El dinero es para gastarlo no para ahorrarlo.

Te parecerá un poco extraño que te estemos diciendo que el dinero es para gastar y no para ahorrar, pero no escribimos este titulo solo para que leyeras el artículo, es cierto.

El dinero es simplemente un medio, una herramienta. Nunca pienses en el dinero como un último objetivo o entrarás en grandes decepciones. Su funcionalidad es ayudarnos a conseguir lo que queremos y desde ese punto de vista debemos gastarlo.




El ahorro es claramente un hábito determinante al momento de pensar en tu futuro financiero, sin embargo, no es un fin último.

Ahorrar por ahorrar no es inteligente. Si ahorras es porque tienes un objetivo claro sobre lo que harás con ese dinero, es decir, para gastarlo.

Hemos mencionado en otros artículos la importancia de empezar a depositar tu dinero en diferentes categorías, como por ejemplo en una categoría de emergencia. En este caso haremos una excepción. Como su nombre lo dice este dinero solo se utiliza en caso de emergencia, antes no.

¿De qué te sirve tener el dinero en una cuenta de ahorros? O lo que es peor, debajo del colchón.

Carl Richards, autor de The One Page Financial Plan, explica que el retorno de la inversión de las experiencias puede ser difícil de cuantificar. Es fácil calcular los beneficios que obtendrás sobre productos físicos, como tu teléfono o un computador. Pero ¿cómo determinas el retorno de la inversión de una experiencia?

La memoria y la diversión son conceptos abstractos y relativos de cada individuo. Por lo cual no se pueden medir. Richards argumenta que probablemente es mejor gastar el dinero en una experiencia que ahorrar por el bien de ahorrar.

Muchas veces no invertimos en nuevas experiencias porque nos sentimos culpables de gastar el dinero, pero si no tienes un objetivo, usa ese dinero para experimentar nuevas cosas, para pasar un buen momento con las personas que amas. A fin de cuentas, como el dinero, la vida es para vivirla no para ahorrarla.


Que no llegues a viejo arrepentido por todo lo que no hiciste.

Por supuesto, esto no se aplica a todas las situaciones. No querrás usar esto como justificación para gastar dinero que no tienes. Si estás viviendo esperando cada mes el siguiente pago o luchando por salir de una de deuda, esa es una historia diferente.

Lo que queremos que entiendas es esto. Sí, ahorrar dinero es importante, especialmente para objetivos claros. Pero el objetivo de la administración del dinero no es privarte por completo y solo ahorrar por ahorrar.

Ahora bien, los sacrificios son importantes, si sabes que absteniéndote, obtendrás algo mejor, hazlo. Lo importante es tener un objetivo, algo por qué luchar, una motivación, un propósito.

Crea objetivos, consigue y ahorra el dinero para materializarlos. Busca la manera de invertir y usa tu dinero para eso.

Invertir en ti, en tu educación y en tu futuro, paga los mejores dividendos. Click To Tweet

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

 

Comentarios