aplicada en algunos puesto de trabajo, si aplica para la gran mayoría de empleados del conocimiento y la información, sugiriendo las siguientes medidas para que trabajar menos tiempo funcione para cualquier persona.

De ahora en adelante aplica la regla 80-20, la cual esta fundamentada en el reconocido principio de Pareto que establece que el 80% de los resultados proviene del 20% de los esfuerzos. Si identificas aquellas actividades que te generan el 80% de los resultados, serás capaz de eliminar las demás.

Adicionalmente es necesario comunicarle a los clientes cuando la empresa esta disponible para ellos. Si bien este fue uno de los grandes miedos, pues se pensó que la calidad del servicio al cliente se vería afectada, nada cambió. Estar disponible las 24 horas no es necesario.

Otro importante elemento para aumentar la productividad es el uso de tecnología para agilizar procesos que se pueden automatizar. El uso de autorespondedores y la creación de video tutoriales para que los clientes resolvieran sus dudas por si mismos fue vital para mecanizar procesos innecesarios.

Por último la libertad que le brinda esta nueva estrategia a los empleados, les da también el poder de decidir cuando quieren trabajar más. De esta manera sin ser una obligación algunos lo hacen solo por ser mejores en su trabajo.

Mover a mis empleados a una jornada de 5 horas diarias fue una de las decisiones más difíciles que he tomado, pero hoy mis empleados son más felices y son más productivos”Stephan Aarstol.

Libros Recomendados:

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

Artículos relacionados

Comentarios