¿Te has preguntado qué tanto puedes hacer y aprender en tan sólo una hora?

Una hora es lo que te demoras en levantarte, bañarte, vestirte, desayunar y salir al trabajo.

Una hora es lo que te demoras en tu desplazamiento diario hacia tu lugar de trabajo, es lo que dura un capítulo de Games of Thrones, por ejemplo!

Te imaginarias si conscientemente dedicaras una hora de tu jornada diaria en aprender o hacer algo de tu interés, deliberadamente.



Warren Buffett pasa de cinco a seis horas al día leyendo cinco periódicos y 500 páginas de informes corporativos. Bill Gates lee 50 libros por año. Mark Zuckerberg lee al menos un libro cada dos semanas. Elon Musk creció leyendo dos libros al día, de acuerdo con su hermano. Oprah Winfrey asegura que la lectura fue una gran aliada en su éxito: “Los libros eran mi pase a la libertad personal”. Arthur Blank, cofundador de Home Depot, lee dos horas todos los días.

Lee también: Cómo leer 12 libros al año fácil y sin esfuerzo.

Esta práctica de actividades deliberadas por una hora se le conoce como la regla de 5 horas, “5-hour rule.”

Michael Simmons, Co fundador de Empact nos describe en su artículo los factores clave de esta regla.

El concepto básico es el “espacio vacío”. Para entender mejor esto Simmons toma el ejemplo del maestro del ajedrez y campeón de artes marciales Josh Waitzkin, quien en lugar de apretar sus días para obtener máxima productividad, en realidad hace todo lo contrario. Waitzkin, quien también es autor del libro “El arte de aprender”, crea a propósito un momento de su día para la “indisciplina”, es en este momento donde este “espacio vacío” es dedicado al aprendizaje, la creatividad y hacer las cosas con mayor calidad.

“He construido una vida entorno a tener un espacio vacío para el desarrollo de mis ideas en el proceso creativo, y para el instaurar un estado fisiológico que sea lo suficientemente receptivo que me permita sintonizarme muy profundamente con la gente con quien trabajo. En este proceso creativo es fácil encontrar la eficiencia y dar por sentado el trabajo interno que toma estar al filo de la eficiencia y la creatividad”

Integrar este espacio vacío a tu vida permite:

  1. Planificar detalladamente el aprendizaje: Esto nos permite pensar cuidadosamente acerca de lo que queremos aprender. No solo deberíamos tener metas de lo que queremos lograr, también deberíamos tenerlas para lo que queremos aprender.
  1. Práctica deliberada: En lugar de hacer las cosas de forma automática y sin mejora alguna, podemos aplicar los principios de la práctica deliberada y así seguir mejorando. Esto significa hacer las cosas y tomarte el tiempo de obtener una retroalimentación honesta sobre nuestro trabajo y mejorar en habilidades específicas.




  1. Reflexiona: Esto ayuda a obtener una mejor perspectiva de las lecciones aprendidas y asimilar nuevas ideas. También contribuye al desarrollo de momentos reflexivos que te llevan a avances creativos. Caminar, por ejemplo, es una excelente manera de procesar puntos de vista, grandes como Beethoven, Charles Darwin y Steve Jobs, fanáticos de las caminatas lo demuestran. Otra forma es a través de poderosos compañeros de conversación.
  1. Dedica tiempo sólo al aprendizaje: Esto incluye actividades como leer, tener conversaciones académicas o filosóficas, toma clases de algo, observa a los demás, entre otras.
  1. Resuelve los problemas en la medida en que se presenten: La mayoría de la gente experimenta problemas durante el día que ignora todo el tiempo para poder continuar con su lista de tareas pendientes. Tener este espacio vacío crea el momento para hacer frente a pequeños problemas antes de que se vuelvan demasiado grandes.
  1. Efectuar pequeños experimentos pude mostrar beneficios potenciales: Sea que un experimento funcione o no, es una oportunidad para aprender y poner a prueba tus ideas.

Entonces, ¿cuál es la diferencia que la regla de las 5 horas hace?
Centrarse en el aprendizaje “automatiza” nuestros comportamientos para que podamos seguir aprendiendo en lugar de estancarnos. Cada evento es una oportunidad para mejorar. Al concentrarse en el aprendizaje como estilo de vida, se obtiene mucho más en el largo plazo.

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas. Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter, Instagram y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

Comentarios

¡Suscríbete a nuestra comunidad!

Y recibe nuestros mejores artículos, información y regalos en tu correo electrónico.

¡Excelente! Eres parte de la comunidad de ModoEmprendedor