Cuánto dinero necesito para crear mi empresa: 5 factores para determinar el valor.

La creación de nuevas empresas se ha incrementado a una velocidad acelerada en los últimos años. Cada vez son más y más las personas que se dan cuenta de las ventajas de ser dueños de su propio negocio, y que a pesar del riesgo, permanecer en un empleo ya no es un sinónimo de seguridad.

Afortunadamente, este es el mejor momento de la historia para crear empresa, es hoy precisamente el día que debes empezar a luchar por esa idea que ha estado rondando en tu cabeza desde hace días o incluso meses.




Gracias a los avances tecnológicos, tenemos la posibilidad de acceder a información que años atrás hubiera sido imposible de adquirir. Tenemos la posibilidad de comunicarnos en tiempo real sin importar nuestra ubicación, de vender productos sin estar presentes, de ofrecer un servicio y ganar dinero incluso cuando estás dormido.

Lo más importante y el motivo por el cuál estamos escribiendo este artículo, es que crear tu propio negocio hoy, es más económico que nunca. Pero seguramente te estás preguntando cuánto dinero necesito para crear empresa.

Claramente necesitarás planear, crear un producto o servicio, diseñar un modelo de negocio, probarlo, hacer un estudio de mercado y validar tu idea. Estas actividades te costarán más tiempo que dinero.

Lee también: Cómo crear una empresa (Guía de 8 pasos indispensables)

Los costos para empezar una pequeña empresa pueden variar ampliamente en función de diferentes factores. Por eso no podemos darte un número exacto. El tipo de negocio que piensas crear, su ubicación y si necesitarás colaboradores.

5 Factores para determinar cuánto dinero necesito para crear empresa.

1. La ubicación del negocio.

Tendrás que pensar en dónde es más conveniente que empieces, ya que esto tendrá un impacto directo en tus costos iniciales.

Por ejemplo, si está comprando o alquilando una unidad o instalaciones especializadas, necesitarás encontrar el dinero para la compra o el alquiler, así como también debes pensar en servicios e impuestos.

Lee también: Cómo tener una linda oficina cuando estás empezando tu empresa.

Sin embargo, si planeas operar el negocio desde tu casa, tu inversión inicial será considerablemente menor. Incluso es la manera más inteligente para probar tu modelo de negocio.




Si te gusta la moda, y quieres lanzar tu propia marca de ropa no pienses directamente en empezar abriendo una tienda física. Podrías empezar vendiendo online con una tienda virtual. Tus posibles clientes verían tus productos desde su celular y tendrían acceso a ellos las 24 horas del día. Empezar con un local será mucho más riesgoso para ti y tu finanzas.

Lee también: 5 excelentes ideas para ganar dinero extra y desde casa.

2. El tipo de negocio.

Si tu nueva empresa implica la venta de un servicio basado en tus habilidades, por ejemplo, traducciones, asesorías contables o incluso clases de matemáticas tus costos de puesta en marcha probablemente serán considerablemente más bajos que aquellos que planean vender productos que primero deben comprar.

Vender tus habilidades solo requerirá de una inversión para promocionar tu negocio, pero para vender un producto físico debes invertir en stock y también en promoción.

Un negocio por internet siempre tendrá muchas ventajas a nivel económico, lo que te permitirá tener un inicio más amigable y altas probabilidades de crecer con mayor velocidad.

Lee también: 5 razones contundentes para crear una empresa por internet.

3. Los equipos.

Sin importar el tipo de negocio, es muy probable que necesites algún tipo de equipo. Esto podría ser algo tan simple como una computadora y un teléfono, o podría significar comprar herramientas o maquinaria especializado. Calcula exactamente lo que necesitas para poder empezar.

Cómo lo mencionamos anteriormente una empresa por internet, sólo necesitará un computador y por supuesto una conexión a la red. Si tu idea es montar un café, tendrás que enfrentar una inversión mucho mayor. Maquinas de café, hornos y neveras para preparar y refrigerar productos adicionales y al menos una caja registradora.

Claramente si tienes una idea que requiere de una alta inversión, no queremos desanimarte, solo queremos que analices las opciones y tomes decisiones acordes a tus posibilidades. Adicionalmente que tengas en cuenta que el equipo es un factor de gran impacto en la inversión inicial de tu empresa.

4. Hago todo yo o subcontrato.

Si vas a recibir ayuda desde el principio o a subcontratar algún proceso, tendrás que tomar en cuenta los salarios y el pago de los servicios al calcular tus costos iniciales.

Si quieres disminuir estos costos iniciales, podrías asociarte en vez de pagar un salario. Considera tus posibilidades pensando en el largo plazo. Si te asocias tendrás que dividir las ganancias, pero el crecimiento y el desempeño de tu negocio podría ser más rápido y constante con un socio a tu lado.

5. Otros costos.

Existen otros costos en los que tal vez necesites pensar. Por ejemplo:

Aunque el diseño y configuración de un sitio web es una actividad que puedes hacer tu mismo, algunas personas no están dispuestas a invertir el tiempo necesario para hacerlo. Así mismo puedes pensar que tu mismo puedes llevar las cuentas de la empresa, y aunque no es imposible a fin de cuentas necesitaras un contador certificado que lleve tus libros de la manera correcta.

Haz los cálculos necesarios según tu idea de negocio. Podrías pedir ayuda a amigos y familiares o podría buscar inversiones externas a través de esquemas como Kickstarter. Para conocer más sobre este tema lee el artículo Qué es el crowdfunding y cómo utilizarlo. 

Sin embargo, si planeas pedir dinero prestado en forma de préstamos, ten en cuenta el costo adicional de pagar la deuda.

Lee también: Cómo iniciar un negocio sin pedir un préstamo.

Si pides prestado grandes cantidades, podrías enfrentar problemas a la hora de pagar las mensualidades, especialmente en los primeros mese cuando tu negocio es muy joven e inestable.

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Comentarios